Ciudades

Gobernación declara alerta amarilla en el departamento

La Paz. Hay 480 familias afectadas y se perdieron 110 hectáreas de cultivo

Riada. El 13 de diciembre se desbordó el río La Paz. Un comunario de El Palomar rescata sus gladiolos del lodo.

Riada. El 13 de diciembre se desbordó el río La Paz. Un comunario de El Palomar rescata sus gladiolos del lodo.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

00:17 / 24 de diciembre de 2011

La Gobernación del departamento de La Paz, a través de una resolución administrativa, declaró en alerta amarilla al departamento de La Paz debido al incremento de las lluvias por el fenómeno de La Niña. Tres municipios fueron afectados.

“La alerta amarilla se caracteriza por ser una etapa de preparación con las diferentes instituciones que componen el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) para reaccionar en caso de que ocurra alguna contingencia”, declaró el gobernador César Cocarico. 

Con la alerta amarilla se activarán las tareas de prevención de riesgo y otros mecanismos para afrontar posibles contingencias y se comenzará con la recolección de insumos para cuando se produzcan desastres.

El COED es presidido por el Gobernador y trabaja en coordinación con los ministerios de Medio Ambiente, Planificación, Economía, Obras Públicas, Defensa Civil, Fuerzas Armadas y la Policía.  

El Gobernador informó además de que la Asamblea Departamental destinó  Bs 1,5 millones a la atención de emergencias. Este monto se suma a los Bs 2 millones con los que cuenta la Unidad de Alerta Temprana de la Gobernación para hacer frente a este tipo de contingencias.

“Estos recursos adicionales que se aportaron servirán para contrarrestar los desastres ocasionados por el fenómeno de La Niña; consideramos que es un importante aporte”, manifestó la autoridad.

Afectación. Durante la conferencia de prensa en la que se anunció la declaratoria de alerta amarilla en el departamento, la Gobernación informó de que los municipios de Colquencha, Puerto Carabuco y Mecapaca son los más afectados por la intensa lluvia caída en las últimas semanas.

Además se advirtió que el panorama es bastante crítico en el norte de La Paz, donde ya se produjo la crecida de ríos. Según el reporte del Gobierno departamental, en el municipio de Colquencha, provincia Aroma, 50 hectáreas de cultivos de unas 300 familias fueron dañadas por una intensa granizada que cayó el viernes 16 de noviembre.

En Puerto Carabuco, provincia Camacho, se perdieron 50 hectáreas de sembradíos y 150 familias fueron afectadas también por la granizada. Similar situación se produjo en el municipio de Mecapaca, en Río Abajo donde 30 familias perdieron unas 20 hectáreas de cultivos y forraje por el desborde del río La Paz el martes 13 de diciembre.

Andrés Pongo, secretario general de El Palomar, una de las comunidades afectadas de Mecapaca, informó de que requieren con urgencia maquinaria para el reencauce del río. “Todavía no ha llegado ayuda. Hay temor por lo que pueda pasar porque sigue lloviendo y el agua se sigue entrando a las parcelas”, dijo ayer el representante en comunicación telefónica con La Razón.

El responsable de información del COED, Juan Carlos Espinoza, precisó que sumando todas las contingencias ocasionadas por la temporada de lluvias, en el departamento existirían 480 familias y 110 hectáreas de plantíos afectados. 

El funcionario además alertó sobre la situación que se vive en el norte de La Paz, donde existe amenaza de inundaciones por la crecida de los ríos. “El río que pasa por Caranavi ha crecido y actualmente la situación es crítica en ese sector”.

Cocarico agregó que con los recursos adicionales otorgados por la Asamblea Departamental se trabajará en el dragado de ese río para que no haya percances. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología identificó a las provincias, Nor y Sud Yungas, Caranavi, Larecaja, Franz Tamayo, Pacajes y Gualberto Villarroel como las que tienen mayor riesgo de sufrir por los desbordes de ríos.

El Senamhi Recomienda

Durante una tormenta eléctrica es mejor:

- No ducharse.  

- Desconectar los electrodomésticos.

- No trabajar en la computadora.

- Apagar las luces decorativas del árbol navideño o del nacimiento de Jesús.

- No abrir el refrigerador ni operar el microondas.

- No pararse cerca de postes de energía eléctrica.

- No caminar con un paraguas abierto.

-Si está conduciendo un auto en una carretera, mejor estacionarse un momento, pues el metal del vehículo puede atraer un rayo, y cerrar muy bien el vehículo y permanecer dentro.

El Senamnhi pronostica un fin de semana lluvioso

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronosticó ayer un fin de semana lluvioso en casi todo el país. “El sábado en la mañana vamos a tener lluvias en el Chaco, que van a afectar a los departamentos de Chuquisaca y Tarija. Entre el fin de la tarde y principios de la noche se van a presentar lluvias, de débiles a moderadas, en los llanos orientales y los valles. Serán afectadas las provincias cruceñas de Vallegrande y Caballero, el norte de Chuquisaca, el trópico cochabambino y el norte de La Paz”, dijo la pronosticadora Marisol Portugal en declaraciones a radio Panamericana.  

“El domingo las precipitaciones se concentrarán en el trópico de Cochabamba, el norte de La Paz, Beni y Pando, aunque de alguna manera también nos va a afectar a los que vivimos en las ciudades de La Paz y El Alto”, añadió.      

10 casas se inundaron en El Alto

La lluvia y la granizada que cayeron sobre El Alto y La Paz entre el jueves por la noche y la madrugada del viernes causaron la inundación de 10 viviendas en la primera ciudad y el derrumbe de dos muros en la zona de Chamoco Chico, en la segunda urbe.

El Centro Operativo de Emergencias (COE) de El Alto reportó que las zonas donde se produjeron las emergencias son: Nueva Jerusalén en el Distrito 14, donde tres viviendas fueron afectadas, Villa Ingenio del Distrito 5, con cinco casas anegadas y el barrio Copacabana del Distrito 8, donde se        inundaron dos viviendas.

El responsable del COE, Carlos Condori, explicó que los casos no fueron de gravedad ya que la inundación dentro de las viviendas no sobrepasó los 10 centímetros. El funcionario responsabilizó además al subalcalde del distrito 5, René Cocarico, por los sumideros tapados, ya que éstos no fueron limpiados, pese a los pedidos expresos de los vecinos.

La Unidad Especial de Emergencias del Gobierno Municipal de La Paz atendió en el periodo citado nueve emergencias: dos por el derrumbe de muros de adobe en Chamoco Chico y Bajo San Antonio y siete inundaciones en el centro paceño, informó el director de esa unidad David Mollinedo. Las dos caídas de muro ocurrieron en la calle Segundo Vascones, en Alto Chamoco Chico y en San Antonio Alto.

Las inundaciones se produjeron en Villa Pabón, Achachicala, Vino Tinto; también hubo un sifonamiento por fractura de tuberías en la calle 17 de Obrajes, y sumideros obstruidos en la calle Huyustus y en Alto Miraflores Se está realizando un monitoreo constante en Bella Vista, se nos informó de que existen viviendas en riesgo, se está evaluando esta situación”, agregó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia