Ciudades

Rosticerías, sin higiene y con alimentos dañados

La Intendencia denunció que cinco de diez locales de venta de pollos a la broaster revisados, funcionaban sin condiciones de higiene adecuadas y ofrecían productos en mal estado.

Control. Un guardia municipal revisa la indumentaria de una vendedora de pollos a la broaster en la Ceja.

Control. Un guardia municipal revisa la indumentaria de una vendedora de pollos a la broaster en la Ceja. Miguel Rivas.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

02:01 / 09 de abril de 2013

La Intendencia de El Alto halló, durante una inspección, que cinco de diez locales de venta de pollos a la broaster revisados, funcionaban sin condiciones de higiene adecuadas y ofrecían productos en mal estado. 

“Se han controlado diez actividades en este sector, de las cuales cinco no tienen una higiene adecuada, productos en mal estado y sus utensilios ya cumplieron su vida útil”, informó la jefa de Inocuidad Alimentaria e Higiene de la Intendencia, Rosario Apacho. Entre los productos en mal estado se encontraron mayonesa, llajua y mostaza.

El control se realizó en la avenida Raúl Salmón, entre las calles 1 y 2, donde  también se encontró personal sin adecuada indumentaria de trabajo. Por ejemplo, los guardias hallaron a vendedoras con manillas, anillos, pulseras en las manos y sin guantes, barbijos, ni gorras.

“Yo no sabía, me contrataron para vender y controlar los puestos, pero el propietario no me dijo cómo debería hacerlo”, explicó una vendedora que se identificó como Giovana Aruni.

Controles. Apacho informó que los negocios descubiertos con un servicio deficiente fueron notificados como infractores, de acuerdo con la Ordenanza Municipal 132/2007. La autoridad dijo que los propietarios deberán firmar un acta de compromiso para mejorar el servicio. “Una vez firmada el acta tienen tres días hábiles para realizar las correcciones, de lo contrario cuando fenezca el lapso se procederá con el cierre”.

La responsable de Inocuidad advirtió que también se toma como falta de higiene a: los pisos sucios, las paredes desportilladas, la ropa de trabajo sin lavar o vieja, e incluso que los operarios atiendan con las uñas largas. “En las uñas siempre se quedan microbios y pueden ser factor de transmisión de enfermedades infecciosas”.

Agregó que las rosticerías son controladas de manera permanente porque lo que más se consume en El Alto es el pollo y son precisamente este tipo de negocios los que más han proliferado especialmente en la Ceja.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia