Ciudades

Piscinas operan en condiciones de inseguridad e insalubridad

Riesgo. La primera inspección edil a estos sitios halló suciedad y precariedad en sus ambientes

Merlins. La sala de calefacción está llena de lodo, lo que dificulta la inspección municipal.

Merlins. La sala de calefacción está llena de lodo, lo que dificulta la inspección municipal.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 17 de septiembre de 2012

El piso de madera de la cocina del sauna Merlins de Ciudad Satélite tiene un hueco que  permite ver que debajo de él se encuentra la sala de calderos. Esto ya es un riesgo, pero lo peor está en descubrir que esos artefactos están oxidados y dejan escapar más humo del normal.

Ésta es una muestra de las condiciones en las que funciona ese servicio en esta ciudad. Esta precariedad fue detectada por la Intendencia Municipal en un recorrido que realizó junto con periodistas de La Razón y funcionarios de Recaudaciones y de Higiene de la Alcaldía.

La inspección se realizó en cuatro piscinas en igual número de zonas de El Alto: Merlins en Ciudad Satélite, Club Río del Sol en 12 de Octubre, Agua Bella en la calle 11 de Villa Dolores y Amazonas en la avenida Cívica de Tejada Triangular. En todas se encontró falta de seguridad industrial y laboral, debido a que en ninguno de los establecimientos se pudo apreciar la existencia de extintores antiincendios cerca de los calderos.

En el Merlins no sólo los calderos se veían oxidados sino también el piso estaba inundado de agua y lodo, lo que dificultó la revisión de los funcionarios municipales.  Los problemas de esta piscina se extendían a los tubos de los calderos, que sirven para expulsar humos y gases, pues éstos estaban rotos y oxidados a la altura de la sala de descanso destinada a los bañistas.  

Otro problema común en las cuatro piscinas visitadas fue la falta de higiene y deterioro en que se encontraba la ropa de baño que estos sitios tienen para alquilar a sus visitantes. Por esa razón, estas prendas fueron decomisadas. La Intendencia se incautó de pantalones cortos, mallas y bikinis, lo que obligó a los funcionarios de la Alcaldía a notificar a los propietarios y administradores para que renueven este tipo de ropa. Los dueños aceptaron hacerlo de inmediato.

El 70% de los servicios como baños y duchas en las cuatro piscinas está en malas condiciones, según el representante de Recaudaciones, Marco Chuquimia, quien también participó del recorrido.  “Estamos hablando de los baños y duchas, si bien éstos son mantenidos de manera frecuente por los trabajadores, se debe considerar que la gente entra y sale”.

Servicio. El cloro utilizado en las piscinas es deficiente y la temperatura del agua de estas piletas no es la adecuada, según los funcionarios ediles. La que presentó mayores deficiencias fue Merlins, donde se halló incluso una cañería en medio de la pileta, que mide 4 x 6 metros y tiene una profundidad desde 80 centímetros hasta 1,50 metros. Cerca de uno de los bordes de la alberca también se observó otro tubo expuesto, pese a que éste debería estar protegido e incrustado en la pared.

Los clientes también manifestaron su disconformidad con el servicio. De 15 personas entrevistadas por La Razón, diez manifestaron que se deben mejorar la temperatura del agua y la limpieza, además de que se deben aislar las salas de descanso y comedor, porque sus techos se llenan de agua vaporizada que gotea al cuerpo o a las comidas.

En dos de cuatro piscinas visitadas, Merlins y Club Río del Sol, se evidenció que los utensilios de la cocina eran viejos y sucios, por lo que también las autoridades municipales procedieron a incautarlos, entre los cuales se llevaron coladeras, ollas, platos, bandejas y cucharones.

También fue visitado el sauna Agua Bella en la calle 11 de Villa Dolores, donde se pidió al propietario pagar el impuesto del inmueble por los últimos tres años; asimismo se le solicitó instalar fumigadores, botiquín de primeros auxilios y poner letreros de señalización en los ambientes del establecimiento.

Salas con moho

Los rincones de las habitaciones de los saunas presentan moho, algunos baños no son aseados de manera frecuente y existe basura dentro de las piletas.

El ingreso a los saunas cuesta entre Bs 15 y 20

El ingreso a un sauna-piscina en la ciudad de El Alto cuesta entre 15 y 20 bolivianos. Este precio deben pagar los mayores de diez años, lo que les da derecho a un casillero con candado. El costo también da derecho a los ambientes de saunas seco y vapor, que tienen graderías para la permanencia de los clientes.  “La temperatura ambiente en estas instalaciones es agradable, llega a los 30º centígrados, y un poco más”, explicó el administrador de Club Río Social, ubicado en la 12 de Octubre, Pablo Quisbert.

Los clientes pueden comprar jaboncillos, toallas para manos, champús, afeitadoras, flotadores, artículos que deben ser ofertados al público de manera obligatoria, según las autoridades ediles. El alquiler de la ropa de baño está entre los 3 y 4 bolivianos por pieza, pero los munícipes recomiendan una exhaustiva revisión de los mismos, especialmente para las mujeres. En estos saunas existen espacios para el consumo de comida rápida, como sándwich, hamburguesas y refrescos al hielo.

Construyen la primera piscina edil

La piscina municipal de El Alto estará ubicada en la zona Santa Rosa del Distrito 1 y tendrá una capacidad para 645 espectadores. Será la primera de esta ciudad con capacidad para realizar competiciones locales. Las obras se iniciaron hace tres semanas. Será ejecutada por la empresa Esmeralda con un costo de 13.949.733 bolivianos financiados por la Unidad de Proyectos Especiales (Upre) del Ministerio de la Presidencia.

La directora de Proyectos Distritales, María Sharezca Vásquez, informó que el proyecto data de 2007, cuando tuvo que haberse iniciado esta construcción, pero no comenzó por tropiezos con las organizaciones. “Los sectores sociales querían una piscina olímpica, pero las características no están en ese sentido, ésta es municipal”.

La pileta tendrá una extensión de 25 metros por 12,5 de ancho, y una profundidad variable de entre 1,40 y 2,10 metros.  Las graderías tendrán tres niveles y dos bandejas para albergar a 645 espectadores. También incluirá una alberca para menores de edad de 12 x 5 metros con un calado de un metro.

El primer operativo de control de piscinas

Por primera vez, la Intendencia Municipal de El Alto realizó, la semana pasada, un operativo de control de saunas y piscinas en coordinación con La Razón. Las autoridades admitieron que no cuentan con una ordenanza edil que regule el funcionamiento de esas albercas.

El responsable de inocuidad de la Intendencia, Adhemar Monroy, aseveró que nunca antes se había hecho un operativo de vigilancia en esos sitios. “Ésta es la primera vez que logramos un operativo de estas características; de aquí en adelante tendremos mayor control sobre las piscinas y saunas”.

El asesor jurídico de esta instancia municipal, Marcos Tapia, explicó que hace falta una ordenanza que regule la apertura y funcionamiento de este tipo de centros. “Lo malo es quem al no existir una normativa específica se coartan las acciones”, manifestó. También los munícipes informaron que la Intendencia no cuenta con aparatos para medir la calidad del agua, los cuales sólo posee el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia