Ciudades

1.016 menores sufrieron algún tipo de violencia en el país en 8 meses

Maltrato. Los datos de la Policía señalan que Cochabamba es la región con más casos

Info violencia contra menores de edad.

Info violencia contra menores de edad.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

00:01 / 26 de octubre de 2014

De enero a agosto de este año, al menos 1.016 menores de edad sufrieron violencia física, psicológica, familiar e incluso económica por parte de sus progenitores o terceros, informó la Policía. Cochabamba es el departamento con más casos. “No podemos justificar la violencia, se da por incumplimiento de algunas actividades que (los menores) no realizan. Son situaciones en las que hay que evaluar el estado psicológico de los agresores porque no es lógico que reaccionen ante un niño o un bebé de esta forma”, indicó a La Razón la coronel Rosa Lema, directora nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

En los datos proporcionados por el Comando Nacional de la Policía figuran 420 denuncias de violencia física, psicológica e incluso mediática; seguidas por los abusos sexuales, lesiones leves o graves y asesinatos, con 300 casos, y la violencia ejercida dentro del mismo hogar, con 287 denuncias. Además, se reportaron nueve casos de violencia económica, como incumplimiento de los deberes de protección de uno de los progenitores. En total, son 1.016 (ver infografía).

Los maltratos no solamente se refieren a lastimaduras con golpes, puñetes, patadas, jalones o empujones, igualmente se reportaron abusos extremos como quemaduras, encadenamientos, encierros, prohibición de alimento y agua, incluso hasta provocar la muerte de la víctima. Todo esto va acompañado del abuso psicológico.

Una de las últimas noticias que indignó a la ciudadanía sucedió el 12 de octubre, en el Macrodistrito Sur de La Paz. María Antonieta A. V., de 51 años, fue acusada de asfixiar a su hijo David M. A., de diez años. Tras el crimen, ella intentó quitarse la vida y consumió pastillas. La mujer fue encontrada abrazando el cadáver del pequeño sobre su cama y muy cerca de ellos se hallaba una carta póstuma en la que se despedía de su familia.

Un mes antes, el 5 de septiembre, la niña María S., de cuatro años, fue hallada sin vida y en avanzado estado de descomposición en la habitación que alquilaba el ayudante de albañil Aldo H., ubicada en el barrio Villa Alegre, en Santa Cruz. La infante fue reportada como desaparecida tres días antes. De acuerdo con el informe preliminar, el posible autor que está prófugo se había vengado de la familia.  “Cuando se produce una violación a un menor existe una desviación psicológica, puede ser un pedofílico, no es normal ninguno de estos aspectos”, sostuvo Lema.

Marcelo Claros, director de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de la Alcaldía de La Paz, remarcó que de 6.200 casos de violencia que su entidad recibió hasta la fecha, aproximadamente 2.000 se refieren a maltrato psicológico. “Como 800 fueron los casos de maltrato físico, con víctimas de 12 años como promedio, y las víctima de daños psicológicos, con entre tres a 17 años”, dijo.

Los datos del Comando Nacional de la Policía revelan que Cochabamba es el departamento donde se presentaron más denuncias: 266 de las 1.016, le siguen Santa Cruz con 218, La Paz con 192, Tarija con 90 y Oruro con 83; Beni solamente tiene 21 (ver infografía).

El consumo de alcohol es la causa principal para que se presenten estos problemas, opinó el coronel Alejandro Pozo, director de la FELCV de Cochabamba. “Inclusive tuvimos casos de infanticidio. El principal problema es el alcoholismo, juega un papel desencadenante, otra de las causas son los problemas económicos”.

El 2 de julio, en la ciudad cochabambina, tal fue el hambre de Marcelo C., de 13 años, que ingresó al domicilio de su vecino para robar comida. Su padre se enteró de ello y le quemó las manos y parte de los brazos como castigo; el menor estuvo hospitalizado.

Sobre los abusos sexuales, en el país se reportaron 260 casos. Santa Cruz tiene la mayor cantidad de denuncias con cerca de 50, de acuerdo con los datos policiales. La Razón publicó el 27 de septiembre que hasta entonces la Defensoría de la Niñez y Adolescencia paceña recibió 183 denuncias de este tipo, aunque la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) registró solamente 81.

La madrugada del miércoles 24 de septiembre, Beatriz, de 14 años, fue violada en un alojamiento de la avenida Buenos Aires, en La Paz, por Natalio M. L., chofer de un micro público. Antes de dejarla sola, él anotó en el cuaderno de la escolar su número de teléfono móvil, nombre y otros datos, y le dejó Bs 75. La joven denunció el hecho acompañada de un familiar.

Familiares. En otro caso, a las 20.45 del lunes 22 de septiembre, la Policía se hizo presente en una casa abandonada en la calle final Bolívar, de Bajo Pampahasi, para rescatar a una niña de 12 años que estaba ebria y semidesnuda. En el lugar capturó a Reynaldo C., de 18.

“Hemos tenido más casos de violencia sexual en el Beni y la mayor parte son de familiares, como primos, tíos, padrastros. Las víctimas fueron desde los cinco años”, sostuvo la teniente Claudia Romero, directora de la FELCV del Beni, donde este año se atendieron ocho casos de abuso sexual y 13 que representaron otro tipo de violencia.

La teniente recordó una denuncia de una pequeña de nueve años que fue violada por su primo de 14 en Trinidad. A pesar de su huida, la fuerza pública logró atraparlo y ahora permanece en un refugio. “Por lo general se abstienen a dar una declaración”.

Mientras que la coronel Lema indicó que en Chuquisaca igual se presentó gran cantidad de violaciones, cerca de 51, según los datos. La Ley Integral para Garantizar  a las Mujeres una Vida Libre de Violencia establece en su artículo 83 que si el delito de violación fuere cometido a una persona menor de 14 años, el autor será sancionado con una privación de libertad de entre 20 y 25 años, así no haya utilizado la fuerza o intimidación.

En lo que refiere al maltrato familiar, la Policía registró 241 denuncias en las que los autores eran los propios progenitores. Además de hacer uso del cinturón, se descubrió que los mayores empleaban cables, palos de escoba, fierros y hasta cuero de vaca —en el oriente— para agredir a los niños.

“Muchos padrastros o madrastras ven al infante como un intruso en la casa y no lo consideran como uno más de la familia, ése es otro tipo de violencia”, manifestó la coronel Lema. “Aproximadamente el 90% de los casos se dieron dentro del hogar, es decir el papá, la mamá, el abuelo, el tío, incurrieron en ello”, dijo Marcelo Claros.

El teniente Ramiro Mollinedo, jefe de la División Menores de la FELCC, subrayó que la violencia se produce porque los progenitores se “desfogan” con sus hijos. “Desfogan su ira en el menor, el adulto atraviesa por una etapa de crisis emocional, ya sea originada por deudas o por motivos pasionales. El menor es vulnerable”.

“Otra forma de abuso en Trinidad es que luego de estudiar medio tiempo, los pequeños, incluso en sus vacaciones, salen a vender”, declaró Romero. Recientemente la Policía atendió a una menor que escapó de su casa porque tenía miedo de ser golpeada por su madre al no haber vendido nada de sus productos en un día. Pero eso no es todo. El coronel Pozo complementó que el abuso también se presenta cuando un pequeño es abandonado por su padre o madre por cuestión de un viaje, y es dejado, generalmente, a cargo de un tío o de algún otro familiar, quien lo castiga.

Consejos de la felcv para evitar agresión

Apoyarlos y amarlos

Para que tengan autoestima

Los padres no deben menospreciar ni maltratar a sus pequeños, ya que así éstos adquirirán baja autoestima y, por ende, aceptarán la violencia en su familia, barrio y hasta en su colegio.

Velar sus derechos

Para aprender a defenderse

Es importante que los padres, profesores o tutores les enseñen cuáles son sus derechos y que sepan que no pueden ser agredidos por ninguna persona.

Pueden denunciar

Hay líneas de la Policía

Los menores pueden apersonarse a la Policía para hacer su denuncia. Para ello pueden llamar en La Paz al teléfono 2282211 y desde cualquier ciudad al 110 o 120.

No usar la fuerza

Genera más violencia

Los padres no deben usar la violencia física cuando los menores no obedecen, pues eso genera más violencia; tampoco deben desahogarse con el hijo si están enojados.

Evitar manipulación

Es un daño psicológico al niño

La Policía recepcionó casos en que algunas madres ejercen violencia cuando les condicionan a que no verán a sus padres porque no les dan su manutención.

No dejarlos solos

Derecho a vivir en familia

No es aconsejable que los progenitores dejen a sus hijos al cuidado de terceros cuando realizan viajes largos, especialmente de trabajo; pueden sufrir algún maltrato.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia