Ciudades

PumaKatari pasa prueba de partida en una pendiente

Expectativa. Choferes de La Paz tomarán posición después del 16

Ensayo. El bus asciende la pronunciada cuesta de la calle Moxos, en el Macrodistrito de Cotahuma.

Ensayo. El bus asciende la pronunciada cuesta de la calle Moxos, en el Macrodistrito de Cotahuma. GAMLP.

La Razón / Daymira Barriga / La Paz

01:27 / 12 de julio de 2013

El bus prototipo PumaKatari venció satisfactoriamente la prueba de capacidad de partida en pendiente, anunció el Instituto de Investigaciones Mecánica y Electromecánica de la Universidad Mayor de San Andrés.

La calle Moxos, que une la avenida Buenos Aires con el mercado Bolívar, en el Macrodistrito de Cotahuma, tiene una inclinación de hasta 24% (13,5 grados) y fue elegida para hacer el primer examen del prototipo.

El PumaKatari es el prototipo de las 61 unidades adquiridas por el gobierno local paceño, con las que  en octubre echará a andar el La Paz Bus para dar servicio a las laderas que no tengan transporte público.

Los choferes que operan en la urbe —libres, sindicalizados urbanos y cooperativistas— aún no tomaron posición sobre el funcionamiento del transporte municipal, dijo Tomás Mamani, ejecutivo de la Federación Departamental del Transporte Libre de La Paz, quien anunció un encuentro después de las fiestas julias.

“Es sólo un prototipo. La Federación 1° de Mayo trajo uno, pero no ha rendido”, señaló y añadió que es prematuro pronunciarse sobre sus rutas y recorridos o los efectos que pueda tener el La Paz Bus en sus afiliados, toda vez que la Alcaldía no ha dado a conocer aún cuales son las cuatro primeras rutas en las que comenzará a operar.

El vehículo, de fabricación china y 16 toneladas de peso, fue cargado con bolsas de arena, equivalentes a  66 pasajeros, y efectuó dos vueltas completas. Luego, la carga muerta fue reemplazada por personas con las que subió y bajó la empinada arteria. La Moxos, de 166 metros de largo, aunque no es la más inclinada de las calles de la urbe paceña, es la de mayor exigencia para un bus de transporte público, explicó el investigador Ramiro Peralta.

“La prueba —la primera de 199,  que incluye 27 ensayos distintos y sus repeticiones, divididos en desempeño: medioambiental, mecánico, energético y operativo— consiste en ir deslizándonos e ir parando cada determinada distancia para ver su capacidad de partida en pendiente”, indicó Peralta antes de comenzarla.

Según el experto, los buses que están a la venta en el mercado tienen una capacidad de partida en pendiente de 7 grados. “Estamos con sobrepeso de 10% y con exigencia de pendiente de casi 24% y la prueba ha sido satisfactoria”.

El ensayo, agregó, permite concluir que: el PumaKatari tiene capacidad para subir pendientes y bastante capacidad para ir frenando, “ya que no ha usado ni el 50% de su capacidad de frenado”. Además, “echó por tierra el mito de que el motor trasero en un bus para operar en la topografía de La Paz no sirve”.

Las próximas pruebas medirán la capacidad de ascenso en plano inclinado, de ascender a velocidad constante y de acelerar en terreno escarpado; todas se efectuarán en la Moxos.

De grados y porcentajes

En su trayecto, la calle Moxos tiene 13%, 15%, 22% y 24% de inclinación. 100% equivale a un ángulo de 45 grados, 20% a 11,31 grados y 24% a 13,5 a grados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia