Ciudades

Flores rompe el silencio; pagó un rescate de $us 1 millón

Banda. La organización la dirigía un español y había colombianos

Secuestro. El coronel Miguel Gonzales muestra ayer cómo estaba organizada la banda y sus relaciones.

Secuestro. El coronel Miguel Gonzales muestra ayer cómo estaba organizada la banda y sus relaciones.

La Razón / Iván Condori / Santa Cruz

01:27 / 26 de octubre de 2012

La exsenadora, excandidata presidencial y empresaria Ana María Flores S., secuestrada en Santa Cruz por una organización criminal, rompió el silencio y confesó que su familia pagó $us 1 millón de rescate para que ella fuera liberada con vida.

“Estas personas no tuvieron compasión, pese a que estaba en proceso de recuperación después de una intervención quirúrgica en la rodilla derecha. Esos días que me mantuvieron encerrada en un cuartito estaba sin los antibióticos”, señaló. Flores, de 60 años, fue secuestrada de su casa, a las 06.00 del lunes, por cinco personas que se presentaron como policías y fiscales.

Esta organización criminal estaba liderada por un español, reveló ayer la fuerza anticrimen. Dos colombianos con antecedentes por narcotráfico y tres bolivianos eran sus miembros.  La víctima agradeció a la Policía, cuya actuación inmediata derivó en la aprehensión de tres de los seis involucrados en el plagio. “Esperemos que pueda aprehender al resto de la banda y que se haga justicia”, agregó.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Miguel Gonzales, informó que esta organización delictiva se dedicaba a secuestrar a gente adinerada para obtener crecidas recompensas. Sin embargo, no dio cuenta de otros casos en los que hubiera actuado. “La banda estaba integrada por seis personas, tres fueron aprehendidos, el resto está prófugo”, agregó.

Los tres bolivianos detenidos formaban parte del entorno de Flores.  Carlos Wilson B. era chofer de la víctima, Richard H. G. era su socio comercial y Helen Stephania H. L. era la hija de este último. El español cabecilla de la organización delictiva fue identificado como Pedro S. y los colombianos como Juan D. R. G. y Felipe G. O. Los tres lograron huir.

Pista. El director de la fuerza anticrimen dijo que la interceptación de un mensaje de teléfono móvil permitió establecer la asociación entre el socio y el chofer, y encaminó las investigaciones. El móvil, agregó, fue obtención de recursos económicos, delito tipificado como secuestro.

“En el inmueble de Richard H. G.  —situado en la calle Las Palmeras, número 50, de la zona Los Tusequis y allanado la noche del miércoles—, donde fue retenida la víctima, se encontró alrededor de $us 15 mil, que fueron secuestrados por el Ministerio Público”, detalló.

Ayer, la red televisiva PAT logró tomar contacto telefónico con una de las dos hijas de la víctima, quien contó que su madre fue plagiada de su vivienda por un grupo de hombres, quienes maniataron a las personas que se encontraban en la casa. “Mi madre se recuperaba de una intervención quirúrgica, pero no les importó”, añadió con voz llorosa.

El hermano del socio aprehendido sostuvo que se trataría de un autosecuestro, planificado por Flores, para evitar el pago de una deuda.   “Lo que están diciendo es una vil canallada, cómo se puede pensar en esa posibilidad”, aseguró la exparlamentaria a los periodistas.

Disposición Código Penal

Artículo 334

La sanción es la pena de cinco a 15 años de presidio. Si como consecuencia del hecho resultaren graves daños físicos o el culpable consiguiere su propósito (rescate), la pena será de 15 a 30 años de presidio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia