Ciudades

Por toques lascivos, dos hombres están detenidos y serán juzgados

Señal. La Justicia en Potosí marca un hito en la lucha contra la violencia sexual a mujeres

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

02:16 / 22 de abril de 2014

Un hombre de 22 años y otro de 24 están detenidos preventivamente en el penal de Cantumarca (Potosí) por haber efectuado toques lascivos contra una universitaria y una niña de diez años. Según la Policía potosina, serán los primeros que sean castigados judicialmente por este delito.

El primer caso se produjo hace dos semanas. Una joven de 19 años, alumna de la Universidad Autónoma Tomás Frías, se encontraba haciendo trámites administrativos en esa casa de estudios cuando sufrió la agresión, informó el mayor Celín Salas, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Potosí.

La muchacha, en compañía de sus padres, rompió el silencio y presentó una denuncia ante la Policía, la que tras una semana de seguimiento logró detener al autor cuando salía de su vivienda.

“Ella estaba haciendo sus trámites rutinarios en el bloque de administración; él, aprovechando que estaba sola y ante la ausencia de gente, le ha hecho algunos toques en sus partes intimas. El fiscal ordenó su aprehensión y el juez, su detención preventiva”, informó el jefe policial.

El agresor, un universitario de 24 años, alegó en su defensa que su víctima vestía minifalda y que él se encontraba ebrio. El Ministerio Público le imputó por abuso deshonesto.

Delito. El artículo 312 del Código Penal,  referido a Delitos Contra la Libertad Sexual, establece que comete ese delito quien realice actos libidinosos no constitutivos de acceso carnal y dispone como pena la privación de libertad de uno a tres años. Es decir que si los implicados son hallados culpables no irán a prisión, debido al perdón judicial por este tiempo de sanción.

El segundo caso se produjo el 14 de abril y la víctima fue una niña de diez años. La menor volvía a su casa de la tienda de su barrio, adonde había ido a comprar pan, cuando fue agredida por un hombre, de 22 años, que después se supo era un albañil.

La pequeña, asustada, contó de lo ocurrido a su familia, que llamó a la Policía. El obrero fue encontrado trabajando cerca del hospital Daniel Bracamonte, a unas cinco cuadras de la vivienda de la menor. “También se lo imputó por abuso deshonesto”, informó el director de la FELCC.

“No estaba en mis cabales”, ésa fue la excusa que dio a las autoridades el culpable de esta manifestación de violencia sexual. Salas mencionó que la Defensoría de la Niñez y Adolescencia se encarga de dar tratamiento psicológico a la menor.

Para Teresa Lanza, directora de la no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir, esta forma de violencia sexual debe ser denunciada y castigada. “Vivimos en una espiral del silencio y por eso los abusadores siguen abusando. Las mujeres callamos, nos da vergüenza”.

“Los toques impúdicos son rutinarios y mucha gente los ve como algo normal. En ambos casos hubo valentía (para denunciar), eso llevó a que la Policía, jueces y fiscales se muevan y pongan en ejecución las normas del país” , recalcó.

Aconsejan denunciar estos actos

Policía

El mayor Celín Salas, de la FELCC de Potosí, recomendó a las mujeres que denuncien cualquier tipo de toque impúdico, caso contrario se convierten en “cómplices del delito”.

ONG

Teresa Lanza, de Católicas por el Derecho a Decidir,  informó que el actual Código Penal y Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia (348) sanciona este acto. “Que  las víctimas no se callen y denuncien”, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia