Ciudades

600 vendedores del abasto Uruguay, sin acceso a los baños por 8 meses

Riesgo. El techo del servicio higiénico está a punto de colapsar por la humedad

Peligro. El techo húmedo por las filtraciones, el 27 de noviembre. Arriba se encuentran los servicios higiénicos.

Peligro. El techo húmedo por las filtraciones, el 27 de noviembre. Arriba se encuentran los servicios higiénicos. Alejandra Rocabado-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

01:38 / 02 de diciembre de 2015

Desde marzo, un candado impide la entrada a los baños del mercado Uruguay, La Paz, porque el piso está a punto de desplomarse. Las 600 vendedoras y sus clientes del abasto deben salir en busca de un retrete para hacer sus necesidades.

“Aparecieron las grietas, y los orines empezaron a humedecer el techo, por eso lo cerramos, porque puede caerse encima de un puesto”, explica Remedios Apaza, la maestra mayor. A unos metros de ella, Elsa Escóbar, quien vende café, se queja porque desde que cerraron los servicios higiénicos hay visitantes que aprovechan la oscuridad para convertir en un albañal el rincón próximo a su puesto. “Vienen a orinar e incluso botan basura”, protesta.

En marzo, en una asamblea, las comerciantes acordaron poner un candado a los sanitarios.  “Después que aparecieron las grietas, fuimos a la Alcaldía, nos dijeron que vendrían, pero nunca lo hicieron”, denuncia la dirigente.

Verificación. Sin embargo, Gonzalo Ticona, subalcalde del Macrodistrito Max Paredes —que se halla a metros del centro de expendio—, sostiene que tiene que verificar la situación. “No conozco, tendría que ir a ver cómo están sus baños para ver qué solución le podemos dar”, dice escuetamente la autoridad.

El viernes 27 de noviembre, La Razón llegó al abasto, las dirigentes abrieron el candado y este medio pudo evidenciar que el piso donde están los seis sanitarios —tres de mujeres y tres de varones— está a punto de colapsar y que el techo se convirtió en un nido de palomas.

“Nosotras queremos la remodelación, pero no la demolición del mercadito. Las compañeras tenemos nuestros ahorritos para ayudar en los trabajos”, sostiene Francisca Limachi, quien en 2016 tomará la posta como maestra mayor.

El Uruguay se encuentra en el Macrodistrito Max Paredes, una de las zonas más comerciales de La Paz, y casi todos los puestos están repartidos en una superficie de aproximadamente una cuadra. Quienes lo visitan por primera vez pueden perderse, porque debido a sus calles angostas parece más un laberinto que un mercado. Es, además, el único de La Paz, en el que también se pueden adquirir animales pequeños vivos, como aves y conejos. 

Hay tardes en las que alcohólicos se reúnen en la puerta que da hacia la avenida Max Paredes. “Siempre hemos pedido que la Policía venga a hacer rondas, pero casi nunca lo hacen”, se queja Apaza. Los pocos agentes que llegan a la estructura, según Limachi, van a tomar café.

“Los rateros entran y nos roban carne, pan y otros productos que nuestras compañeras venden”, asegura la maestra mayor. Otro problema se presenta con la época de lluvias, debido a las goteras y a que se forman pequeños ríos en sus angostos callejones, lo que ocasiona sifonamientos, pero no acaba ahí.

De las paredes cuelgan grandes marañas de cables a menos de dos metros y medio del piso.  “Este año, uno de esos cables pelados se soltó y una de las compañeras estuvo a punto de ser electrocutada”, relata Limachi.

Seguridad privada en el abasto

Experiencia

Hasta hace tres meses, las vendedoras del mercado Uruguay pagaban mensualmente Bs 2.800 a un custodio de seguridad privada y, para ello, cada afiliada debía aportar Bs 2. “Era bien difícil recaudar, porque algunas no salen a vender todos los días y otras decían que no habían vendido nada”, recuerda la maestra mayor Remedios Apaza.  El abasto está situado entre las calles Chorolque y Max Paredes, al interior tiene un gran sector dedicado a la venta de comida.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia