Ciudades

Proyectan la instalación de cámaras de vigilancia

La Alcaldía y el Seres El Alto coinciden en mejorar la seguridad en los centros

PUERTAS. La vigilancia y un control planificado de salidas y entradas son necesarios en hospitales.

PUERTAS. La vigilancia y un control planificado de salidas y entradas son necesarios en hospitales. Foto: Miguel Rivas

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 26 de julio de 2015

La Alcaldía y el Servicio Regional de Salud de El Alto (Seres) coincidieron en que se debe ejecutar un proyecto para la instalación de cámaras de vigilancia en los centros de salud y hospitales de la ciudad.

La secretaria municipal de Desarrollo Humano, Nancy Conde, lamentó que la inseguridad sea una de las características de la urbe y que ésta se extienda incluso a centros de atención médica.

“Sabemos que nuestros centros no tienen cámaras de seguridad, carecen de ellas, no tienen guardias permanentes, necesitamos reformular todo esto y hacerlo más estable, por lo que se va a proponer la instalación de cámaras”, indicó.

Por su parte, el director del Seres,  Jimmy Centellas, dijo que hay una preocupación general de la comunidad médica y que se debe priorizar la instalación de estos artefactos en los centros donde existen niños y gestantes. “Estamos preocupados con la seguridad en todos los hospitales, hablamos con algunos directores y lo que estamos viendo como una de las medidas es reducir los ingresos, es decir, contar con menos puertas de ingreso y salida para visitantes”.

También señaló que debe existir una capacitación permanente sobre temas de seguridad y control y personal específico para esta área.

“Se hará un control más estricto donde hay partos, la verdad es que en todos los centros, en todos los hospitales necesitamos que se haga un control en todos los servicios, pero hay que darle mayor prioridad al área materno infantil”, agregó.

La directora municipal de Salud, Flora Poma, indicó que se analiza la posibilidad de contratar más guardias de seguridad en todos los centros de salud de la ciudad.

“Primero tenemos que reordenar, la casa, como dicen (...) hemos encontrado a la Dirección Municipal de Salud con muchas deficiencias y deudas de gestiones anteriores, los centros de salud nunca fueron atendidos, están abandonados en todo sentido al extremo de que no se les ha dotado de medicamentos”, agregó. La Alcaldía y el Seres coinciden en que la aplicación de las cámaras si bien es urgente o necesaria, se debe hacer un estudio de factibilidad.

“Hay que ver los espacios, si el centro al que se le quiere instalar merece tenerlo o solo basta con guardias de seguridad”, sostuvo Conde.

Centellas se refirió al tema económico. “El estudio debe dar detalles de lo económico y logístico, hay que pensar en centros de monitoreo y los espacios que deban tener, hay que pensar en todo para que el proyecto funcione, sino ver otra alternativa”. El tema quedó pendiente, tras el robo de un menor en el hospital Boliviano-Japonés de Senkata; sin embargo, la alcaldesa Soledad Chapetón aseguró que hará seguimiento a ambos.

Solo en los hospitales

Vigilancia

Solo en los hospitales se instalaron las cámaras de seguridad, en los centros de salud de El Alto no cuentan ni con guardia edil ni vigilancia en videograbadoras.

El caso de la menor robada está en reserva

El caso de la menor robada del hospital Boliviano-Japonés el 27 de mayo de este año todavía está en reserva y las investigaciones para dar con su paradero continúan.

Esta información la proporcionó el director de este nosocomio, Jhonny Medina. “Aún el caso se halla en etapa investigativa, ya se realizó la inspección ocular, pero éste está en reserva, y todavía no hay una noticia de que haya aparecido”, indicó.

El 27 de mayo, entre las 16.00 y 17.00, una mujer vestida de enfermera ingresó a la habitación donde se hallaban las madres junto a sus hijos recién nacidos.

Levantó a la niña con el pretexto de pesarla y medirla, pero no apareció más.

La madre dijo que una enfermera con barbijo entró a su habitación ese 27 de mayo y le indicó que se llevaría a su bebé para pesarla, y evitó que ella la acompañe.

Tras 30 minutos de espera, la mujer comenzó a preguntar a las enfermeras sobre el paradero de su bebé, pero nadie le daba una respuesta. Se tuvo que llamar a la Policía para que inicie las investigaciones y trate de encontrar a la menor.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia