Ciudades

‘Fui chicoteado y me quisieron colgar’, revela Alcalde Chipaya

Delito. La autoridad municipal fue  secuestrada para obligarle a dimitir

Plaza. Pobladores de Chipaya están divididos sobre el caso del Alcalde.

Plaza. Pobladores de Chipaya están divididos sobre el caso del Alcalde. La Patria Oruro.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía / Oruro

01:38 / 28 de mayo de 2014

“Me metieron a un cuarto, me agredieron físicamente y me querían colgar”, relató ayer, con la voz quebrada, el alcalde del municipio orureño de Chipaya, Elías Felipe (MAS), quien fue secuestrado por encapuchados de su vivienda y estuvo cautivo unas diez horas.

La autoridad ya había sido secuestrada en 2011 y obligada a renunciar por sus adversarios políticos, también del MAS, al cargo de Alcalde. Además, lo forzaron a abandonar el partido. Sin embargo, ganó un amparo y el Tribunal Constitucional Plurinacional ordenó su restitución.

Con ese respaldo legal, la autoridad mandó hace un mes a destapiar el edificio de la Alcaldía para comenzar a trabajar. “Parece que eso les ha enojado”, declaró.

“A las 04.00 (del lunes) me han sacado a la fuerza de la casa, eran encapuchados encabezados por el jilakata Heriberto Condori. Me llevaron hasta su oficina pegándome y luego me encerraron en un cuarto vacío”, declaró.

Elías Felipe identificó a autoridades originarias de los ayllus Ayparavi, Vistullani y Manansaya como las responsables y nombró a Heriberto Condori, Vicente López y al diputado Benigno Quispe como los presuntos autores intelectuales.

“Me han trajinado (sic) de oficina en oficina con los ojos tapados, me pateaban y me chicoteaban, pero lo que más me preocupaba era que me querían colgar con una soga. Fue terrible lo que han hecho, por eso voy a tomar acciones legales”, advirtió.

A la hora en que fue secuestrado también fueron plagiados de su vivienda el funcionario edil  Eustaquio Lázaro y su esposa Victoria López. Felipe no recuerda la hora en que fue liberado, pero sí que quienes lo retenían llegaron a esa decisión pasado el mediodía del lunes, cuando se enteraron de que una comisión de la Gobernación de Oruro viajaba a Chipaya acompañada de  un contingente policial. 

Lo sucedido tiene similitudes con el caso más emblemático de violencia política, que terminó con el secuestro y asesinato del alcalde de Ayo Ayo (La Paz) Benjamín Altamirano en 2004. Se prevé que el Ministerio Público inicie una investigación para dar con los responsables de los delitos de secuestro y torturas. 

Dos años y ocho meses de tensión

Origen

El alcalde de Chipaya, Elías Felipe, en 2010 firmó un convenio para poner fin a un conflicto de límites entre municipios, por lo que en septiembre de 2011 fue secuestrado y obligado a renunciar.

Alegato

El secretario general de la Gobernación de Oruro, Édgar Soliz, dijo a la ABI: “El Alcalde fue retenido por no informar a la población de su retorno, eso provocó la reacción de los pobladores, que están pidiendo un informe basado en los usos y costumbres”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia