Ciudades

Expropian 50 ha para el relleno; la dueña solicita Bs 1,5 millones

La apropiación del lote cuenta con la ordenanza municipal 098/2013, aprobada el 4 de marzo de 2013, que instruye que el proceso se realice con base en el precio catastral, que es un valor colocado por el municipio y no por el mercado.

Info botadero El Alto.

Info botadero El Alto.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

00:45 / 12 de junio de 2013

La Alcaldía de El Alto expropió 50 hectáreas de terreno en el Distrito 13, en la zona El Ingenio, para la reubicación del relleno sanitario y la instalación de una planta de tratamiento de residuos sólidos. La propietaria pidió Bs 1,5 millones, pero el gobierno municipal realiza el avalúo.

La apropiación del lote cuenta con la ordenanza municipal 098/2013, aprobada el 4 de marzo de 2013, que instruye que el proceso se realice con base en el precio catastral, que es un valor colocado por el municipio y no por el mercado.

“Ahora la unidad jurídica de la Alcaldía debe documentarse, lo mismo que la propietaria, para poder hacer la transferencia. Ésa es la última etapa pero con la ordenanza ya nos sentimos propietarios”, declaró el director de Residuos Sólidos, Mario Siñani.

La autoridad calculó que las 50 hectáreas pasarán a propiedad de la Alcaldía hasta septiembre. Esa extensión está ubicada a tres kilómetros del actual botadero de Villa Ingenio. Siñani explicó que se realizaron estudios de suelo y medio ambiente en los cuatro distritos rurales de El Alto, 9, 10, 11 y 13, para determinar en qué sitio se realizaría la compra del terreno. Dijo que en El Ingenio se encontró el lugar perfecto para instalar la planta de tratamiento de residuos sólidos y el nuevo relleno sanitario.

Licencia. Una vez que se obtenga el derecho propietario sobre ese predio, la Alcaldía deberá obtener la licencia ambiental de la Gobernación de La Paz para iniciar las operaciones. “Es muy probable que entre 2015 y 2016 comience a funcionar la planta de tratamiento”, dijo Siñani.

La Alcaldía inició, en 2008, el proceso de cierre del botadero de Villa Ingenio, aunque esta decisión debió asumirse desde 1996. En ese año, los vecinos rechazaron la continuidad del botadero por la elevada contaminación del área.

El 15 de agosto de 2003, la entonces Prefectura de La Paz elevó el informe 226/03 sobre el incumplimiento de presentación de manifiesto ambiental y en 2006 la Alcaldía de El Alto determinó convocar a un proyecto de cierre del botadero como consecuencia de que su vida útil había terminado. Entonces se conoció que la permanencia del depósito atentaba a la flora, fauna, suelo, aire y agua.

El trabajo que se realiza desde 2008 sobre una extensión de ocho hectáreas, de las 16 con las que cuenta el lugar, consiste en la cobertura de tierra y posterior colocado de una capa plástica o fiomembrana.

Esta acción se despliega en el sector catalogado como botadero, donde las 500 toneladas diarias de desperdicio que se generan en los hogares alteños eran tirados sin ningún tipo de tratamiento. De modo que el lugar se había convertido en un punto de disputa de desechos entre recicladores, principalmente mujeres, aves de rapiña y perros salvajes. Además, los líquidos lixiviados rebalsaban de las piscinas de sedimentación cuando llovía, lo que contaminaba toda el área.

En el terreno que adquiera la Alcaldía, se colocará una planta de tratamiento que será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con Bs 17 millones. Allí se prevén la construcción, también de una planta separadora de residuos, y un  tratamiento adecuado de lixiviados.

Se edificará paralelamente un ambiente de compostaje o planta macro para crear abono. En ese mismo lugar, se prevé construir un vivero municipal. “Incluso se pretende abrir una de rehabilitación de desechos, por lo que podemos decir que el proyecto apunta, en realidad, a un gran complejo”.  Para llegar al lugar se precisará la construcción de un camino carretero y de dos puentes, uno sobre el río Negro y otro sobre el Seco.

Cierre del botadero avanza

Inspección

El jueves, representantes de la Cooperación Catalana visitaron el relleno sanitario de Villa Ingenio para valorar los avances efectuados, desde 2008, en el proceso de cierre de este sector y los calificaron de positivos. El cierre cuesta Bs 30 millones por 10 años.

El cierre del botadero avanza en 50%

El cierre de la mitad del relleno de Villa Ingenio tiene un avance del 50%. Este plan se aplica a 8 hectáreas, donde se ubica el denominado botadero. Las restantes 8 hectáreas, de las 16 que tiene el área, están plenamente habilitadas y no tiene fecha de cese de funciones. Allí se deposita basura y se realiza un tratamiento de relleno sanitario.

“Para el cese se está invirtiendo un total de 30 millones de bolivianos por diez años con apoyo de la Cooperación Catalana. Esta tarea se inició en 2008 y se prevé que concluya en 2018”, explicó el director de Gestión de Residuos Sólidos y Servicios Públicos de la Alcaldía de El Alto, Mario Siñani.

Esta interrupción consiste en la recirculación de los líquidos lixiviados, es decir que esas aguas son devueltas a los escombros, luego los residuos son cubiertos con tierra y posteriormente con una fiomembrana.

Esta tarea se realiza en 8 hectáreas, del sector denominado botadero. Aquí, la basura era acumulada sin ningún tipo de separación ni tratamiento. Tampoco se realizaba un manejo adecuado de los lixiviados. “Se necesitan más recursos para ello, lamentablemente sólo se puede tratar un 25% de estos líquidos para poder utilizarlos nuevamente”, dijo Siñani.

En cambio en el sector del relleno, “la diferencia es que allí se hacen los tratamientos y diferenciación o separación de residuos sólidos. Una vez que llega un camión lleno de basura se realiza esta tarea y posteriormente se cubren con tierra los restos que no tienen utilidad”, agregó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia