Ciudades

Revilla responde al desacato con acción penal contra los choferes

El Alcalde admitió que primó la desinformación en la aplicación de la nueva escala tarifaria. Tránsito dice que desde el 1 de abril efectuará controles del cumplimiento.

Señal. El Cmdte. de Tránsito, Gustavo Baldivieso, recibe parcas y conos de Revilla.

Señal. El Cmdte. de Tránsito, Gustavo Baldivieso, recibe parcas y conos de Revilla. GAMLP.

La Razón / Guadalupe Tapia/Diego Ayo / La Paz

00:54 / 13 de marzo de 2013

Para restablecer la autoridad municipal, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció procesos penales contra dirigentes de los choferes que decidieron desacatar el nuevo tarifario del transporte público y, en un caso extremo, fijar su propia escala tarifaria.

El lunes, dirigentes de la Asociación de Transporte Libre (ATL), de los choferes de la hoyada, distanciados de la Federación Departamental de Choferes 1° de Mayo y de esta última organización ordenaron a sus bases no aplicar las tarifas fijadas por el gobierno local. La federación, dirigida por René Vargas, fue más allá y aprobó sus propias tarifas.

“No vamos a permitir que se  usurpen funciones. Hay ciudadanos que pretenden atribuirse la responsabilidad de las autoridades legalmente elegidas. He instruido el inicio de un proceso penal contra dirigentes que están pretendiendo aplicar su propia escala tarifaria”, anunció Revilla.

El director Jurídico de la Alcaldía, Fernando Velásquez, explicó el proceso contra dirigentes de los tres sectores. Los cooperativistas aún no se pronunciaron. “Es por los delitos de desobediencia a la autoridad e instigación pública a delinquir, que tiene una pena de dos años de encierro”, explicó.

Sin embargo, la amonestación no logró atemorizar a la dirigencia de los choferes de los tres sectores, que respondieron con amenazas de diverso tono, en una jornada en la que el monto de los pasajes siguió cobrándose de acuerdo con los parámetros anteriores o el arbitrio de los conductores (ver página siguiente).

Amenazas. Vargas manifestó que su sector esperará la instauración del proceso y luego determinará si convoca a un ampliado de emergencia para que se analice este tema.  “El Alcalde va a tener que iniciar el proceso a todos los secretarios ejecutivos que estuvieron presentes en el ampliado y aprobaron las resoluciones. Solamente otro ampliado podría dar marcha atrás a las tarifas que se hicieron conocer el lunes”, añadió.

“Si recibimos alguna sanción, procesos o intimidación de la Alcaldía, vamos a tomar medidas de hecho como paros o bloqueos”, advirtió, a su vez, Roy Patty, del sindicato Exaltación y representante de los choferes de la hoyada.

Tomás Mamani, de la ATL, ratificó que su sector negociará las nuevas tarifas —congeladas los últimos nueve años— con los vecinos. “No es posible hablar con el Alcalde y difícil que acaten sus tarifas”, señaló. Respecto a los procesos anunciados por el burgomaestre, replicó: “Nosotros podemos pronunciarnos sobre el revocatorio” de Luis Revilla.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales, Arturo Quispe, expresó su apoyo al tarifario edil y demandó a la municipalidad más información. “La desinformación contribuye al caos. Nosotros también evaluaremos a las líneas de transporte, si vemos abusos, los denunciaremos, y así buscaremos depurar el servicio. Será el control social”, apuntó.

Pasajes en Cochabamba y Santa Cruz

Cochabamba

En este municipio se aplica la tarifa única. Los minibuses y trufis cobran Bs 1,70, en tanto que los micros y colectivos cobran Bs 1,50. Desde las 22.00 se aplica el horario nocturno y en las cuatro modalidades el pasaje es de Bs 2.

Santa Cruz

En este municipio también rige la tarifa única y es de Bs 1,80 para los denominados micros (o Coaster). La tarifa estudiantil es de Bs 0,80. A partir de las 21.00 se aplica una tarifa nocturna de Bs 2 a los adultos y Bs 1 a los menores de edad.

Hay línea para quejas; Tránsito ofrece apoyo

El Gobierno Municipal de La Paz puso ayer a disposición de los usuarios la línea gratuita 800-13-6666, en la que pueden denunciar el cobro de tarifas al margen de la escala aprobada por el gobierno local, dijo el alcalde Luis Revilla, que enfrentó por segundo día consecutivo el desacato de los choferes.

En tramos cortos, la Alcaldía congeló las tarifas de buses y micros en Bs 1 y de los minibuses y carrys en Bs 1,50. Fijó en Bs 1,80 el pasaje para tramos largos de buses y micros, y en Bs 2,40 el de los minibuses y carrys; y un recargo nocturno de Bs 0,50 a las tarifas de los primeros, y de Bs 0,60 para los segundos.

El director del Organismo Operativo de Tránsito de La Paz, coronel Gustavo Baldivieso—que recibió de la Alcaldía la dotación de  300 parcas, 300 bastones luminosos, 150 conos de señalización y 20 handies, por un valor de Bs 160.800—, reiteró que hará respetar la escala tarifaria de la municipalidad y que de momento amonestará a los choferes que no la acaten.

“Este mes de socialización se van a emitir llamadas de atención. A partir del primer día de abril se tienen que emitir las sanciones pecuniarias. La Policía está obligada a hacer cumplir las normas vigentes”, manifestó la autoridad policial.

‘Tenemos un alcalde aprisionado’

Por Diego Ayo

Los problemas por el establecimiento de tarifas son un problema normal en el Estado autonómico. Lo que antes era un problema nacional ahora es municipal.  Ya son tres años de la aprobación de la Ley Marco de Autonomías y no más del 10% de los municipios está legislando. Sin embargo, hay puntos que no son normales. No hay la menor duda de que Luis Revilla es un opositor de Evo Morales. Al Gobierno le interesa desprestigiarlo. Por eso se ha comprometido con los transportistas a cambiar su kit de gas vehicular, darles un crédito de $us 100 millones y otros. En el régimen autonómico están las competencias concurrentes, pero el Gobierno no quiere coordinar nada y con los ofrecimientos a los choferes, claramente los está envalentonando.

Al final lo que es un problema social del ciudadano, se convertirá en un problema entre el Gobierno, la Alcaldía y los transportistas. Estamos en una realidad en la que la necesidad pública queda subordinada a los intereses políticos. La Alcaldía no tiene una policía municipal para hacer prevalecer su autoridad y no se puede apoyar en nada más que en la ciudadanía. Por eso el Alcalde acude a ella e hizo su consulta.

Como no tiene el poder coercitivo, el poder para imponerse sólo depende de un factor: el cansancio ciudadano.  La otra medida que puede tomar es convocar a un referendo, de lo contrario lo que vamos a tener, y tenemos, es un alcalde aprisionado.

Diego Ayo es analista y municipalista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia