Ciudades

Inimputabilidad hasta los 18 permitirá la reintegración. Sandro Delgado

El Director General de Niñez, Juventud y Adultos Mayores del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades considera que no debe castigarse con sentencia penal a jóvenes menores de 18 años cuando cometen delitos; ellos deben ir a centros especializados para su recuperación.

Propuesta. Sandro Delgado mientras era entrevistado por La Razón.

Propuesta. Sandro Delgado mientras era entrevistado por La Razón. Pedro Laguna.

La Razón / Micaela Villa / La Paz

00:17 / 26 de diciembre de 2012

— ¿Por qué en el anteproyecto de reforma del Código Niño, Niña, Adolescente se subió la edad de la inimputabilidad de 16 a 18 años?

— Desde los 18 años para arriba una persona alcanza la ciudadanía y puede ejercer el voto; nosotros no encontrábamos coherencia entre la responsabilidad penal a los 16 años respecto a ese otro tipo de responsabilidades que tiene una persona desde los 18.

Esto es fundamental y marca un hecho importante para que se respeten los derechos de la niñez y adolescencia. La Corte Interamericana de Derechos Humanos mira con extrema preocupación que en varios estados miembros se someta a personas menores de 18 años al sistema ordinario de justicia; su condición de niños, niñas o adolescentes es totalmente negada y sus derechos violados, y cita al Estado boliviano como ejemplo, puesto que los adolescentes son imputables penalmente a partir de los 16 años.

— ¿Qué pasa con los que opinan diferente y dicen que los adolescentes que cometen delitos deben pagar una pena? Por ejemplo, el asesinato de Andra Apacani, en Potosí, en el que hay adolescentes implicados.

— La solución fácil sería juzgarlos penalmente, pero (se propone que) vayamos a una justicia restaurativa, de recuperación. ¿Será que tenemos que juzgarlos de esa manera? Estos temas son bastante delicados, muy complejos, de lo que se trata es de tener una justicia que responda a las necesidades de esta población infractora y  analizar la mejor manera de recuperarla. Lo punitivo puede funcionar como un castigo, pero nada más. Metiendo a estos adolescentes a las cárceles, ¿estamos solucionando el problema?

— Hace poco, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, puso sobre la mesa de debate la posibilidad de bajar la edad de imputabilidad a 14 años. ¿La propuesta de la cartera de Justicia no va en contrarruta?

— Bajar la edad de la imputabilidad no es la respuesta  ni la solución. Lo que estamos pretendiendo desde el Ministerio de Justicia es que se reintegren. Por ejemplo, si a un adolescente de 15 años le dan una pena de 15 años de prisión, con el actual sistema carcelario, cuando tenga 30 años, ¿será una persona que aportará a la sociedad o continuará cometiendo delitos? Nadie está justificando  (su accionar), pero hay que buscar respuestas de fondo.

— ¿El anteproyecto de reforma del código fue socializado?

— Ha sido trabajado desde 2009 y ha tenido la participación de las instancias llamadas por ley, como gobernaciones, municipios, juzgados de la niñez, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, sociedad civil y organizaciones sociales. Su anteproyecto es fruto de la demanda planteada en talleres y seminarios que realizamos. Sin desmedro de otras normas, ésta es la que más proceso de participación ha tenido, hablamos desde 2009.

— ¿Qué medidas socioeducativas se impondrá a los adolescentes de 14 a 18 años que hayan cometido delitos?

— Lo que se quiere es celeridad (en el proceso) y garantías para que este adolescente pueda estudiar y tener las condiciones necesarias para su recuperación. Pueden haber todavía aportes de la sociedad, pero me parece que ya fueron  presentados a la Asamblea Legislativa Plurinacional.

— ¿Bolivia tiene la infraestructura, los recursos económicos y el personal para trabajar en la reintegración social de los menores infractores?

— No, es una asignatura pendiente en la que hay que trabajar, no sólo a nivel del Gobierno, sino de las gobernaciones.  En realidad cada Servicio de Gestión Social (Sedeges), que depende de las gobernaciones, debería tener un centro. Si no me equivoco, tenemos dos en el país, uno en La Paz y otro en Santa Cruz.

— ¿Por qué los adolescentes se involucran en delitos?

— Porque se juntan en pandillas, allí buscan sus pares, porque sus familias no responden ni siquiera a sus necesidades básicas y ellos encuentran en la calle una nueva familia. El recuperarlos es una tarea no sólo de centros ligados a adolescentes, sino a familias.

Perfil

Nombre: Sandro Delgado

Nació: 29-04-1971

Cargo: Director de Niñez, Juventud y Adultos Mayores

Trabaja con la niñez y la juventud

Nació en La Paz, estudió y se graduó de la carrera de Psicología en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). En su vida profesional trabajó por varios años en una organización no gubernamental dedicada a la defensa de la niñez. En 2008 trabajó en las Defensorías de la Niñez y Adolescencia del Gobierno Municipal de La Paz, a fines de año ingresó al Ministerio de Justicia, en el que fue nombrado Director de Niñez, Juventud y Adultos Mayores.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia