Ciudades

Policía denuncia en Transparencia liberación dudosa de delincuentes

Ilícito. Familiares de aprehendidos se prestan dinero para fiscales o jueces, afirma

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

02:15 / 18 de diciembre de 2013

La Policía denunció ante el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción a jueces y fiscales por la liberación irregular, y presuntamente a cambio de dinero, de delincuentes atrapados en flagrancia, que tienen antecedentes policiales y estuvieron en la cárcel.

“(Hay) delincuentes habituales que fueron aprehendidos en reiteradas oportunidades y sobre los cuales no se obtuvo una sentencia ejecutoriada. (Hay) resoluciones emitidas por los operadores de justicia que permiten que delincuentes habituales y reincidentes recobren su libertad, para que continúen con su actividad ilícita”, señala el informe al que accedió La Razón.

¿Por qué les dan libertad? “Cuando un delincuente habitual es aprehendido en flagrancia, de inmediato los familiares se constituyen a dependencias de la unidad donde son conducidos, previamente obtienen préstamos de dinero que son ofrecidos a los operadores de justicia a cargo de la investigación (policía y fiscal) o en su defecto, al juez a cargo de la audiencia para obtener de éstos la libertad”, agrega el documento fechado el 10 de este mes.

En él la Policía destaca que “la incorrecta aplicación de la norma por parte de los operadores de justicia, permite a los delincuentes seguir gozando de libertad y continuar con su actividad delictiva”. En la cartera de Transparencia se confirmó la recepción de la denuncia, se informó que aún está siendo analizada y que tiene diez días hábiles para pronunciarse sobre ella.

En la denuncia se cita el caso de Aldo M., de 24 años, aprehendido por la Policía por primera vez el 13 de noviembre de 2007, cuando tenía 17, por el delito de robo. Desde entonces fue capturado  otras 15 veces más, por robo, robo agravado, allanamiento, amenazas, lesiones y tentativa de violación. Fue remitido a la cárcel de San Pedro en cinco oportunidades y en calidad de detenido preventivo estuvo encerrado un año (ver cuadro).

Como diez fiscales, entre hombres y mujeres, atendieron estos casos. El 19 de agosto de 2008 cortó con un cuchillo el labio de una mujer que le pescó en flagrancia robando en su vivienda, y pese a ello el fiscal rechazó la denuncia “porque no coadyuvó más en la investigación, a pesar de que prestó su declaración”.

La Razón buscó al fiscal de Distrito Judicial de La Paz, José Ponce, para conocer su punto de vista; sin embargo, en su despacho se informó que no da entrevistas a un sólo medio y que llama a conferencias.

Otro caso destacado es el de Guido L., de 66 años, quien tiene un prontuario delictivo. A pesar de su avanzada edad, fue aprehendido por la Policía en 11 oportunidades y tiene 54 denuncias por robo agravado, robo de vehículos y accesorios, hurto y allanamiento, extorsión, amenazas estafa y estelionato. Estuvo en la cárcel cuatro veces.

“No siente temor ante el castigo policial o penal. Conoce el ambiente delicuencial. Existe predisposición a volver a delinquir”, son las conclusiones de una pericia psicológica que se le realizó, que fue de conocimiento de jueces y fiscales, y remitida a Transparencia.

El tercero caso es de Vladimir L., de 37 años, quien tiene antecedentes desde 2005, cuando tenía 29. La primera vez fue aprehendido por robo. A pesar de que seis fiscales investigaron sus delitos, no fue sentenciado y continuó operando.

“A la fecha, no existen resoluciones que permitan conocer la situación jurídica del ciudadano”, se lee en el informe. La Policía también se queja de que tras la liberación del aprehendido, el Ministerio Público tampoco continúa la investigación, a pesar de que debe actuar de oficio. Agrega que “la víctima, denunciante e incluso los mismos investigadores desconocen las resoluciones conclusivas emitidas por los representantes del Ministerio Público”.

Líder de asaltantes sigue libre 

Atraco

El 15 de octubre de 2010, el dueño de la vidriería Los Ángeles de El Alto intentó ser asaltada por una banda de cinco extranjeros y un boliviano que tenía en su poder un fusil M-16, un fusil FAL, cuatro revólveres de calibre 38 y 32, además de una pistola calibre 45.

Cabecilla

Tras la investigación, fueron capturados por la Policía, pero en mayo de 2011 el cabecilla de esta organización, William M. L., salió en libertad. Él tiene tres antecedentes delictivos desde 2003 por los delitos de robo agravado y asociación delictuosa, sin embargo, goza de libertad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia