Ciudades

Peatón en peligro; constructoras y vecinos abusan del uso de vía

Guía. La ocupación de aceras debe ser de un metro y no se puede tomar la calzada

La Razón / Micaela Villa - La Paz

00:08 / 13 de enero de 2013

Empresas y dueños de predios en construcción abusan del permiso de ocupación de vía otorgado por el gobierno local de La Paz. Toman aceras y aun la calzada con materiales y máquinas, expulsando al peatón a la zona de tránsito y forzándolo a caminar junto a los vehículos.

“Esta obra está más de un año, los  peatones tenemos que andar por el medio de la calle, arriesgándonos, y nadie dice nada. Ellos están trabajando con su santa gana, ya estamos hartos y tenemos que aguantarnos”, dijo Rosario Carrasco, vecina de una edificación que se alza sobre la avenida Landaeta.

Las calaminas que cercan la parte frontal de la construcción ocupan toda la acera, obligando a los transeúntes a caminar por la calzada. Álvaro Viaña, director de la Administración Territorial y Catastral del Gobierno Municipal de La Paz, explicó que el hecho de que se ocupe la totalidad o parte de una acera depende de la envergadura de la obra.

Sin embargo, Raquel Deheza, jefa de la unidad de Administración Territorial de la Subalcaldía Max Paredes, señaló que la Guía Técnica de Orientación del Servidor Público para la Autorización de Obras Menores —aprobada en 2011 por Resolución Administrativa 011— da algunos parámetros. reglas. “La ocupación no debe exceder de un metro. El permiso es de una semana, de tres meses y hasta de un año, luego debe ser renovado. Se le señala al propietario que tiene que tomar medidas para dar seguridad a peatones y vecinos”, apuntó.

“No está permitido el trabajo sobre el espacio público, éste debe realizarse al interior del predio. La maquinaria debe estar dentro y no estacionada en las aceras, todo esto tiene sanción”, añadió.

La guía establece los requisitos para la ocupación de vía, entendida como “la ocupación con carácter temporal que se hace del espacio público para la disposición de elementos que permitan realizar trabajos de construcción, mantenimiento y/o refacción de un edificio”.

  Deheza agregó que las subalcaldías solicitan que los dueños firmen una carta de responsabilidad por daños a terceros, es decir que en caso de ocasionar perjuicios a personas u otra construcción aledaña, deben financiar los gastos de reparación.

 Para escribir esta nota,  La Razón realizó el jueves 3 de enero un recorrido por seis zonas de la ciudad       —Villa Fátima, San Pedro, Cota Cota, Obrajes, Calacoto y Miraflores— y observó que 11 edificaciones incumplían las recomendaciones ediles.

Tres tenían su material de construcción en las aceras y cuatro ocupaban parte de la calzada. En todas la obras los encargados manifestaron que tienen la autorización edil y que retirarán el material lo más pronto posible. En dos edificaciones de la avenida Simón Bolívar, los obreros cernían la arena, descargaban los escombros y el material de construcción en el paso peatonal .

En las calles 1 y 3 de Obrajes, las constructoras estacionaron mezcladoras y otros equipos en la acera, forzando a los transeúntes a bajar a la calzada para circular o tomar un vehículo de transporte. “Es responsabilidad de los constructores ver la seguridad (de la gente), de tal manera que la circulación no se vea amenazada con la caída de material y para eso utilizan diversos mecanismos de protección”, explicó Javier Crespo, asesor de la Dirección de Administración Territorial municipal.

perjuicio. “Vendo frutas en esta acera hace diez años —avenida Las Américas y Unduavi, de Villa Fátima— y esto realmente perjudica; las personas tienen que bajar a la calle para tomar sus vehículos”, dijo Enriqueta Calle.

Juan Carlos Yucra, supervisor de la construcción de cuatro plantas, indicó que sólo controla los primeros dos pisos; en los otros dos la dueña “abandona su arena porque no tiene mucho espacio”.

Dos cuadras más arriba, sobre la misma avenida casi esquina Delicias, el panorama es similar. El supervisor, quien no quiso identificarse, señaló que tiene permiso para ocupar toda la acera. “Pagamos a la Alcaldía”, alegó, lo que fue desmentido por Deheza, ya que el permiso no tiene costo.  

La Razón intentó obtener de las subalcaldías Cotahuma, Sur y Central  un reporte de las sanciones impuestas por el incumplimiento al permiso de ocupación, sin embargo, los encargados o requerían autorización de los subalcaldes, que estaban de vacaciones, cambiaron sus números de celulares, o no pudieron responder.

“Tenemos autorización, el material de afuera es provisional, estamos metiéndolo durante el día”, expresó Vladimir Alas, supervisor de una construcción en la calle 11 de Obrajes, entre las avenidas Ballivián y Naval, pero al día siguiente aquél seguía depositado en la acera. Lo mismo pasa en dos edificaciones en Cota Cota. “Está muy mal, pero si no hay campo, tienen que salir nomás a la acera”, dijo el peatón Armando Loayza.

Hay una guía pero no una norma

El cuarto punto de la Guía Técnica de Orientación del Servidor Público Municipal, aprobada por Resolución Administrativa 001/201, indica que: “Para solicitudes de ocupación de vía, verifica que el propósito de este requerimiento esté dirigido a construcción, modificación, mantenimiento o mejoramiento de la edificación, dejando un espacio necesario para la circulación peatonal, debiendo acompañarse para ello la autorización correspondiente a cualquiera de las obras menores descritas en la guía”.

Alcaldía estudia una norma para dar seguridad a los transeúntes

Se trata de un reglamento que definiría sanciones contra los infractoresPara brindar seguridad a los peatones, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz estudia la posibilidad de aprobar una norma que se aplicaría a las nuevas construcciones que tengan la necesidad de ocupar espacios públicos para llenar el vacío normativo actual.

“Definitivamente debería haber una normativa que no sólo  establezca las responsabilidades, sino que dé mayor precisión en lo que respecta a la ocupación de vías y que también establezca las tareas de la administración municipal”, indicó Álvaro Viaña, director de la Administración Territorial y Catastral del gobierno local de La Paz.

Para esta labor, la autoridad dijo que otras instancias relacionadas a la construcción, como la Sociedad de Ingenieros de Bolivia, filial La Paz, el Colegio de Arquitectos y la Cámara Departamental de la Construcción, podrían participar.carencia. Actualmente cada subalcaldía otorga la autorización de ocupación de vía y da recomendaciones a los propietarios de los predios para evitar sanciones. “Lo que tenemos ahora es una guía para el trabajo que debe hacer el funcionario municipal”, explicó.

Viaña también abrió la posibilidad de establecer algún tipo de seguro contra accidentes y daños a terceros, que no sólo esté dirigido al transeúnte, sino a los obreros de la construcción y a los dueños de inmuebles aledaños.  

“Nosotros como dirección no autorizamos la ocupación de vías, es un tema desconcentrado de cada subalcaldía. Si se hace un reglamento, se debería contemplar además el tema de infracciones y sanciones”, precisó.

El contar con una norma específica clara es un criterio compartido por Javier Crespo, asesor de esa dirección edil. “Tenemos que ajustar este tipo de trámite para que la descarga (del material de construcción ) se realice al interior del predio y no sobre el espacio público”, apuntó.

En la misma línea, el arquitecto Tito Ríos destacó que se debe educar a las personas para que tomen sus precauciones y eviten accidentes. “En realidad no cumplen los permisos, por ejemplo, usan más de un metro de la acera, es muy frecuente esto, por ello se debe informar más a la gente”.

La falta de una normativa también es sentida por los vecinos. “Tapan toda la acera con calaminas, la Alcaldía debería controlar más, puede ocurrir un accidente”, dijo Ever Herrera con relación a una edificación en la avenida Las Américas, en Villa Fátima.

“Soy nuevo, pero haré que se cumplan las normas, antes no lo hacían”, indicó por su parte Exalto Merlo, supervisor de una construcción sobre la avenida Landaeta.

El cabo Reynaldo Mendoza  opinó que la ocupación vial en su totalidad es perjudicial, aunque los obreros no tienen la culpa, sino los encargados de la supervisión de las obras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia