Ciudades

Obras del teleférico turístico de Oruro empezarán en enero

El estudio TESA establecerá si es factible instalar los tramos 1, 3 y 4. Entidades orureñas consideran que es un gasto innecesario y que Oruro necesita servicios básicos

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

00:00 / 14 de diciembre de 2014

A fines de enero de 2015, la empresa Poma-Adremar comenzará la instalación del teleférico turístico Santuario Virgen del Socavón, tramo 2, que unirá por cable los 958 metros que separan el monumento de la Candelaria con su santuario. El viaje tomará de tres a cinco minutos.

El proyecto completo tendrá una longitud total de 5,6 kilómetros (km) —de sur a norte— siempre y cuando el estudio Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) que efectúa la empresa demuestre que las secciones 1, 3 y 4 serán rentables.

Franz Martínez, secretario de Planificación del Gobierno Departamental, explicó que con las cuatro fases, el transporte por cable permitirá el traslado masivo de pasajeros  desde la zona Sur hasta el centro de la ciudad y la feria comercial, y la zona Norte. “Obviamente, los turistas que lleguen a Oruro y desean visitar el monumento de la Virgen del Socavón, lo harán a través del teleférico”.

El tramo 1 partirá de la avenida Dehene (Ciudad Universitaria) y terminará en el monumento de la Virgen del Socavón (cerro Santa Bárbara), tendrá una extensión de 2 km.

El segundo —que es el que empezará a ejecutar la empresa de capitales colombiano-franceses el 30 de enero— comenzará en ese punto y concluirá en  la iglesia del Socavón.  Tendrá 958 metros de largo.

El tercero, partirá de ese punto y acabará en el monumento Corazón de Jesús.  La extensión prevista es de 570 metros, y el cuarto, unirá ese lugar  con el barrio de San José a la altura del estadio Jesús Bermúdez. Su longitud será de 2,1 km.

Debido a la dificultad de obtener todo el financiamiento, la Gobernación de Oruro decidió que el proyecto se ejecute por fases.

La Asociación Accidental Telecabina Poma, de empresarios franceses radicados en Colombia, se adjudicó bajo la modalidad llave en mano la ejecución del primer tramo —desde el lugar donde se halla la Virgen  de 15 metros de altura y 1.550 toneladas de peso  hasta la explanada del santuario— y  la identificación de la factibilidad de las otras tres.

El estudio TESA será entregado al presidente Evo Morales el 10 de febrero para que el Gobierno nacional financie los tramos 1, 3 y 4.

El contrato, suscrito el 14 de noviembre,  asciende a Bs 128,7 millones que equivale a $us 18,4 millones. El 80% será aportado por la Gobernación y el 20% por la Alcaldía de la capital departamental.

El tramo 2 tendrá dos estaciones, una motriz y otra de retorno, operará con 14 cabinas, cada una con capacidad para ocho pasajeros sentados, y se prevé movilizar a 1.000 personas por día. El plazo de ejecución de la obra es de diez meses.

La instalación de un sistema de transporte por cable turístico comenzó a gestarse en 2013, cuando se hizo un estudio de identificación para conectar sitios turísticos emblemáticos de Oruro. El secretario departamental de Obras Públicas de la Gobernación, José Villca, explicó a La Razón  que con la construcción del teleférico se impulsará el turismo, no solo durante el Carnaval  —declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2001—, sino los 365 días.  

“El teleférico tiene un costo elevado, por ello se ha priorizado el tramo turístico, pero posteriormente haremos que se convierta en un sistema urbano de transporte”, añadió la alcaldesa de Oruro, Rossío Pimentel.

La Dirección de Turismo de la Gobernación informó que 212.091 turistas —sobre todo de Europa y Latinoamérica— visitan la capital del folklore en diciembre, enero y febrero, por las fiestas de fin de año y Carnaval; los demás meses, el flujo oscila entre 15.000 y 17.000 visitantes.

Sin embargo, el proyecto es considerado un lujo innecesario por organizaciones y entidades orureñas, ya que la ciudad está construida en una planicie. “Oruro necesita alcantarillado y no un teleférico. ¿Por qué se gasta la plata de los orureños en algo que no nos va a beneficiar?  Los otros tramos ya no tendrían que ejecutarse”, demandó Samuel Mendizábal,  dirigente de la Federación de Juntas Vecinales.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro, Fernando Dehene, reconoció que la iniciativa es interesante, aunque es una imitación del teleférico La Paz-El Alto. “Esa millonaria inversión debía proyectarse para obras más importantes como el hospital de tercer  nivel, tramos viales. No es un proyecto de la población, sino de los políticos”.

A los choferes les preocupa que el nuevo sistema perjudique a las líneas que prestan servicio a alto Oruro.  “No va a ser una solución al problema del transporte, solo afectará al trabajo de los choferes”, alertó Vicente Ajarachi, de la federación departamental San Cristóbal.

Édgar Soliz, secretario general de la Gobernación, aseguró que el sistema de transporte por cable dará solución al congestionamiento y que no es un proyecto político, ya que de acuerdo con los resultados del estudio TESA “vamos a evaluar la ejecución de los tramos restantes”.

Las etapas fijadas en  el contrato

PlazosEl contrato suscrito entre la Gobernación de Oruro y la empresa Poma Adremar fue firmado el 14 de noviembre. A partir de entonces, la firma tiene 30 días para entregar el estudio TESA de los tramos 1, 3 y 4.

Al primer mes, el contratista debe tener todos los estudios básicos concluidos del tramo 2. Al segundo mes debe tener el TESA del tramo 2 concluido A los dos y medio meses (fines de enero) se debe empezar con la ejecución de la obra. A los siete meses la obra debe tener un avance físico del 55% y a los diez, debe estar concluido.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia