Ciudades

Bolivia, entre 11 países de América con más mortalidad en accidentes

Tránsito. La tasa promedio en el continente es de 16,1 por cada 100.000 habitantes

Info seguridad vial.

Info seguridad vial.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

03:14 / 19 de agosto de 2015

Bolivia se encuentra entre los 11 países de América que tienen la tasa de mortalidad más alta en hechos de tránsito: 19,2 por cada 100.000 habitantes, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe “Situación de la seguridad vial en la región de las Américas”, presentado por ambas organizaciones en julio de 2015, da cuenta de que la tasa promedio en el continente —32 países— es de 16,1 por cada 100.000 habitantes. Bolivia ocupa el noveno lugar.

¿Cuál es la causa? La OPS/OMS apuntan en el caso del país al menos a 19 vacíos o deficiencias en cinco áreas: desarrollo normativo, atención a víctimas, infraestructura, educación y cultura, y tecnología.

Los Estados con mayor tasa de defunciones en accidentes son: Venezuela (37,2 por 100.000 hab.), Guyana (27,8), Ecuador (27,0), Brasil (22,5), El Salvador (21,9), Uruguay (21,5), Paraguay  (21,4) y Surinam (19,6), Bolivia (19,2) y Honduras y Nicaragua (18,8), dice el informe con datos a 2013.  La tasa promedio de mortalidad en el país es mayor a la de Argentina (12,6), Chile (12,3) o Perú (15,9) por ejemplo.

Factores. El estudio de la OPS/OMS encuentra 19 falencias o debilidades. En cuanto a la atención a las víctimas de un siniestro, Bolivia carece de un servicio de ambulancias (1) y le falta un sistema de vigilancia de las lesiones en las salas de urgencias (2).

Además, no cuenta con datos sobre el porcentaje de víctimas que quedan con discapacidad permanente (3) y la eficacia de las leyes sobre límites de velocidad es de dos puntos de diez, donde 10 es el mayor cumplimiento (4).

Respecto al uso de casco (motociclistas), hace notar que en el país no hay una norma que fije los estándares de calidad de estos protectores (5), su uso por los pasajeros infantiles de motocicletas no es una exigencia (6) y no hay datos fiables de la tasa de utilización entre motociclistas y sus acompañantes (7).

La regulación del uso de cinturones de seguridad solo conciernen al conductor (8), no hay una norma nacional relativa al sistema de retención para niños o sillas de seguridad (9) y en ambos casos falta una estimación del porcentaje de cumplimiento (10).  Aunque está penado conducir bajo efectos del alcohol, en el país no se cuentan con datos de los  siniestros ocasionados por esta causa (11), lo que permitiría medir la eficacia de la ley.

Bolivia figura entre los diez Estados que no tiene una disposición nacional respecto al uso de teléfonos móviles cuando el conductor está al volante (12), aunque 22 naciones de las 32 incluidas en el estudio cuentan con ella.  Tampoco se separa en carriles a los usuarios vulnerables (ciclistas y motociclistas) de los que circulan a alta velocidad (13).

El país no es signatario del Foro Mundial Para la Armonización de la Reglamentación Sobre Vehículos (14), los motorizados nuevos no son sometidos a un programa de evaluación (15) y no se exige que cuenten con cinturones de seguridad delanteros y traseros (16), bolsas de aire (17), frenos antibloqueo (18) y control electrónico de la estabilidad (19).

Respecto a las defunciones, el estudio destaca que el 57,7% en el país son conductores y pasajeros de vehículos de cuatro ruedas; 36%, peatones, 1,1%, ciclistas, etc. Para el coronel Iván Quiroz, comandante departamental de Tránsito de La Paz, dos factores son los causantes de la alta tasa de letalidad en los accidentes: la falta de precaución y de previsión de los conductores.

El primero se refiere a “la inobservancia del Código de Tránsito (exceso de velocidad, conducir en estado de ebriedad, adelantar en lugares prohibidos o falta del uso de cinturón de seguridad)”, y el segundo, a la “falta de mantenimiento de los vehículos”.   Quiroz destacó que Tránsito despliega campañas para promover el uso de cinturones y cascos.

Recomiendan hacer cumplir las leyes

Promulgar y hacer cumplir las leyes es la principal recomendación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los 32 países del continente. “La intención es que este informe  —“Situación de la seguridad vial en la región de las Américas”— sirva para mejorar las políticas de seguridad vial en los Estados miembros y promover entornos seguros para todos los usuarios”, sostiene.

En 2011, Bolivia aprobó, como el resto de los países miembros de la OPS,  el Plan de Acción de Seguridad Vial,  que tiene cinco líneas estratégicas: desarrollo normativo, atención a víctimas, infraestructura, educación y cultura, y tecnología vial. “Es necesario avanzar más en el ámbito de las leyes (ya que) son pocos (los países) que califican como eficaces”, agrega el estudio presentado en julio de este año.

El coronel Iván Quiroz, director departamental de Tránsito de La Paz, opina que se deben adecuar las leyes.  “Tenemos un Código de Tránsito de más de 40 años y debemos modernizarlo para que esté acorde a la realidad actual y tenemos que endurecer las sanciones”. 

En el documento también se sugiere crear comités consultivos nacionales u organismos responsables de la seguridad vial, promover la formulación de políticas y la construcción de infraestructura que propicie el tránsito seguro para los usuarios vulnerables, como peatones, ciclistas y motociclistas, tanto en las ciudades como en las carreteras. Además, plantea instaurar sistemas de vigilancia para mejorar la calidad de los datos sobre zonas y grupos expuestos a mayor peligro.

Tránsito. La tasa promedio en el continente es de 16,1 por cada 100.000 habitantes

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia