Ciudades

Hay 2 procesos por violación a niña internada en el albergue

La madre adoptiva sostiene que le quitaron a la niña y la dieron en adopción a otra pareja por denunciar la agresión sexual. El Asesor Jurídico del Sedeges desconoce el caso

Reconstrucción. Hogar Virgen de Fátima, el miércoles.

Reconstrucción. Hogar Virgen de Fátima, el miércoles. Pedro Laguna-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

02:32 / 22 de noviembre de 2014

Por la violación a una interna del Hogar Virgen de Fátima —una niña que hoy tiene seis años— se abrieron dos juicios. Angélica Yañíquez, quien iba a ser la madre adoptiva de la pequeña y denunció el abuso sexual, fue demandada por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de La Paz por ese delito y, a su vez, ella contrademandó a esa institución.

El asesor jurídico del Sedeges, Rudy Molina, informó que no tenía información sobre el caso. “En este momento estamos haciendo el análisis de cómo ha ingresado esa niña, cuánto tiempo ha estado. Esperamos que hasta el lunes o martes tengamos algo más claro sobre el tema”, apuntó.

Sin embargo, Lourdes Flores, de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de El Alto, contó que la víctima ingresó al centro de acogida en 2008, a la semana de nacida. Había sido abandonada al nacer y en la revisión medica que se le hizo no consta que hubiera sufrido abuso. 

El 10 de diciembre de 2013, Yañíquez y su esposo comenzaron el trámite de adopción y tomaron los servicios de la abogada Tatiana R. El 8 de mayo de este año, el Sedeges le entregó a una niña de seis años, interna del Hogar Virgen de Fátima, Obrajes, para iniciar el proceso de adaptación.

“La niña comenzó a hablarme de toques y a mí me pareció raro. El 13 había una entrevista con la psicóloga del Hogar para evaluar su estadía y le comenté a la funcionaria lo sucedido. Me dijo que iba a hablar con la niña, se encerró con ella en el cuarto y cuando salieron mi hija me pidió disculpas”. Pero un par de días después, la encontró llorando.

“Luego de que intenté consolarla de varias maneras, ella me dijo: ‘Es que mamá, el José Luis me ha metido el dedo’. Pero dónde, le pregunté y se tocó su partecita. Yo estaba consternada, la he abrazado, le dije que la iba a cuidar. Después me contó: ‘También le ha hecho a mi amiguita Aleyda, (y) a la Milca, eran mis compañeras de la casita verde’”.

Al día siguiente, la aspirante a madre adoptiva llamó a la oficina del Sedeges para informar lo sucedido. Allí le dijeron que su abogada había amenazado a la institución con un juicio y que estaban analizando el problema.

“Me citaron el 24 de mayo. Ese día fui y la psicóloga de la institución me dijo que no estaba preparada para ser madre, que los niños siempre fantaseaban. Me dijo que si dudaba, la lleve al médico forense y me dio una dirección. Ese mismo día fui”. 

El experto estableció que había “desgarro anal compatible con maniobras digitales” y de “data antigua”. Con ese documento, Yañíquez volvió al Sedeges, que la derivó a la jueza de la Niñez y Adolescencia de El Alto, María  Lira Lino. “Ella me ha reñido, me ha dicho que con qué derecho le hice el examen”. Tatiana R. se contactó con Yañíquez y le informó que el Hogar quería la devolución de la menor.

Le hicieron firmar un documento, con el cual la citaron para el 2 de junio y le quitaron a la niña. Ese mismo día Agustina Quispe, directora del Servicio, y el gobernador César Cocarico presentaron una denuncia por violación contra la pareja. Al día siguiente, los afectados denunciaron al Sedeges por el mismo delito. En la cámara Gessel, la infante repitió la historia de la vejación dos veces. Hace poco, contó Yañíquez, supieron que fue dada en adopción a otra pareja. El juicio iniciado a denuncia de ellos apenas comienza.

Otros detalles

Informe

En las fotocopias del caso, Angélica Yañíquez observó que la niña dijo que le contó lo sucedido a la psicóloga antes de ser adoptada.

Agresor

El agresor sería un profesor de nombre José Luis, que fue trasladado a otro albergue estatal.

Nepotismo:  Diputados pide informe a Cocarico

La Cámara de Diputados envió una petición de informe escrito al gobernador de La Paz, César Cocarico, para que aclare las denuncias de nepotismo en las casas de acogida que hay en su contra y la administración de los hogares, informó el diputado del Movimiento Al Socialismo Galo Bonifaz. El parlamentario dijo que hay denuncias en las que se acusa a funcionarios de los centros de acogida de abusar y maltratar a niños y de cuotearse los cargos.

“Otra denuncia que ha llegado dice que estarían trabajando algunos parientes del Gobernador, entonces se ha hecho una petición de informe escrito sobre todo el personal que trabaja en estos centros, el caso del bebé y el de maltratos en 2011. Tiene diez días de plazo para atender esta petición”, añadió el representante nacional.

Hace unos días surgió la versión de que Madeleine P. Ch., la joven de 19 años que atendía a Alexander Ch. V., de ocho meses, fallecido el 13 de noviembre en circunstancias no esclarecidas, era pariente de la autoridad.

El asesor General de la Gobernación, Aldo Castro, dijo que esas denuncias son solo especulaciones y que no hay pruebas que las confirmen. “Simplemente es una posición de la persona que denuncia, no hay ningún parentesco”,  aseguró ayer durante una conferencia de prensa en la que admitió que en 2011 hubo graves casos de maltrato en el Hogar Virgen de Fátima, donde el bebé estaba internado. Allegados a Cocarico no descartan que se busque obstaculizar su repostulación.

Dávila: ‘Pedimos rigurosidad en investigación’

Micaela Villa

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, pidió ayer que la investigación que realiza el Ministerio Público sobre la muerte de Alexander, de ocho meses, tenga “seriedad” para evitar mayores especulaciones. “Estamos pidiendo rigurosidad en la investigación, que sea una investigación científica y no especulativa, que dé respuesta a las preguntas principales, que las pruebas determinen qué pasó y no (así) la presión y las suposiciones”, señaló la autoridad a La Razón.

Estas declaraciones las dio a conocer un día después de que informara de que los fiscales decidieron investigar las circunstancias de la muerte del bebé desde fojas cero, resolución que no fue confirmada por el Ministerio Público. 

“Si no tenemos especialistas de ADN u otros, sería excelente que se pueda reforzar con algunos especialistas, expertos. Si no existe en el país el personal para hacer las pruebas, se puede traer del exterior”, dijo Dávila, para evitar que las pruebas se pierdan con el tiempo y no se castigue a él o los responsables. Sobre las denuncias de maltratos en el Hogar Virgen de Fátima, donde fue internado el bebé, dijo que deben indagarse.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia