Ciudades

Su expareja le desfiguró el rostro con una botella

Cirugías. La madre de la víctima pide ayuda para las operaciones

Impotencia. La madre de la víctima explica cómo fue agredida su hija.

Impotencia. La madre de la víctima explica cómo fue agredida su hija. Miguel Rivas.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:30 / 22 de enero de 2015

El exconcubino de Katherine C. de 22 años, atacó a su expareja con una botella rota, le ocasionó severas lesiones en el rostro y la desfiguró. Hay el riesgo de que ella pierda la vista. La madre de la víctima pidió ayuda económica para la reconstrucción facial.

Inconsolable, Magaly R. dijo que su hija se encuentra deprimida y  su situación física es delicada, porque necesita de al menos tres nuevas intervenciones quirúrgicas para reconstruir la piel dañada tras el ataque de su expareja, el 2 de enero de este año. “Quiero justicia, a mi hija solo le dieron 14 días de impedimento cuando, por las lesiones, deberían darle como mínimo 40 días o más”, declaró a La Razón.

También contó que su hija fue atacada porque inició un proceso legal en contra de su expareja para que éste le pase las pensiones familiares al hijo de ambos, que tiene tres años de edad. La solicitud de Katherine C. provocó la ira de su expareja. Además, continuó Magaly, él salía con otra mujer hacía seis meses y se negaba a cancelar las pensiones familiares.

El fiscal de materia asignado al caso, Ronald Chávez, señaló que el agresor, identificado como Gustavo  G. M., quien guarda detención preventiva en el penal de San Pedro es acusado por el delito de violencia intrafamiliar y doméstica, por el que podría ser encarcelado hasta cuatro años.

Ataque. El 1 de enero de este año, Katherine C. había asistido a un acontecimiento social, lo mismo que Gustavo G. M., ambos por separado. La madrugada del 2 de enero, los dos se encontraron luego de salir de los salones de fiesta a los que acudieron y tuvieron una pequeña discusión que derivó en el ataque, sostuvo el fiscal.

La señora Magaly expresó que su hija al ver a su expareja con otra mujer le pidió que le pague para mantener a su hijo. Luego, al verlo enfurecido, escapó del lugar, pero fue interceptada en la calle 5 de la zona 12 de Octubre. “Ella relata que sintió que la agarraban por atrás y luego que le comenzaba a arder la cara, se trataba de los cortes con una botella rota que le hacía Gustavo en compañía de una mujer que en este momento se encuentra prófuga”, afirmó.

Katherine C. se desmayó y comenzó a desangrarse. Un taxista la auxilió y la llevó a un centro de salud, donde fue atendida. Ya fue intervenida quirúrgicamente hace menos de 15 días, le hace falta otras tres intervenciones y necesita de recursos económicos para pagar las operaciones.

Pretenden ampliar la acusación en el juicio

El fiscal de materia Ronald Chávez dijo que se pretende ampliar la acusación en contra de Gustavo G. M. de violencia intrafamiliar o doméstica a lesiones gravísimas. “El agresor es por ahora acusado de violencia doméstica,  pero estamos esperando la valoración del forense para ampliar a lesiones gravísimas y esto le podría significar estar encarcelado durante  diez años”, indicó. Los médicos forenses deberán demostrar que las lesiones que le quedarán en el rostro no se perderán de forma fácil, aunque la víctima sea intervenida quirúrgicamente para restaurar la piel dañada.

Chávez lamentó que este tipo de casos sucedan luego de que las parejas o exparejas se encuentren en estado de ebriedad. “Hay al menos 5.000 casos de violencia familiar cada año en El Alto. Además, unas 200 mujeres sufrieron agresiones de este tipo”, manifestó el fiscal. Este último caso se encuentra en la atapa preparatoria para el juicio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia