Ciudades

En La Paz, uno de cada 15 sufrió una diarrea aguda el año pasado

Las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) son la causa principal de la mortalidad y morbilidad de la niñez en el mundo, y por lo general son consecuencia de la exposición a alimentos o agua con contaminación fecal.

Males que son causados por alimentos y agua contaminados. Infografía: La Razón

Males que son causados por alimentos y agua contaminados. Infografía: La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

00:00 / 09 de junio de 2013

En promedio, uno de cada 15 habitantes del municipio de La Paz sufrió en 2012 de una enfermedad diarreica aguda, según la Dirección Municipal de Salud del gobierno local, debido a tres causas, una de ellas es la contaminación de los alimentos. 

Las Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) son la causa principal de la mortalidad y morbilidad de la niñez en el mundo, y por lo general son consecuencia de la exposición a alimentos o agua con contaminación fecal, dice la Organización Mundial de la Salud. 

Las EDA, agrega, son de tres tipos de diarrea: acuosa aguda, que dura varias horas o días, con sangre aguda, también llamada disentérica; y la persistente, que dura 14 días o más.

El promedio que da pie a la nota es el resultado de la división de la cantidad de casos por la población del municipio, estimada en 790.353.

“Se han atendido 51.156 casos, que representan el 100% de EDA en varios establecimientos de salud, y en los nuestros casi el 50% (25.529), y ello se debe a que la población que no cuenta con un seguro asiste a estos centros”, dijo Marco Caviedes, director municipal de Salud. Esta cifra es similar a la registrada en 2011, puntualizó.

La auditoría ambiental de la Contraloría General del Estado a la cuenca del río La Paz, que riega los sembradíos de verduras y hortalizas que se producen en Mecapaca, asignada con el código K2/AP05/G12, estableció que la papa, la remolacha, la lechuga, el tomate, la beterraga, el repollo y el maíz  tienen elementos tóxicos como arsénico, cromo, cobre, zinc, cadmio y níquel, además de bacterias, parásitos y otros microorganismos.

“La mayoría de los productos agrícolas presentan una elevada cantidad de bacterias y parásitos que hacen que el consumo represente un riesgo potencial para la salud, principalmente aquellos que se consumen crudos”, sostiene. En concreto se halló las bacterias escherichia coli y salmonella. La primera vive en el intestino y la segunda produce la infección gastrointestinal conocida comúnmente como salmonelosis.

“La calificación sanitaria de los productos agrícolas muestra que el 62% son rechazables (cuando por gramo de muestra hay más de 1.000 escherichia coli o una salmonella), el 25% son medianamente aceptables (de 100 a 1.000 escherichia coli y no hay salmonella) y sólo el 12,5% son aceptables (menos de 100 escherichia coli y ausencia de salmonella)”.

Respecto a la calidad parasitológica, la auditoría encontró: giardia lamblia, un protozoo que se aloja en el intestino y causa diarrea, flatulencia, vómitos, pérdida de peso; entamoeba coli, una ameba que provoca ameabeasis intestinal; ascaris lumbricoides (o lombriz que crecen y se desarrollan en el intestino); y la trichuris trichiura (gusano que causa afecciones del intestino grueso).

Esto se debe a que la cuenca del río La Paz se encuentra contaminada con las aguas del alcantarillado, que se vierten en sus afluentes, y a las aguas residuales industriales que contienen metales pesados.

Estos productos, según indagó La Razón, son comercializados semanalmente en 80 mercados populares de la sede de gobierno.  Caviedes mencionó que entre las razones de los 51.156 EDA registradas en La Paz figuran: el consumo de agua no tratada; de verduras, hortalizas y frutas no desinfectadas; de comida callejera y las malas condiciones de vida. “Entre estos factores también es de conocimiento que se utilizan aguas no limpias para el regado de los cultivos de los vegetales”, apuntó. Estos padecimientos representan la segunda y tercera causa —la primera son las infecciosas respiratorias— por las que la población busca atención médica .

Según el director del Instituto de Gastroenterología Boliviano Japonés, Ernesto Loza, al día los médicos de ese nosocomio atienden a unos 20 pacientes con problemas gástricos, de éstos cuatro a cinco sufren de alguna de las EDA.

“Al parecer la población de La Paz se ha adaptado al medio en que vive y a los alimentos que consume, parece que tenemos resistencia a los gérmenes. Eso se ve y se nota cuando la gente del extranjero llega a la urbe, consume lo mismo que nosotros pero se enferma más”, opinó.

Loza indicó que hay bacterias resistentes a los antibióticos y que se hallan en los alimentos contaminados, como la helicobacter pylori, que produce úlcera gástrica, gastritis crónica e incluso cáncer gástrico y además ocasiona deficiencias en la absorción de los nutrientes.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en coordinación con el Gobierno Municipal de La Paz y otras instituciones, elabora el Plan Maestro Metropolitano de Agua y Saneamiento para La Paz y El Alto. Uno de sus objetivos es instalar una planta de tratamiento de aguas servidas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia