Ciudades

Identifican falencias en la venta de pan en El Alto

La venta de pan en la ciudad de El Alto se la realiza sin que haya una adecuada protección con tela, nailon o con el producto guardado en una vitrina. Autoridades no supieron responder sobre el control a estos negocios.

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 23 de marzo de 2015

La venta de pan en la ciudad de El Alto se la realiza sin que haya una adecuada protección con tela, nailon o con el producto guardado en una vitrina. Autoridades no supieron responder sobre el control a estos negocios.

El fiscal general de la Federación de Panificadores de El Alto, Carmelo Renjifo, expresó que muchos de los afiliados abrieron sus puestos de venta porque no les conviene dar el pan a las tiendas.

“Esto ayuda a que existan más tiendas o puestos de venta en las calles, exponiendo los productos de forma incorrecta, pero la Alcaldía es la que debería obrar”.

Cuando se le consultó sobre este tema al director municipal de Higiene, Humberto Cachi, dijo que él solo se hallaba unos meses en el cargo, por lo que aún no podía dar declaraciones.

El intendente José Luis Mendivil adelantó que se programan operativos para diversas actividades y que se debe cumplir con la fiscalización, no solamente a este tipo de negocios. “Son muchos en la ciudad, por eso debemos programar incluso de acuerdo con fechas festivas o feriados”.

Salud. Comer alimentos con tierra llevada por el viento en la calle puede ser un riesgo para la salud, expuso la doctora Verónica Mendoza, ya que en vía pública muchos perros dejan sus excrementos que, al secarse, son transportados por el viento.

“Lo pongo como ejemplo, lo que vemos en avenidas y calles de El Alto es que el pan se expone sin protección y éste se contamina con la tierra que trae el viento o que los propios vehículos levantan cuando circulan cerca”.

Mendoza advirtió que esto puede ocasionar infecciones estomacales, y bastante gente no llega a percatarse los motivos reales de sus afecciones.

Se preguntó a las vendedoras los motivos por los que ofrecen productos sin protegerlos y alegaron que no cuentan con los recursos económicos suficientes para comprar una vitrina.

Su molestia fue clara cuando se intentó hacerles más preguntas, mientras miraban sus canastas donde estaban depositados los panes a dos metros de la vía.

Esta situación se puede verificar, por ejemplo, en la avenida Franco Valle, a media cuadra de la calle 1 de la Ceja. Las canastas pueden contener hasta 500 panes y muy cerca pasan motorizados que, además de levantar polvo, emiten gases tóxicos.

La Alcaldía de El Alto no efectúa controles para evitar la venta de estos productos o para mejorar las condiciones de venta.

Hay más de 1.000 hornos registrados como legales

 En la dirección de Recaudaciones y Políticas Tributarias de El Alto existen registrados legalmente un total de 1.114 hornos, informó el jefe de Actividades Económicas, René Durán.

El fiscal general de la federación de panificadores, Carmelo Renjifo, dijo que la necesidad de muchas familias por contar con ingresos provocó la proliferación de este tipo de negocios, más aún ahora que se puede acceder al servicio de gas domiciliario.

“De lo que se trata aquí es no de frenar la proliferación, sino de hacer los controles respectivos, para que hayan hornos de buena calidad y que ofrezcan un producto garantizado a la población, y por ello deberán velar nuestras autoridades”, expresó.

El secretario municipal de Medio Ambiente, David Apaza, recomendó a los panificadores tener cuidado en la manipulación de alimentos y a la población a denunciar si hallan productos de mala calidad.

“Lo que se deben fijar es que estos negocios cumplan con los requisitos, tener registro ambiental, licencia de funcionamiento y el personal debe estar bien vestido y preparado para vender al público”, agregó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia