Ciudades

La Policía anuncia el Plan Cuadrante contra el delito

La Policía identificó 20 áreas peligrosas en la ciudad. Una de ellas, la Av. Manco Kápac

Inseguridad. Grupo de alcohólicos consuetudinarios que prácticamente viven debajo del puente Vita de la ciudad de La Paz.

Inseguridad. Grupo de alcohólicos consuetudinarios que prácticamente viven debajo del puente Vita de la ciudad de La Paz. Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés

00:02 / 28 de junio de 2015

Ante el incremento de la inseguridad ciudadana en puntos como la avenida Manco Kápac y otros 19 de la ciudad de La Paz, el Comando Departamental de la Policía pondrá en marcha el Plan Cuadrante, informó el nuevo comandante, coronel José Luis Araníbar.

“Tenemos planificado poner en marcha el Plan Cuadrante, que se enfocará en la prevención de delitos, trabajando en las escuelas y los barrios, y también en la parte operativa. Enfocaremos nuestro trabajo a objetivos específicos, como estas calles peligrosas, los bares clandestinos, el (llamado) barrio chino, entre otros”, dijo.

Creador del Plan Chachapuma (hombre puma en español) que se puso en marcha en La Paz en junio de 2013, Araníbar anticipó que hasta la fecha se identificaron cerca de “20 lugares críticos de inseguridad en la ciudad”, a los que se piensa llegar de forma escalonada y donde operarán los servicios de Inteligencia.

Para terminar de definir las áreas de intervención, el nuevo jefe policial ordenó a los comandantes de cada distrito municipal y a los responsables de los módulos y estaciones policiales que le hagan llegar al Comando una lista de los lugares más peligrosos en las áreas en las que trabajan.

La Razón le consultó sobre la falta de agentes del orden en las Estaciones Policiales Integrales (EPI), módulos y centros de salud, como el policlínico de la avenida Manco Kápac. Araníbar explicó que su primera labor, tras su posesión el viernes 12 de junio, fue evaluar al personal policial.

Reasignación. El objetivo, según indicó, es “redistribuirlos a las unidades operativas de auxilio y respuesta inmediata, como la Patrulla de Auxilio Ciudadano (PAC), Radio Patrullas, la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) y las EPI”. Desde su posesión, Araníbar sostuvo reuniones con dirigentes y vecinos de diversos barrios de la sede de gobierno con la finalidad de conocer sus preocupaciones y requerimientos.

En 2011 la fuerza pública dio a conocer que en el departamento había 11.000 efectivos y que requería 6.000 más para garantizar la seguridad. El comandante recordó que la seguridad ciudadana y el combate a la delincuencia son temas transversales a todas las instituciones del Estado. “Necesitamos el apoyo de la sociedad y de todas las autoridades ediles”, señaló.

Uno de los principales problemas

Números

El departamento de La Paz cuenta con 11.000 efectivos policiales, para una población de 2,7 millones, lo que significa que hay un policía por cada 245 ciudadanos. En 2014 había en Bolivia 36.000 agentes activos. Según estándares internacionales, la relación ideal es un uniformado por cada 250 habitantes. En Bolivia hay un efectivo por cada 304 personas. La Paz tiene la relación más holgada.

Ley contra consumo y expendio no se cumple

La Ley de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, en Bolivia, promulgada en junio de 2012, prohíbe embriagarse en vía pública, pero esto no se cumple. De acuerdo con el experto Luis Enrique Valda, es necesario un proceso educativo para que sea efectiva.

“No solo no se cumple esta ley, sino muchas otras y esto se debe a que la norma por sí sola no cambia la conducta de una sociedad. Paralelamente, debería hacerse un proceso educativo para  generar un cambio de conductas”, precisa el criminólogo.

Valda considera que debería crearse una institución encargada no solamente de publicar las leyes, sino de socializarlas antes, durante y después de su promulgación. “Se supone que los ciudadanos deberían informarse, pero en la práctica no es así. Deberíamos adecuarnos a la cultura ciudadana, de manera que todo el mundo la conozca, tome conciencia y se sienta motivado a cumplirla”.

La ley sanciona la venta de alcohol a menores de 18 años y el tránsito peatonal “en notorio estado de embriaguez”, e impone multas o trabajo comunitario a los mayores de edad y medidas socioeducativas a los menores.

Actores. “La Policía Boliviana queda encargada de la imposición y cobro de multas a las personas que hubieren incurrido en la infracción de consumo de bebidas alcohólicas o circulación en estado de ebriedad en vía pública”, según la disposición final 3.

“Los gobiernos autónomos municipales son los responsables del cobro de las multas e imposición de clausuras temporales y definitivas a las personas naturales o jurídicas que expendan bebidas alcohólicas”, agrega. 

Sin embargo, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Gonzalo Lazcano, señala que son las municipalidades las que deben controlar su venta y consumo en lugares comerciales y públicos. El director de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de La Paz, José Luis Ramallo, cree en cambio que urge cerrar “la coordinación con la Policía”, que debería haber levantado el Registro Nacional de Contravenciones al Consumo de Bebidas Alcohólicas (DS 1347) para aplicar las sanciones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia