Ciudades

Padre degüella a su hijo de 3; el niño pidió vivir

Delito. El hombre confesó y se acogió a su derecho al silencio

Traslado. Ramón es llevado a celdas tras prestar su declaración.

Traslado. Ramón es llevado a celdas tras prestar su declaración. AFKA.

La Razón / Williams Farfán / La Paz

01:13 / 02 de julio de 2013

Emerson C. Q., de tres años y ocho meses, fue degollado por su padre, Ramón C. C., de 28 años, la madrugada de ayer en su casa, en Pampahasi, La Paz. No paraba de llorar, y el asesino expresó haber sido incitado por “el diablo” y por los celos.

“Papito, no me mates”, suplicó el pequeño, pero —relató el autor confeso a las redes televisivas Cadena A y Bolivisión— le hizo un tajo en el cuello, de siete centímetros de largo por tres de profundidad, con un cuchillo de cocina. Eran las 02.00 de ayer.

A la Policía le dijo que el niño no paraba de llorar, que pedía por su madre, quien no había ido a dormir a casa porque se había ido de fiesta y que, en un arranque de desesperación, cometió el delito.  Verónica Q., la madre, contó que ambos habían peleado la tarde del domingo. “A las dos de la tarde me he ido a un té, él no quiso soltarlo a mi hijo, me ha dicho ‘al otro ‘llevátelo, pero a éste me lo dejas’”.

Drama. Según informó, a ella se le hizo tarde, y por temor a las represalias se dirigió a casa de sus padres. Negó haber consumido bebidas alcohólicas, como declaró su esposo. El pequeño comenzó a llorar en la madrugada y el hombre llamó a su pareja por teléfono y le pidió  que regrese. “Hazte cargo vos, me dijo, ahora a vos te toca. Me empecé a acordar de todo lo malo que me habían hecho. Mi cuñada me decía que no era mi guagua... El diablo me dijo que lo mate”, señaló a periodistas de las redes televisivas citadas. Después no quiso formular declaraciones y se acogió al derecho al silencio.

Tras el crimen, Ramón C. C. intentó suicidarse, comunicó el coronel Wálter Sosa, jefe de la División Homicidios de la fuerza anticrimen de La Paz. Eran cerca de las 02.30.  Se hizo un corte en la muñeca y otro en el cuello, pero cuando comenzó a perder sangre, salió a la calle a pedir auxilio para él y el niño, que ya había fallecido.

El coronel Sosa manifestó que el aprehendido recibió asistencia médica en el Hospital de Clínicas. A eso de las 03.00 fue aprehendido y luego remitido a las celdas de la Policía Judicial, donde espera la audiencia cautelar que se prevé se efectuará hoy.

“No estaba ni drogado ni borracho”, sostuvo el jefe policial, quien también refirió que el pequeño tenía señales de maltrato infantil. La Policía hizo el levantamiento legal del cadáver a las 04.00, la autopsia se efectuó por la mañana y pasadas las 13.30 el cuerpo de Emerson fue trasladado a su hogar para el velatorio.

Lo que dice la norma

Sanciones

- Será sancionado con la pena de presidio de 30 años, sin derecho a indulto, el que matare a sus descendientes o cónyuge o conviviente, sabiendo que lo son, dice el artículo 252 del Código Penal.

- El que matare a otro en estado de emoción violenta excusable o impulsado por móviles honorables, será sancionado con reclusión de uno a seis años. La sanción será de dos a ocho años para el que matare a su descendiente, dice el artículo 254.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia