Ciudades

Plantean que importadoras acopien basura electrónica

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua presentó ayer un anteproyecto de Ley de Residuos Sólidos que  norma el manejo y disposición final de los residuos electrónicos y plantea que quienes importen, distribuyan y comercialicen estos productos, acopien los desechos.

Desechos. El camino hacia el Chacaltaya se ha convertido en un botadero de residuos electrónicos.

Desechos. El camino hacia el Chacaltaya se ha convertido en un botadero de residuos electrónicos.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:40 / 05 de enero de 2012

Según el documento, se consideran residuos electrónicos a los electrodomésticos, equipos de informática, de  telecomunicaciones, aparatos o instrumentos electrónicos, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas o electrónicas, juguetes y equipos de entretenimiento o deportivos.  El documento fue elaborado por la Dirección General de Gestión Integral de Residuos Sólidos (DGGIRS), de la citada cartera de Estado.

“El anteproyecto no sólo propone realizar un adecuado manejo de los residuos sólidos en Bolivia, sino dar inicio a una política para el manejo de residuos electrónicos y residuos peligrosos. Por eso se amplían las responsabilidades sobre el manejo a quienes son los generadores”, informó ayer el jefe de la DGGIRS, Rubén Méndez.

Según la norma, todo productor, ensamblador, importador, distribuidor o comercializador de aparatos eléctricos o electrónicos debe proporcionar a los operadores de éstos (consumidores) la información para el desmontaje, identificación de los componentes o materiales susceptibles de reutilización y reciclado, la localización de las sustancias peligrosas y toda la información que contribuya a cumplir con un manejo adecuado de ese tipo de desechos.

Bolivia actualmente carece de una norma sobre el manejo y disposición final de este tipo de basura y los llamados cementerios de computadoras, refrigeradores y otros son parte del paisaje rural, que está cerca de las ciudades capitales.

Productores, ensambladores, importadores, distribuidores y comercializadores de este tipo de equipos también tienen la obligación de “establecer los sitios y metodologías de acopio de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, que se exijan conforme a reglamentación aprobada al efecto”, señala el inciso f) del artículo 46 del anteproyecto de ley.

“Estamos buscando implementar un concepto un poco polémico, que aún se debe ajustar. Pero los importadores, distribuidores y otros tienen que hacerse cargo del producto cuando se vuelve un residuo, y tienen que hacerse responsables en las etapas del manejo”, señaló Méndez.

Según el Diagnóstico de Residuos Electrónicos en Bolivia, elaborado en 2009 por Swiss Contact, entre 2003 y 2007 se importaron 25 mil toneladas de equipos electrónicos, cifra que se previó se elevará a 53 mil toneladas en el periodo 2008-2015. El documento estableció además que en Bolivia se genera al año 3,3 kilos per cápita de residuos electrónicos.

El citado anteproyecto de ley también dispone un manejo especial de los residuos peligrosos, que son aquellos que tienen grave incidencia sobre la salud pública y el medio ambiente por sus características corrosivas reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o patógenas. “En este caso se busca generar responsabilidad sobre los industriales que, en su mayoría, son generadores de residuos de este tipo. En general, el proyecto busca que todos los generadores asuman responsabilidad sobre cualquier tipo de desechos que generen”, insistió Méndez.

El anteproyecto busca establecer una política general y el régimen jurídico de la Gestión Integral de Residuos Sólidos ambiental y sanitariamente adecuada.  Por ello prioriza “la prevención de la generación de residuos sólidos y su aprovechamiento, en el marco de los derechos de la Madre Tierra, así como de los derechos individuales”, dice el documento.

El que contamina, debe pagar 

Uno de los principios del anteproyecto de Ley de Residuos Sólidos es que “el que genera   y contamina, paga”. Para ello, los diferentes niveles de gobierno definirán las sanciones que se aplicarán a los infractores en procesos legalmente efectuados, estableciendo   la cuantía de las penalidades o multas de manera proporcional al grado de culpabilidad de los infractores y/o el daño o amenaza ocasionada. También se dispone un mecanismo para actualizar el valor de las multas. 

Anteproyecto propone regularizar  los empaques

El artículo 33 del anteproyecto de Ley de Residuos Sólidos señala que los empaques, envolturas o envases de cualquier tipo de productos, deberán ser diseñados y fabricados de forma que se priorice la prevención de la generación de los residuos, así como su aprovechamiento.

“Aquellos que coloquen en el mercado productos envasados o de envases industriales o comerciales, que tras su uso generen una cantidad de residuos superior a la que determine el Gobierno o, en su caso, los gobiernos departamentales, están obligados a elaborar planes empresariales de prevención para minimizar y prevenir, en origen, la cantidad y peligrosidad de dichos envases”, precisa el citado artículo .

Los planes empresariales deberán ser aprobados por los gobiernos departamentales, de acuerdo con lo que establezcan las normas reglamentarias que desarrollen esas instancias.

Prevén triplicación de restos electrónicos

Según el Diagnóstico de Residuos Electrónicos en Bolivia, la generación de este tipo de de-    sechos se triplicará en el periodo 2000-2015. Este estudio, elaborado en 2009 por la organización no gubernamental Swiss Contact, fue tomado en cuenta por la Dirección General de Gestión Integral de Residuos Sólidos (DGGIRS)   —dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua—, que elaboró un diagnóstico que será publicado próximamente. 

“En 2000, a nivel nacional, se generó un kilo (de este tipo de desechos) por habitante; para 2008, este indicador se estimó en 2,2 kilos por habitante y para 2015 será de 3,3 kilos por habitante”, señala el documento. Según el Diagnóstico de Residuos Electrónicos, existen al menos 10 categorías de estos desechos. El primero se refiere a grandes electrodomésticos (refrigeradores o lavadoras). El segundo tipo alude a pequeños electrodomésticos (planchas, afeitadoras, hervidores de agua).

En el tercero están las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) (celulares, calculadoras, computadoras). En el cuarto figuran los aparatos de consumo (televisores, radios, cámaras). Los aparatos de alumbrado son el quinto tipo; las herramientas eléctricas, el sexto; los juguetes, el séptimo; los aparatos médicos, el octavo; los instrumentos de vigilancia, el noveno; y las máquinas expendedoras, el décimo. “Queremos generar conciencia del manejo adecuado de estos aparatos que son considerados basura común”, dijo la DGGIRS.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia