Ciudades

En Potosí deciden tomar tres mineras y entes públicos

Conflicto. El Gobierno dice que hará respetar la institucionalidad

Presión. Manifestantes potosinos se dirigen hacia el Palacio de Comunicaciones, en La Paz; ayer.

Presión. Manifestantes potosinos se dirigen hacia el Palacio de Comunicaciones, en La Paz; ayer. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

01:41 / 10 de julio de 2015

Entidades afiliadas al Comité Cívico Potosinista (Comcipo) decidieron tomar físicamente las empresas mineras Manquiri, San Cristóbal y San Bartolomé e instituciones públicas con el apoyo de cooperativistas mineros, además de enviar más manifestantes a La Paz.

Ayer la capital departamental cumplió el cuarto día de paro y siete concejales opositores, el tercero de huelga de hambre; mientras en La Paz, seis marchistas —entre ellos el dirigente cívico Johnny Llally— cumplieron el segundo día de ayuno voluntario exigiendo atención gubernamental a un pliego de 26 demandas.

“Un consejo consultivo en Potosí ha determinado tomar las instituciones estatales como la Alcaldía y la Gobernación, además de las transnacionales mineras”, informó ayer Milton Navarro, presidente del Comité de Movilizaciones del Comcipo.

La Federación Departamental de Cooperativas Mineras que se había mantenido al margen de la movilización decidió respaldar a la dirigencia cívica y dio 48 horas para que se abra el diálogo entre el presidente Evo Morales y los representantes potosinos que están en la sede de gobierno.

Caso contrario, advirtieron con iniciar un bloqueo de caminos desde este sábado.  La Razón se comunicó con el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien reiteró que “el diálogo está abierto, porque (las demandas) se las viene trabajando, no es que se las haya abandonado”.

En esa línea, dijo que la dirigencia cívica no puede negarse a dialogar con los ministros, “porque son los que tienen que ver con la gestión y la resolución de conflictos sociales”. Respecto a la amenaza de toma de minas e instituciones, sostuvo que “se hará cumplir la normativa y defenderá la institucionalidad”.

El miércoles, el Ministerio de la Presidencia envió una nota al ente cívico fijando una reunión para el lunes 13 en la ciudad de Potosí.  La invitación fue rechazada porque los dirigentes están en La Paz, a la que llegaron tras 11 días de caminata, y porque decidieron negociar directamente con el Jefe del Estado.

Al respecto, Llally dijo que “hemos venido caminando kilómetros y ahora nos dicen: andate y dialogaremos allá. Es una falta de respeto. Además, hemos venido a hablar con el Presidente, no con el ministro Quintana”. Consultado sobre la posibilidad de que el mandatario Evo Morales les conceda una audiencia, Romero respondió que: “el Primer Mandatario tiene una agenda muy recargada”.

El 26 de junio, un puñado de dirigentes cívicos y representantes gremiales y del transporte libre comenzaron una caminata hacia La Paz, a la que se fueron sumando personas a medida que avanzaba. Ayer, debido a la radicalización de los manifestantes en Potosí, tanto la  Gobernación como la Alcaldía tuvieron que suspender sus actividades porque grupos de choque intentaron asaltar esas dos instituciones.

Para las 09.00 de hoy se ha convocado a una manifestación que tiene previsto concluir —según medios locales— con la toma de Manquiri, situada  detrás del Cerro Rico. Por su parte, Llally pidió al pueblo paceño comprensión. “Esperamos que apoyen el pedido que tenemos para el desarrollo de nuestro departamento y que nos ayuden a preservar el patrimonio del Estado, porque el Cerro Rico es de todos”.

Principales demandas del pliego

Exigencias

Construcción de un complejo y una planta hidroeléctrica, tres hospitales, dos represas, conclusión, construcción y mejora de caminos, fábricas de vidrio, de cal y cemento, energía eólica, aeropuerto internacional, la preservación del Cerro Rico, etc.

Solo una comida al día para los marchistas

El desayuno de los marchistas de Potosí, que se hallan alojados en predios de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), consistió en una taza de té con un pan, consumido temprano, antes de empezar a marchar por la ciudad de La Paz y permanecer durante gran parte del día bloqueando el tráfico vehicular en una esquina.

“Los residentes potosinos en la ciudad de La Paz están contribuyendo para la alimentación de los marchistas. Hoy (por ayer), solo tomaron tecito con pan en la mañana”, dijo Jhonny Llally, presidente del ente cívico, quien lleva tres días en huelga de hambre, junto a cinco personas.

Los más de 150 marchistas, entre los que hay niños, permanecieron gran parte del día apostados en la esquina de las avenidas Mariscal Santa Cruz y Camacho, bloqueando el paso vehicular. “No han almorzado, porque tratan de cuidar los alimentos, no tenemos lo suficiente como para comer desayuno, almuerzo, té y cena”. Las bajas temperaturas también pasan factura a los movilizados, que requieren frazadas y colchones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia