Ciudades

En El Alto, sólo un centro infantil de 80 privados tiene acreditación

La Gobernación informa que sólo un centro infantil privado, de los 80 que funcionan en El Alto, cuenta con acreditación. A pesar de ello, continúan prestando servicios.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

01:58 / 25 de marzo de 2013

En El Alto funcionan 80 centros infantiles privados, pero sólo uno  de ellos tiene acreditación de la Gobernación de La Paz. Los demás trabajan en infraestructuras adaptadas y con personal sin calificación.

Estos datos fueron proporcionados por el psicólogo del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la gobernación paceña, Marco Herrera. “Sólo hay un centro que hizo el trámite ante nuestra unidad, se trata de Rayitos de Cielo. Los demás que se estiman son 80 centros privados, lo mismo sucede con los centros municipales, de ellos ninguno está acreditado y esto es preocupante”, describió así la situación de estos albergues.

Hace menos de un mes, dos menores de edad perdieron la vida en dos de estos centros infantiles privados. Uno en el centro Picardías, donde un menor de ocho meses falleció, aparentemente, atragantado.

Y el otro en el centro San Martín de Porres, en el cual otro niño que tenía problemas de autismo cayó a un pozo que no estaba tapado y murió ahogado. La Gobernación ratificó que ninguno de éstos tenía acreditación oficial para funcionar, es decir que eran ilegales. Uno de ellos, Picardías, cerró luego del problema con el menor de edad, pero el otro continúa funcionando. Transacción. En el primer caso, la Gobernación tiene la información de que sus dueños transaron con los padres del neonato a cambio de un monto de dinero, que no fue revelado. En el segundo, el Gobierno Autónomo Departamental inició una investigación que hasta el momento no concluye.

Herrera dijo que sí se mantiene el encubrimiento percibido hasta el momento, pues ninguno de los funcionarios da información veraz sobre los responsables, esta unidad de apoyo a los niños será cerrada de manera definitiva. De lo contrario, señaló que el responsable deberá ser procesado por la vía penal, porque se trata de un caso en el que hay un fallecido.

Esta autoridad indicó que los centros infantiles privados tienen dos deficiencias principales, cuales son de falta de ambientes para las diversas tareas que debe cumplir un sitio de acogida de menores de edad, y la carencia de personal capacitado para estas labores, como son las parvularias. Mencionó que en estos lugares se encuentra personal empírico que ejerce esta función sin haber estudiado.

El funcionario apuntó que una de las formas en las cuales es posible detectar la falta de formación es cuando éstos se refieren a los centros como guardería, término que fue desechado por ser inapropiado para estos lugares.

La Razón visitó tres centros infantiles entre ellos Rayitos de Cielo, el único que cuenta con autorización para funcionar. En éste se nota una inversión económica porque sus ambientes son especializados para la estimulación y el aprendizaje infantil.  

Éste funciona desde 2009 en Ciudad Satélite. “Tenemos seguridad con cámaras en cada una de las habitaciones para que los niños y niñas estén seguros, un servicio de minibús de puerta a puerta para los padres que así lo requieran y los pisos necesarios con aulas y ambientes para las diferentes actividades”, explicó la encargada Ángela Sarmiento.

El segundo centro visitado es Sólo Guaguas, que a diferencia de Rayitos de Cielo funciona en una vivienda adaptada frente a la plaza de Ciudad Satélite. Los ambientes están en una sola planta donde los que antes fueron los dormitorios sirven como aulas, salas de juegos y comedor. El patio familiar fue techado para que los niños y niñas juguen en columpios o resbalines.

La administradora de este centro, Sandra Ortiz, admitió que no cuenta con acreditación, pues le falta presentar documentos y criticó que tanto la Alcaldía como la Gobernación otorguen permiso lo que a su criterio enmaraña el trámite. “Es un enredo, pero lo estamos haciendo”, aseguró.

En el tercer centro infantil, sin nombre y con las cinco vocales colocadas en su ventana no quisieron brindar información acerca de su funcionamiento con el argumento de que es nuevo y de que los alumnos no estaban en el lugar. Se trata de otra vivienda familiar adaptada para los niños.

La Gobernación tiene sólo tres funcionarios para realizar el control de estos centros infantiles, tanto de la ciudad de La Paz como de El Alto. Herrera aseguró que se efectúan operativos permanentes, pero admitió que ninguno fue cerrado, pese a que 79 privados funcionan sin licencia.

Enumeró que se entregan llamadas de atención, en tres oportunidades, para luego proceder con las sanciones, que aún no fueron aplicadas en ningún caso.

Centros se trasladan por tácticaEspacio

La cantidad de educadoras en los centros varía según el número de menores de edad inscritos y el espacio que se les brinda a ellos. Lucro

Según el psicólogo del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) Marco Herrera, muchos centros abren por lucrar y no por beneficio social.Cambio

Hay centros infantiles que cambian de zona para evitar ser descubiertos y obligados a pagar impuestos. Huyen de los registros.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia