Ciudades

Mecapaca admite contaminación y demanda tratamiento de aguas

Tanto los agricultores como autoridades de Mecapaca lamentan que las aguas del    río La Paz sean la única fuente para el riego de la verdura que consumen los paceños

Faena. Un hombre cava una zanja; al fondo corre el río La Paz.

Faena. Un hombre cava una zanja; al fondo corre el río La Paz. Miguel Carrasco.

La Razón / Eduardo Chávez / La Paz

02:27 / 18 de mayo de 2013

Hablar con un agricultor de Mecapaca una mañana entre miércoles y viernes es casi imposible, hombres y mujeres están ocupados en empacar sus cosechas para enviarlas a La Paz, las verduras salen de esa zona pese a que están contaminadas.

La Razón llegó ayer hasta Millucato, pasó por Carreras, Avircato, Huayhuasi, Palomar y Huaricana, en el municipio de Mecapaca. En las chacras los comunarios preparaban repollos, coliflores, brócolis, lechuga, betarragas, perejil e incluso tomate; buena parte ya la habían enviado el día anterior.

Las lluvias caídas durante los últimos días afectaron pero no significativamente. Los cultivos para alimentar a los animales, vacas principalmente, fueron anegados porque están en la orilla, los más arriesgados plantaron tomates en esa área por la gran cantidad de agua que corre.

Es entonces que se alude a la auditoría ambiental que presentó  la Contraloría General del Estado, cuyo informe está bajo el rótulo K2/AP05/G12, en el que se advierte que los vegetales y hortalizas que se cultivan en Mecapaca tienen arsénico, cromo, cobre y otros elementos tóxicos, además de microorganismos como la escherichia coli o la salmonella.

El alcalde de ese municipio, Plácido Huanca, prefiere no opinar sobre el reporte hasta estudiarlo, espera conocer el mecanismo para establecer los niveles de contaminación y celebra que la situación no sea “muy grave”. Sin embargo, dice que gestionará el proyecto de tratamiento de agua, en una tácita admisión de que sus vegetales están infectados.

Admisión. Para Desiderio Mamani, productor de repollo, perejil, lechuga y choclo, esa conclusión es una obviedad porque el agua que usan para el riego es la del río La Paz, al que confluyen corrientes que arrastran las aguas servidas de la sede de gobierno.

A un costado, sin dejar de atar los amarros de perejil, su esposa complementa y se refiere al desarrollo urbano. “Las autoridades no nos atienden y no toman previsiones. Nosotros nos dedicamos a esto desde que hemos nacido y La Paz ha crecido —hay más población—, hay casas hasta en Valencia, hasta hoteles hay. ¿Dónde va lo que ensucian todas esas personas? Esa agua es la que tenemos que usar”, sentencia.

Desiderio Mamani recuerda que en el conflicto del año pasado, además de una carretera para sacar sus productos, entre otras cosas, exigieron la instalación de la planta de tratamiento de aguas del río La Paz, precisamente para evitar esas sustancias nocivas y microorganismos que afectan a la salud.

También piden una comercialización más justa, porque los productos que salen de la zona pasan por al menos tres manos antes de llegar a la mesa. Una primera intermediación es la de los camiones que transportan los alimentos hasta la calle Luis Lara, en San Pedro, cerca del mercado Rodríguez, de ahí las mayoristas rescatan los vegetales más atractivos y los distribuyen a los detallistas que venden en más de 80 mercados en La Paz y El Alto. 

En el recorrido que hizo este diario, la mayoría de los agricultores consultados coincide en que la purificación del agua es urgente, porque no pueden dejar su actividad productiva.

Uno de ellos, quien pidió el anonimato, advirtió que es “como un compromiso” entre Mecapaca y Río Abajo con La Paz. “Si nosotros no producimos, qué comerán en La Paz. Las verduras costarían más caro y todo subiría de precio, por eso es importante dar una solución (integral). Nosotros no podemos dejar de trabajar, ni en La Paz pueden quedarse sin verduras”, reflexionó.

Productores

Mercedes Yujra: ‘Hay que trabajar juntos con La Paz’

Todos saben que el agua es contaminada, pero nosotros no lo hacemos adrede; las autoridades no nos toman en cuenta, ni el Alcalde (de Mecapaca, Plácido Huanca) ni el Gobernador (de La Paz, César Cocarico). Hay que trabajar juntos, también con La Paz, porque a ellos les vendemos nuestras verduras.

Lucio Luna: ‘Hace tres años hemos pedido que purifiquen’

Esta agua es todo lo que tenemos para regar nuestros cultivos, nosotros hacemos acequias que llevan el agua a las alturas, toda el agua es del río y trae enfermedades. Las autoridades están haciendo proyectos, desde hace tres años que les hemos pedido que purifiquen el agua.

Desiderio Mamani: ‘A nosotros nos dejan con el agua sucia’

La protesta del año pasado no sólo ha sido por camino; también hemos pedido que limpien el agua, porque eso no es para nosotros, es para los alimentos del resto de la población en el departamento. Para el altiplano hay proyectos y a nosotros nos dejan con el agua sucia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia