Ciudades

La Paz acusa: Mecapaca desvió un río y abrió una vía en Mallasa

Límites. La Alcaldía inicia un proceso penal contra representante de clínica Talentum

Mallasilla. Bajo el toldo, comunarios de Mecapaca que no dejan pasar maquinaria edil de La Paz.

Mallasilla. Bajo el toldo, comunarios de Mecapaca que no dejan pasar maquinaria edil de La Paz. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

03:14 / 27 de abril de 2016

La Alcaldía de La Paz denunció que personal edil de Mecapaca abrió ilegalmente un camino en Mallasa y desvió el río La Paz, lo que ocasiona la erosión de la cuña natural que sostiene la parte media y alta de Jupapina. Concejal del municipio vecino insiste en que actúan en su territorio.

“Esto es un avasallamiento, están abriendo un camino en Mallasa, cerca de Jupapina que cruzará el río (La Paz) para pasar a la comunidad de Tarake, donde hay construcciones ilegales. Nosotros quisimos fiscalizar, pero no nos dejaron”, sostuvo ayer  en una rueda de prensa el subalcalde del Macrodistrito Mallasa, Eduardo Campero.

El sector donde se abre la senda está al frente del cementerio de Jupapina y del restaurante El Pórtico, a unos 10 minutos del zoológico, y según la autoridad, dentro del Parque Nacional de Mallasa, declarado el 20 de diciembre de 2001, como Área Protegida de Manejo Integrado. La Razón se contactó con el presidente del Concejo Municipal de Mecapaca, Wálter Flores, quien defendió la ejecución de la obra.

“No puede ser ningún avasallamiento, porque ese sector pertenece a nuestra jurisdicción”, aseguró.  Autoridades y dirigentes comunales de ese municipio reclaman los vecindarios de Huacallani, Chiarake, Jupapina, Amor de Dios, Aranjuez, Mallasilla y Valle de la Luna, situados en ese macrodistrito.

DESVÍO. Respecto al desvío, Vladimir Toro, secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), explicó que: “están provocando un estrangulamiento del río, que tenía un ancho de 10 metros y ahora, menos de tres, por lo que se provocará el debilitamiento de la cuña (natural)”.

Esa obra  pone “en riesgo inminente” al  menos a 400 familias y a 200 casas  que quedaron en pie tras el deslizamiento de la parte baja, el 27 de febrero de 2016, que dañó ocho viviendas, apuntó Campero.Consultado sobre este punto, Flores insistió en que ese sector es jurisdicción del municipio vecino.

El Gobierno Municipal de La Paz  denunció en reiteradas oportunidades que técnicos del SMGIR intentaron estabilizar el área deslizada en Jupapina y que comunarios que instalaron una vigilia en la parte baja de Mallasilla, no les dejaron.

“Nosotros deslindamos responsabilidades por la erosión hídrica y la inestabilidad que se está produciendo en el lugar. Esta responsabilidad cae sobre el Gobierno Municipal de Mecapaca y los vecinos que no nos han dejado trabajar; se trata de nuestro territorio y seguiremos persistiendo en esta temática”, advirtió Toro.

Francisco Cordero,  director de Gobernabilidad paceño, dio cuenta de la presentación de una querella penal por complicidad en contra Talentum Garden Clinic SRL, situada en la avenida Hernando Siles, ya que en sus predios están dos parantes del arco que da la “bienvenida a Mecapaca”. 

El funcionario recordó que la municipalidad desde 2010 realizó seis procesos técnicos administrativos en contra de la representante de la sociedad, Drina Jacqueline M., y le impuso sanciones de carácter administrativo por la construcción ilegal de la infraestructura en un área de “deslizamiento inactivo” que no fueron acatadas.

Ese año, la Alcaldía notificó a la firma —cuyas oficinas  están situadas en el ingreso a Mallasilla— que la obra era ilegal. La empresa no hizo caso a órdenes de demolición de La Paz y, según Cordero, desde hace dos semanas permite que campesinos mecapaqueños hagan una vigilia para evitar que la maquinaria paceña llegue a Jupapina.    La Razón llamó a la oficina central de la clínica para conocer su versión, sin embargo, la recepcionista indicó que la denunciada se había retirado tras efectuar una cirugía.

La vía sobre el cauce

Tarake

Tarake no tiene nada que ver con Chiarake, uno de los ocho sectores que están en disputa entre La Paz y Mecapaca. El camino que abre ese municipio irá por encima del río La Paz.

Gobernación entregará su informe a fin de mayo

A fines de mayo, la Gobernación de La Paz emitirá el informe de no conciliación de límites entre los municipios de La Paz y Mecapaca, informó Remberto Katari, director departamental de Límites. “Estamos en los plazos, y en un mes haremos conocer el informe. Estamos trabajando en el documento”, añadió. Ambos municipios disputan unas 4.637 hectáreas, que se encuentran en los macrodistritos Sur y Mallasa de La Paz.

El 11 de abril, el gobernador Félix Patzi confirmó que la Dirección Departamental de Límites elaborará ese documento, para que —de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley 339 o Ley de Delimitación de Unidades Territoriales— el Ministerio de Autonomías genere el anteproyecto de ley para llamar a un referéndum a los habitantes del área en disputa, quienes decidirán a qué jurisdicción quieren pertenecer. La norma debe ser aprobada por la Asamblea Plurinacional.

La Paz rompió el diálogo el jueves 7 de abril, después de la colocación de un arco de metal que da la bienvenida a Mecapaca al ingreso a la urbanización Sequoia, parte baja de Mallasilla, y el cambio de nombre de una avenida.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia