Ciudades

Asesino ocultó carnet de su víctima en una Biblia

Descuartizador. La Fiscalía prepara la acusación

Pesquisas. A la derecha, la puerta precintada del cuarto que fue el escenario del crimen, el lunes 27.

Pesquisas. A la derecha, la puerta precintada del cuarto que fue el escenario del crimen, el lunes 27. José Lavayen-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Daymira Barriga / La Paz

02:31 / 07 de mayo de 2015

Néstor Clemente Ch. C., de 24 años, quien asesinó y desmembró a  Boris David Zambrana Gutiérrez, de 32 años, la tarde del domingo 26 de abril en La Paz, ocultó el carnet de identidad de su víctima dentro de un ejemplar de la Biblia.  En el libro había otros tres documentos de identificación de otros jóvenes, por lo que la Fiscalía Departamental no descarta que pertenezcan a otras víctimas.

“Éste podría no ser el único caso. Hay indicios de que no sería el primer hecho que hubiera cometido esta persona”, dijo ayer el fiscal departamental Paúl Franco.

Por ello, envió notificadores a las direcciones registradas en los documentos de identidad para establecer si esas personas —en caso de que no hubieran cambiado de residencia— están con vida y para que, si es así, se presenten a la Fiscalía a prestar declaraciones, informó ayer.

La identificación de la víctima,  diez días después de que Néstor Clemente Ch. C. fuera detenido por casualidad cuando llevaba un bolsón con la cabeza y las extremidades superiores de Boris David, permitirá al Ministerio Público presentar la acusación, añadió.

Procedimientos. Familiares de la víctima explicaron que la desaparición del joven —estudiante de Auditoría en la Universidad Mayor de San Andrés, según dijeron— no les preocupó porque él solía viajar cuando conseguía un trabajo ocasional. Hasta el mediodía de ayer los restos del joven permanecían en la Morgue Judicial de La Paz a la espera de los resultados de una  prueba de ADN que confirme la relación de parentesco con las personas que los reclamaban.

Milton Andrade, abogado del imputado —quien se halla detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro desde el 29—, pidió que además de la pericia psicológica ordenada por el Ministerio Público, se efectúe una evaluación psiquiátrica forense de su cliente.

El sujeto en un primer momento admitió el crimen, condujo a la Policía hasta el cuarto alquilado en el que vivía, en Alto Las Delicias, donde estaba el torso y las extremidades inferiores de su víctima, pero después se acogió a su derecho al silencio.

Su defensa insiste en que es un enfermo mental, alegato rechazado por las autoridades policiales y judiciales, que argumentan que hubo premeditación y cálculo. El fiscal Ramiro Quenta relató que el criminal “llevó a la persona hasta su casa, le dio un golpe en la cabeza, la degolló, dejó que se desangre y después la cercenó”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia