Ciudades

500 competidores en la XIII carrera de coches sin motor

Alegría. La prueba empezó en Villa Victoria y llegó hasta el Centro

Tradición. Varios de los participantes y sus copilotos cerca de la meta, en la Mariscal Santa Cruz.

Tradición. Varios de los participantes y sus copilotos cerca de la meta, en la Mariscal Santa Cruz. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

01:55 / 28 de julio de 2014

“Compito desde mis dos años,  ahora que tengo seis ya soy campeón”, dijo Alfredo Pabón, quien junto a su prima Quimberly Paz, de ocho, ganaron la categoría carrocería metálica con llantas de goma, ayer en la XIII Carrera de Cochecitos Sin Motor 2014. Ambos niños llegaron a la meta  en 17 minutos y 15 segundos. El evento fue organizado por el Gobierno Municipal de La Paz.

“Durante 13 años se desarrolla en el municipio esta carrera el último domingo de julio. Queremos rescatar nuestras tradiciones, algo que ha caracterizado a nuestra ciudad”, señaló a La Razón la directora de Deportes del gobierno edil, Jannet Ferrufino. La competencia se remonta a los años 50.

La prueba comenzó a las 08.00 y concluyó cerca de las 11.00. Se corrió desde la calle Quiabaya, en Villa Victoria, pasando por la avenida Quintanilla Zuazo, Daniel Salamanca, Vásquez, Montes, hasta la avenida Mariscal Santa Cruz.

Se vivió una gran emoción, particularmente cuando los bólidos arribaban a la meta. En la mayor parte de la competencia fueron los padres quienes ayudaron (empujaron o frenaron) a los niños competidores.

Participaron cerca de 500 niños corredores, entre niños de seis, adolescentes de 12 y 15, hasta adultos mayores, en cinco categorías: coches de madera con rodamientos (los ganadores fueron Elvis Coarite y Franklin Calcina), de madera con llantas de goma (María Pérez y Samuel Flores), de carrocería metálica, especial libre menores (Mariluz Coya y Braian Coya) y libre mayores (César Villca y Rodrigo Lliulli). El encargado de recibir a los ganadores con una bandera a cuadros fue el director de Gobernabilidad, Pedro Susz.

Ferrufino dijo que algunos de los vehículos que ayer se presentaron en la prueba ayudaron, incluso, a ganar a los abuelos de los ahora participantes. Roberto Paredes, de 11 años, fue campeón anteriormente en dos oportunidades con un auto que usó a la vez su hermano mayor, también campeón hace 20 años, cuando se corría en la plaza Villarroel. “Al año continuaremos con el mismo coche, pues es veloz”.

“Me gusta (correr),” indicó por su parte Lucy Vásquez, de cinco años y quien estaba vestida de pollera. Su copiloto fue su padre, quien diseñó y construyó su vehículo en un mes. “El asiento es de bebé, hay retrovisores y sistema de frenos, todo completo”, dijo el padre mecánico. Los premios para cada uno de los tres primeros puestos de las categorías incluyeron trofeos, medallas, balones, patinetas, celulares y otros donados por los auspiciadores.

“Muchos de los grandes corredores se iniciaron en esta actividad que la seguimos organizando año tras año, ya que permite la participación de la familia paceña”, explicó Susz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia