Ciudades

Padre mata a sus dos hijas y luego se suicida

Iván Gonzalo Cárdenas (44 años) se quitó la vida tras asfixiar con una bolsa nylon a sus hijas Pamela (12) y Romina (7). Dejó una carta en la que alega que las mató para que no sufran por una nueva relación sentimental que había iniciado su madre.

Embarrancamiento. Imagen televisiva del estado en el que quedó el vehículo de Iván. G. Cárdenas.

Embarrancamiento. Imagen televisiva del estado en el que quedó el vehículo de Iván. G. Cárdenas.

La Razón

01:00 / 25 de octubre de 2011

El hombre estaba separado de su pareja Gaby P. hace cuatro años y ambos  "se encontraban prácticamente anunciando un proceso de divorcio", informó el portavoz de la fuerza anticrimen (FELCC), Juan Carlos Corrales.

El desenlace de este drama se produjo el sábado 22 de octubre en Cochabamba. Cerca del mediodía Gaby P. llamó alarmada desde La Paz, donde se encontraba, a sus vecinos y familiares, para pedirles que vayan y busquen a sus dos hijas.

Acababa de recibir una llamada telefónica de Cárdenas, en la que su pareja anunciaba que iba a matar a las dos pequeñas y que luego se iba a suicidar.

La familia vivía en unas habitaciones en alquiler en una casa en la zona de la Chimba, por lo que inquilinos a los que la madre pidió ayuda demoraron unos minutos para llegar hasta la puerta, que estaba cerrada. Allí, en su habitación, encontraron los cadáveres de Pamela y Romina.

Según las primeras investigaciones policiales, el progenitor ya había matado a sus dos hijas cuando llamó a su todavía esposa para advertirle de su intención de cometer el doble crimen.

Según el portavoz de la FELCC de Cochabamba, Gaby P. viajaba constantemente a la ciudad de La Paz por motivos de trabajo. En esta ocasión asistía a un curso de capacitación. "Estoy tomando la decisión de quitarles la vida porque van a sufrir y prefiero llevarlas al cielo", dice la carta hallada junto al cadáver de las pequeñas.

El asesino tardó en morir

Luego de matar a sus hijas, Pamela y Romina, de 12 y siete años, respectivamente, Iván Gonzalo Cárdenas subió a su vehículo y emprendió veloz huida. En inmediaciones del kilómetro 60 de la carretera hacia Oruro, se dirigió a un precipicio de unos 80 metros de profundidad y se despeñó con el vehículo  en busca de la muerte. Sin embargo, sobrevivió.

Entonces, según  el portavoz de la fuerza anticrimen, Juan Carlos Corrales, se cortó con un cuchillo las venas de una de las muñecas y aunque las incisiones llegaron hasta el hueso, seguía con vida, así que tomó la decisión de cortarse el cuello.

La Policía halló su cadáver desangrado. Cárdenas había anunciado en una red social su intención de matar a las dos pequeñas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia