Ciudades

Evo pide una sanción drástica

El Presidente solicitó una investigación de las causas del accidente. Fallecieron tres funcionarios de la Gobernación del Beni. Autoridades hallaron la caja negra del avión.

Restos. La aeronave, casi al anochecer, cuando se sofocó el fuego.

Restos. La aeronave, casi al anochecer, cuando se sofocó el fuego. AFKA.

La Razón / Erick Ortega / La Paz

04:35 / 04 de noviembre de 2013

El presidente Evo Morales pidió que se realice una profunda investigación de las circunstancias en las que se estrelló la aeronave de Aerocon en la localidad de Riberalta (Beni) provocando la muerte de ocho personas y dejando heridas a otras diez. La primera autoridad también solicitó sancionar drásticamente a la compañía.

En declaraciones a la agencia estatal ABI, el Mandatario dijo: “He pedido una profunda investigación”. Además, expresó su dolor y solidaridad con los familiares de las víctimas de la tragedia.

Por su parte, el vocero de la empresa Aerocon, Nelson Kinn, declaró, en contacto telefónico con La Razón, que agradecía la preocupación del Presidente. “Esperemos que con sus buenos oficios la investigación sea rápida y se pueda concluir a la brevedad para conocer las causas (del siniestro). Nosotros, de momento, no estamos ocupándonos de buscar las causas del hecho, sino que nos preocupamos de la gente que estaba en el avión”, remarcó.

Tras conocerse la noticia del accidente, el gabinete de crisis de Aerocon se reunió de emergencia y —agregó Kinn— la única preocupación que existe es la atención al “factor humano”.

Tatiana Lara, responsable de Comunicación de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), comentó que las pesquisas para determinar las causas del siniestro comenzaron desde ayer. “Desde el momento en que se recogió la caja negra empezó la averiguación”, afirmó. Hoy comenzará el análisis técnico y científico, cuyos resultados ayudarán a establecer las causas del accidente.

La caja negra graba las comunicaciones de los pilotos con las torres de control de los aeropuertos de origen y destino y registra las actividades de los instrumentos de navegación de las naves.  El reporte inicial y extraoficial que recibió la DGAC indica que la probable causa del siniestro fue la baja visibilidad imperante en el aeropuerto de Riberalta, producto del mal tiempo.

De acuerdo con un reporte de la agencia estatal ABI, se trata del cuarto accidente que sufre la flota de aeronaves de Aerocon. El 6 de septiembre de 2011 se dio por desaparecida a otra aeronave de la misma empresa que salió del aeropuerto de  Santa Cruz de la Sierra con destino a la ciudad de Trinidad.

Tres días después se encontró al avión con matrícula CP 2548 siniestrado cerca de Laguna Brava, a unos 20 kilómetros del aeropuerto de destino. Ocho de sus ocupantes fallecieron y sólo uno sobrevivió. Minor Vidal, fue encontrado por un equipo de rescate encabezado por la Fuerza de Tarea Diablos Azules deambulando en la selva.

El sobreviviente contó que vio morir a los otros pasajeros que viajaban con él. Se armó de valor y empezó a caminar en procura de ayuda. Estuvo andando durante tres días antes de ser encontrado y rescatado. Dos de los diez heridos están con diagnóstico grave, el piloto y la copiloto, y fueron enviados a nosocomios de Santa Cruz.

Gobernador Lens tenía que viajar en la nave

El gobernador del departamento de Beni, Carmelo Lens, tenía previsto viajar en horas de la tarde del domingo, junto a su esposa, de Trinidad a Riberalta —ciudad de la que es oriundo—, en la aeronave de Aerocon que se accidentó con el saldo de ocho personas fallecidas y diez heridas.

Uno de los hombres cercanos a la autoridad contó a La Razón que Lens se salvó de tomar el avión porque cumplió todas sus actividades en menor tiempo al previsto y se embarcó en otro de la misma compañía en horas de la mañana. “Había la opción de que la autoridad viaje en aquella aeronave, pero gracias a Dios no se subió al avión. Pero otros funcionarios de la Gobernación sí lo hicieron y tres fallecieron”.

Los trabajadores de la repartición departamental viajaron hacia Riberalta en el avión Fairdchild Metro 23 para entregar un proyecto denominado Luz para mis ojos, que beneficia con atención médica a personas con problemas de la vista.

Además, debían desarrollar actividades de otro proyecto del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) llamado Sonrisa feliz (programa de atención dental). Los tres fallecidos eran odontólogos.

Los proyectos sociales mencionados que requerían la presencia de los funcionarios se realizan en las localidades de Guayaramerín y Riberalta. “Después del accidente se suspendió todo este programa”, relató la fuente cercana a Lens, quien solicitó guardar su identidad en reserva.

La Razón intentó comunicarse con el Gobernador; pero se negó a conversar con los medios de comunicación. Lens acudió al lugar del desastre apenas se enteró de la tragedia. Está previsto que la primera autoridad departamental retorne a la ciudad de Trinidad durante esta jornada.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia