Ciudades

Ofertas en miniatura de empresas y organismos, presentes en Alasita

Miles de moradores de La Paz   se volcaron a plazas, avenidas e iglesias ayer para comprar sus sueños en miniatura, mientras empresas e instituciones aprovecharon la inauguración de la Alasita 2012 para promocionar servicios y productos.

Ceremonia. Un yatiri sahuma los bienes que compró este ciudadano en la fiesta de la miniatura ayer.

Ceremonia. Un yatiri sahuma los bienes que compró este ciudadano en la fiesta de la miniatura ayer.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:14 / 25 de enero de 2012

Descuentos en la adquisición de bienes con la presentación de los billetitos de la fortuna o vales en miniatura, comida de Alasita, tarjetas de ahorro, de crédito y hasta títulos profesionales llegaron a la muchedumbre que ayer recorría las arterias de La Paz.

La inauguración de la Alasita 2012, a cargo del alcalde Luis Revilla, se desarrolló en la plaza Camacho. A la celebración asistieron la coordinadora residente del sistema de las Naciones Unidas en Bolivia, Yoriko Yasukawa; el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, John Creamer; el defensor del Pueblo, Rolando Villena, y el gobernador César Cocarico.  El Ministerio de Autonomías distribuyó 5.000 ejemplares de su anuario 2011 y 5.000 copias del último número del periódico Bolivia Autonómica, en miniatura, para dar a conocer el avance en este modelo de administración.

La Red Habitat (organización no gubernamental que trabaja con la población urbana excluida) repartió los “Consejitos del Ekeko para cuidar tu aüita”, panfleto en el que destaca una gota de agua convertida en Ekeko, y facturas pagadas de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS) junto con billetitos del corte de Bs 100.

La Oficialía Mayor de Culturas de la Alcaldía de La Paz repartió ch’iti (pequeñas) credenciales del cine club Amalia Gallardo.  Estas illas (representación en miniatura) se pueden cambiar por una credencial original en el cine municipal 6 de Agosto, que habilita al portador a ingresar gratuitamente a los ciclos de cine durante todo el año.

El Concejo Municipal repartió micromaletas en cuyo interior se encontraba un pequeño catálogo sobre los macrodistritos que conforman la urbe paceña y las zonas que existen en ellas. Más de un receptor del regalo se llevó una decepción porque pensaba que el interior de la valija estaba lleno de  billetitos.  Instituciones financieras, como  Mutual La Paz, optaron por repartir libretas de ahorros con billetitos y tarjetas de débito.

Firmas de comida rápida también aprovecharon la fiesta para posicionarse. Mr Pizza repartió un fajo de seis billetes en miniatura de Bs 10 y Bs 20, que le permiten al portador beneficiarse con un descuento equivalente al valor del microbillete en la compra de sus productos. En este caso la oferta es válida hasta el 19 de febrero.

La sucursal de Dumbo, de la calle 21 de Calacoto, presentó su menú de Alasita. Como primer plato se ofreció chairo de tunta, sopa de maní o cazuela de pollo, a elección del cliente. El plato paceño era la comida principal. Todos los alimentos se sirvieron en platos de barro, y como postre se sirvió helado de canela o arroz con leche.

La distribuidora Autoplaza repartió afiches que tenían impreso un billete de $us 100, que podían ser presentados como descuento por la compra de un automóvil. El propio alcalde Luis Revilla,  tras inaugurar la feria de Alasita 2012, regaló a cuanto transeúnte encontró a su paso billetitos de Bs 100, Bs 200 y $us 100. La autoridad anunció la compra de dinero en miniatura para que se haga realidad y sirva para la ejecución de grandes proyectos.

El oficial mayor de Culturas, Wálter Gómez, obsequió al Alcalde una maqueta en miniatura del Puente Gemelo de las Américas y a la presidenta del Concejo Municipal, Gabriela Niño de Guzmán, una mini Carta Orgánica. Tras la compra, siguió el ritual del sahumerio y la ch’alla de las miniaturas a cargo de  yatiris o sacerdotes aymaras; incluso las illas recibieron la bendición católica en la Catedral de La Paz.

Revilla pide al Ekeko paz y tranquilidad

El alcalde de La Paz, Luis Revilla (MSM), pidió ayer al Ekeko, Dios de la Abundancia, paz y tranquilidad que “permita a los paceños trabajar en armonía”.  A diferencia del año pasado, a la inauguración de la feria de Alasita no asistió ningún representante del Órgano Ejecutivo, pese a que el presidente Evo Morales, y el vicepresidente Álvaro García fueron invitados   

 El gobernador César Cocarico (MAS) fue la única autoridad no edilicia que asistió a la inauguración de la feria. A él, Revilla le pidió transmitir al Mandatario el deseo de la ciudadanía paceña de que las autoridades locales y nacionales trabajen de manera conjunta, en concordia y dejando atrás las diferencias. “Así como los gobernantes de la ciudad necesitamos paz, tranquilidad y concordia, espero que lo mismo le traiga al Gobierno para que todos trabajemos en beneficio de La Paz”, apuntó.

El Gobernador del departamento reconoció que en el pasado hubo conflictos, pero añadió que más allá de las posiciones políticas, “los intereses hay que sobreponerlos. Obviamente hay que pensar en trabajar coordinando. El diálogo siempre es bueno para avanzar”. Tras inaugurar la Alasita 2012, Alcalde y Gobernador se desafiaron a un partido en los futbolines. Cocarico probó su destreza y le ganó a Revilla 3-2.

Creyentes opinan

Augusto Mancilla: ‘Es una tradición que sigo cada año’

Hoy vine a comprarme un terrenito para empezar a construir mi casita, son cosas que uno se propone para todo el año. Tal vez no se va a cumplir de la noche a la mañana, pero es una tradición que sigo cada año porque así crecí con mi familia. Lo que más me ha gustado son los billetitos chiquititos y lo que me desagradó        es que había demasiada gente y un poco de desorden en los pasillos.  

María Pardo: ‘Cada año compramos billetitos’

Lo que nosotros no dejamos de comprar son billetitos, porque sabemos que con el dinero se puede hacer muchas cosas. Para mi hijito, que está estudiando Ingeniería, estoy comprando su título para que termine en el tiempo necesario.  Hoy no he alcanzado a ch’allar a las 12 en punto, pero igual lo he hecho sahumar con mucha fe. Es una tradición muy bonita que no se debería perder.   

Sonia Martínez: ‘Queremos que nuestros deseos se realicen’

“Dinero es lo más importante y por eso con mis compañeros (de trabajo) hemos salido a buscar maletitas con billetitos, y ya las hemos hecho sahumar para que nuestros propósitos se hagan realidad. Luego, entre nosotros nos regalamos billetitos como una forma de compartir. También tengo compañeros que no creen y sólo han salido para comer el plato paceño y choclo con queso.  

Quienes quieren casarse hacen fila en el ‘Registro Civil’

Las oficialías de “Registro Civil” de la feria de Alasita celebraron ayer decenas de matrimonios ficticios y entregaron certificados en miniatura a las parejas ansiosas de formalizar su relación, que hicieron largas filas. La Razón observó en un recorrido por el Campo Ferial del Bicentenario que en la menos concurrida de estas oficialías había  entre cinco a ocho parejas que esperaban su turno para casarse, en su mayoría jóvenes.

“Es la primera vez que venimos, queremos saber si se cumple. Es un anhelo que tenemos y para seguir con la tradición”, relató Heyder, el novio, que no quiso dar a conocer su apellido y esperaba en la puerta del “Registro Civil”, ubicada cerca del acceso principal a la feria por la Avenida del Ejército. 

Paola, la novia, contó que llevan enamorando un año y cinco meses. “No es que nos casemos siempre este año, tal vez suceda después de tener nuestro título profesional, pero es una posibilidad”, manifestó.

Por la ceremonia, que incluye la entrega de dos anillos, un certificado computarizado y una copa de vino, se debe pagar Bs 30. Para completar su celebración, Paola y Heyder incluso compraron una minitorta de matrimonio, en el sector masitas por Bs 10.  Gisela Bermúdez, propietaria del “Registro Civil”, en poco más de una hora de servicio casó a más de 20 parejas. “Sólo tiene que venir la pareja con ganas de casarse. Si tienen testigos o padrinos, se los incluye también”, precisó.

Diplomáticos también van en busca de sus deseos

La coordinadora residente de la Organización de las Naciones Unidas en Bolivia, Yoriko Yasukawa, y el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia, John Creamer,  no quedaron indiferentes ante la Alasita 2012 y ambos hicieron conocer lo que adquirirán este año.

“A nosotros nos han regalado un Ekeko y creo que le hace falta una casita”, dijo Yasukawa.  “Yo creo que (la Alasita) es una de esas fiestas que une a todos los paceños”, añadió.  “En lo personal, me quiero comprar un  certificado de salud y otro pasaporte para poder viajar”, reveló Creamer, para quien   la fiesta de la miniatura es una de las tradiciones más agradables de La Paz.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia