Ciudades

Un derrumbe deja sin agua a Sucre al menos por 15 horas

Crisis. La población hizo largas filas ante los carros cisterna o se aprovisionó a través de vertientes

Percance. Obreros de Elapas en el tramo del canal Ravelo, destrozado por el deslizamiento.

Percance. Obreros de Elapas en el tramo del canal Ravelo, destrozado por el deslizamiento. ELAPAS.

La Razón (Edición Impresa) / Yuvert Donoso / Sucre

03:25 / 15 de mayo de 2015

Sucre se quedó sin agua potable por más de 15 horas por el derrumbe de un cerro sobre parte del canal Ravelo, que transporta el líquido a la planta de tratamiento. A partir de las 16.30 el servicio fue repuesto y se esperaba que hasta la noche el suministro volviera a la normalidad.

El problema —suscitado en la comunidad de Socapampa, a 30 kilómetros de la urbe,— se presentó en una jornada en la que el termómetro marcó los 18 grados de temperatura y afectó primero a unos 50 barrios de la parte alta de la capital boliviana; y para el mediodía el corte del servicio era casi total y la desesperación comenzó a cundir en los hospitales y entre los vecinos de la ciudad.

Decenas de personas —Sucre tiene casi 260.000 habitantes— se volcaron con baldes y tachos a las calles en busca de vertientes y pozos de agua, mientras otros hacían largas filas para llenar sus recipientes en alguna de las cisternas desplegadas por la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (Elapas).

“Estamos poniendo en riesgo la vida de los enfermos”, advirtió por la mañana el director del hospital Santa Bárbara, Enrique Leaño. El deslizamiento del cerro se produjo la tarde del miércoles y las piedras destruyeron un tramo del acueducto, informó el gerente general de la firma, Édgar Campos. Apenas conocido el percance, una cuadrilla de trabajadores fue desplazada hasta el lugar para comenzar la reparación, que consistió en habilitar un desvío o bypass para permitir el flujo del líquido hacia la planta de tratamiento de El Rollo. La destrucción de parte del conducto fue un hecho fortuito debido a las constantes lluvias que cayeron en la zona en días anteriores.

Solución. La cuadrilla fue reforzada por otra partida de obreros —12 en total— que trabajaron toda la noche y la madrugada de ayer. Sucre se abastece del líquido del municipio potosino de Ravelo. La empresa Elapas lo transporta a través de un canal de unos 40 kilómetros de extensión, el que en gran parte del trayecto se encuentra embovedado.

Los trabajos concluyeron cerca de las 11.00. Tras horas de incertidumbre,  Campos informó a las 16.30 que el problema había sido solucionado parcialmente y que paulatinamente se comenzaba a reanudar el servicio a la zona central de la ciudad. Por la noche se preveía que el servicio iba a ser normalizado en un 80%. 

El directivo explicó que traer el agua desde el canal de aducción hasta la planta de tratamiento toma aproximadamente cuatro horas, por lo que pidió comprensión a la ciudadanía.  Durante toda la mañana y parte de la tarde, los medios de comunicación recibieron quejas de la ciudadanía de prácticamente toda la urbe.

Las viviendas que cuentan con tanques de almacenamiento compartieron con sus vecinos el agua. En la zona de la Recoleta, donde hay una vertiente natural, los vecinos se agolparon para conseguir un poco. El Gerente de Elapas dijo que una solución definitiva a este problema es embovedar los 40 kilómetros de extensión del canal Ravelo, obra que demandaría un elevado presupuesto, aunque no precisó el monto. Sin embargo, apuntó que la empresa distribuidora efectúa la construcción de puentes, túneles y ductos para garantizar la provisión.

Medidas preventivas de Elapas

Tanques

El gerente de la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado  Sucre (Elapas), Édgar Campos, recomendó a los dueños de casa contar siempre  con un tanque de almacenamiento que, en situaciones como las registradas ayer,   puede paliar la falta de agua. Esto ocurrió ayer en muchos hogares que tienen tanques elevados, pero también en las casonas que cuentan con pilones.

Una jornada difícil en los  hospitales más grandes

Por horas, los hospitales de la capital vivieron un drama por falta de agua. La Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (Elapas) se vio obligada a llevar el líquido en cisternas hasta sus puertas para garantizar su normal funcionamiento. El director del hospital Santa Bárbara, Enrique Leaño, dijo que el corte puso en riesgo la vida de los pacientes, particularmente de los enfermos renales que se someten a la hemodiálisis.

La crisis también llegó hasta el Hospital Obrero Jaime Mendoza. Sus tanques de almacenamiento lograron garantizar la dotación del líquido durante toda la noche del miércoles y parte de la mañana, pero a principios de la tarde la reserva se había agotado. Decenas de empleados con tachos tuvieron que recurrir a las cisternas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia