Ciudades

Revienta tubería de alta presión de EPSAS, hay 26 casas destruidas

Acuerdo. La empresa se compromete a reconstruir inmuebles y reponer enseres.

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

02:24 / 05 de junio de 2015

Una cañería de alta presión de la Empresa Pública Social del Agua y Saneamiento (EPSAS) reventó a las 23.45 del miércoles en el barrio Valle de las Flores, 26 casas tienen serios daños y sus ocupantes fueron evacuados, hay cinco heridos.

En el barrio donde vive Noemí Calle no hay agua ni alcantarillado, la mayoría de la gente se aprovisiona de cisternas. La joven nunca imaginó que el líquido llegaría en abundancia y de golpe, en el momento menos pensado, y que a su paso dejaría destrozos en dos manzanos situados entre las calles San José y Metropolitana.

El 30 de noviembre de 2012, la Autoridad de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) emitió la Resolución Administrativa Regulatoria 50/2012, en la que observa la falta de reposición de la tubería de alta presión —de acero y de 700 milímetros de diámetro— siniestrada en el megadeslizamiento de febrero de 2011 y que fue instalada por YPFB de forma provisional. Esta es la que se rompió.

“Era casi medianoche, estaba oscuro y hemos sentido un sonido como si llegara un diluvio. El agua nos ha golpeado y ha arrastrado a mi sobrina de nueve años que está herida de un pie”, contó Noemí, quien vio cómo se desmoronaba su casa.

Inesperado. “Mis cuadernos, mi dinero y mi televisión, todo está enterrado bajo este barro y no tengo ni ropa. Todo se ha perdido”, contó. Pese al azote de la adversidad, agradeció estar con vida porque la pared de su dormitorio se vino abajo sobre su cama.

Como su casa —que quedó con muros desmoronados, pisos rajados y techos que cedieron—, otras 25 viviendas recibieron el golpe del torrente, como si un río se hubiera salido de curso y arrasado con el vecindario. “Era todo como un río, una chica que circulaba por el lugar a la hora en que la cañería reventó fue arrastrada hasta abajo y quedó con la pierna fracturada. También hay dos niños que estaban solos en una casa y los han sacado en una camilla, no sé qué habrá pasado con ellos”, relató Ariana Loza.

“Estábamos durmiendo todos y jamás imaginamos que iba a suceder todo esto. Duró como 45 minutos, pero vi cómo mi casa se iba llenando como una piscina, pensamos que nos íbamos a ahogar”, contó Carlos Mamani, otro de los damnificados.

Él y su familia rompieron un muro de su vivienda para que el agua saliera fuera porque no podían abrir la puerta y sentían que la habitación en la que se encontraban iba a colapsar en cualquier momento. “Además, era muy peligroso porque los cables de energía eléctrica se reventaron y no se podía ver dónde pisar porque todo estaba tan oscuro”, agregó.

Cinco personas fueron internadas en el hospital Arco Iris con heridas y golpes, aunque hubo quienes fueron por su cuenta en busca de asistencia médica.

Los vecinos denunciaron que el tubo que reventó es el mismo que en 2011 ocasionó el megadeslizamiento, con la destrucción de más de 400 viviendas, y que desde hace cuatro años se aprovisionan del líquido para sus necesidades diarias de cisternas y un río cercano. Para asistir a los afectados, llegó al lugar personal de la Alcaldía, de la Policía Boliviana y Bomberos; además del viceministro de Agua Potable y Servicios Básicos, Rubén Méndez, y del interventor de EPSAS, Hugo Gómez, para dialogar con la junta de vecinos y resolver la emergencia.

“Este tubo fue colocado hace cuatro años como provisional hasta que se instale o cambie de lugar, pero nunca lo hicieron y está en esas malas condiciones, por eso reventó. Más bien no murió nadie”, indicó uno de los vecinos, quien tomó la palabra durante la asamblea en la que participaron las autoridades.Otra levantó la voz y dijo: “Una tubería de semejante presión qué desgracias nos puede traer. Las autoridades vienen porque falta agua en la zona Sur, no por nosotros y no podemos dejar que se restituya el servicio allá sin que solucionen nuestros problemas”.

La principal demanda de los afectados era que el tubo sea trasladado a otro lugar y que se les instale agua potable de inmediato, se les indemnice por la pérdida de las estructuras, equipos, muebles y enseres, entre otros.

 “Lo que queremos es reparar para reponer el servicio al sur. Los vecinos del Valle de las Flores están impidiendo que se repare el problema”, lamentó Gómez.

“No queremos obstaculizar, es evidente que tienen derecho los de la zona Sur, pero ellos no entienden lo que estamos sufriendo. Es nuestro planteamiento”, indicó otro de los damnificados.

La negociación se tornó difícil para las autoridades del Gobierno y EPSAS, y obligó a declarar tres cuartos intermedios para poder organizarse y ordenar las demandas. El diálogo comenzó pasadas las 09.00 y se extendió hasta después de mediodía del feriado.

“EPSAS tiene un seguro hermanos y no les miento, se va a hacer cargo de todos los damnificados, heridos y curaciones. Vamos a hacer una valoración de los daños, todo está garantizado”, ofreció la autoridad, quien pidió que se firme un acta y les prometió una reunión en diez días.

Sin embargo, los afectados le dieron una rotunda negativa. “Desde hace cuatro años nos tienen con ese cuento y sin solución”, protestó el dirigente vecinal Ignacio Ortiz.

“Ejecutemos el acta y haremos seguimiento permanente”, planteó Méndez, quien fue abucheado.

Acuerdo. Después de más de 15 minutos, se retomaron las conversaciones. El viceministro solicitó que la pulseta llegue a su fin y que le den 15 días para concretar el traslado de la tubería que alimenta al sistema Pampahasi y se distribuya el líquido a diez barrios y a toda la parte alta del Macrodistrito Sur.

“Serían diez días para la licitación de los tubos que se importan desde afuera y luego implementar el cambio”, indicó. Los vecinos se radicalizaron y anunciaron que no dejarían soldar la tubería si no se la traslada a Hampaturi. “Nosotros hemos estado años sin agua, por qué en el sur no van a estar 15 días con cisternas”, argumentó una de las negociadoras.

El tira y afloja acabó por la tarde. La empresa se comprometió a cambiar el trazo de la cañería, proyecto que está en etapa de diseño; a cubrir los gastos de reparación o reconstrucción de las 26 viviendas, a pagar los gastos hospitalarios de los heridos y a instalar pilas comunales en el vecindario afectado, informó Gómez.

La licitación para la compra de tubos se lanzará máximo en 15 días y la empresa analizará el mejor lugar para mover el tubo que causó los estragos. Para convencerles de la seriedad de sus compromisos, personal de EPSAS llevó tubos para la dotación de agua potable al Valle de las Flores.

Después, técnicos de la empresa comenzaron a soldar el tubo de alta presión, tarea que estaban por concluir cerca de las 22.00.

Al menos diez barrios del sur, sin agua por 24 horas

Liliana Aguirre

A las 08.30 una larga fila de vecinos, con baldes, tachos, lavadores y otros recipientes habían tomado la calle 37 de Cota Cota esperando que un carro cisterna les trajera el líquido. El suministro se cortó a las 24.25 y pilló desprevenidos a los habitantes de al menos diez barrios del Macrodistrito Sur del municipio de La Paz.

Cerca de las 11.26 la Empresa Pública Social de Agua Potable y Saneamiento (EPSAS) difundió un comunicado confirmando la rotura de la tubería de acero de 700 milímetros que lleva agua a los sectores que son parte del sistema Pampahasi: Chasquipampa, Irpavi II, Ovejuyo, Alto Achumani, Meseta de Achumani, Valle de las Flores, Pacasa, Los Rosales, Koani, Chasquipampa y la parte alta de la zona Sur de la ciudad.

La reposición del servicio tropezó con la inicial resistencia de los damnificados del Valle de las Flores. “Lo que queremos es reparar (la tubería) para reponer el servicio a la zona Sur. Los vecinos del Valle de las Flores estaban impidiendo que se repare el problema”, dijo el interventor de EPSAS, Hugo Gómez, quien estaba horas en ese cargo, pues había sido posesionado a las 16.30 del miércoles.

“Hemos llegado a un acuerdo y hasta la 01.00 vamos a reponer el servicio en el sur”, declaró cerca de las 13.00. Según explicó, técnicos de la empresa tenían que soldar la tubería como solución provisional. Las pruebas y la reposición efectiva iban a tomar la menos otras seis horas.

Para paliar la falta del líquido, EPSAS desplazó hacia los barrios afectados camiones cisterna.

“Tuve que hacer fila porque delante de nosotros había 50 personas”, contó una vecina, que vive en Achumani, frente del complejo The Strongest. Al mediodía, en Chasquipampa, quienes estaban en la hilera de personas que esperaban el camión, protestaban porque éste había pasado sin detenerse. “Ojalá que vuelva pronto”, dijo una mujer.

Defensa Civil instala campamento en la zona

Daymira Barriga

El Viceministerio de Defensa Civil instaló un campamento con 15 carpas en el manzano B del Valle de las Flores, informó ayer Óscar Cabrera, quien se encuentra encabezando esa repartición.

El requerimiento inicial de 25 carpas fue reducido a 15 y hasta las 18.00 ya se habían armado diez. El campamento se encuentra en un playón y cada carpa tiene capacidad de albergar a una familia de hasta ocho miembros, explicó el director general de Emergencia y Auxilio de esta unidad, capitán Guillermo Bustos.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, visitó el lugar del desastre y tras una inspección ofreció proporcionar a los afectados casas prefabricadas mientras sus viviendas son reconstruidas e incluso acogerlos en el albergue Zenobio López, para que no sufran por las bajas temperaturas otoñales.

Sin embargo, la oferta fue rechazada. “Me hubiera encantado que se vayan al campamento Zenobio López para que, por lo menos, puedan estar cómodos, pero también entiendo que quieren estar cerca de sus casitas para cuidarlas. Les pido que tengan paciencia que su alcalde no los va a dejar solos”, declaró.

“Esperemos contar con las casas prefabricadas (...) también nos comprometemos a brindarles alimentación y entregarles colchones”, agregó la autoridad.Para los próximos cinco días el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología pronosticó temperaturas mínimas de entre 4 grados centígrados (ºC) y  5º C en La Paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia