Ciudades

‘Séptimo pasajero’ pone en riesgo a las avionetas

Demanda. En Beni hay hasta 100 vuelos diarios

Sobrecarga. El sujeto del centro lleva sobre sus rodillas a su acompañante, el lunes 15 de marzo.

Sobrecarga. El sujeto del centro lleva sobre sus rodillas a su acompañante, el lunes 15 de marzo. Kattya Valdés.

La Razón (Edición Impresa) / Kattya Valdés / La Paz

02:37 / 23 de marzo de 2016

En Beni el medio de transporte más usado para ir de un pueblo a otro, de un municipio a otro o de una provincia a otra es la avioneta. Sin embargo, hay pilotos que permiten el abordaje de más pasajeros que los establecidos por el fabricante. La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) advirtió que en caso de accidente, “el séptimo pasajero” puede invalidar el seguro.  

La semana pasada, La Razón visitó el municipio de Santa Ana de Yacuma, ubicado a más de 140 kilómetros de Trinidad. En el aeropuerto de la capital beniana hay cerca de 20 hangares desde donde salen vuelos sin ningún control.

El lunes 15 de marzo, mientras quien escribe esta nota se dirigía a efectuar la cobertura del accidente de una avioneta que se estrelló contra un mercado, fue testigo de cómo un Cessna 206, con capacidad para seis personas, transportó a siete. La nave estaba completa, sin embargo, para no quedarse en tierra, una mujer se sentó sobre las piernas de su acompañante. Nadie protestó.

Este medio consultó a Edwin Gómez, jefe subregional de la  DGAC, si esta práctica está permitida. “Cada pasajero debería estar en su asiento, de no ser así, es una falla, pero lo más grave es que  tienen seguro para un número determinado de personas y en caso de accidente, el llevar un pasajero adicional inhabilita el seguro”.

El 13 de marzo, una nave monomotor se estrelló en el mercado central de Santa Ana de Yacuma. Los cuatro ocupantes de la avioneta perdieron la vida y tres comerciantes resultaron heridos.  Un segundo siniestro se produjo el viernes 18 en Trinidad. Otro  Cessna 205 aterrizó de emergencia en plena carretera luego de una falla mecánica. 

Según Gómez, es responsabilidad de los supervisores de las DGAC controlar la salida y llegada de las avionetas. “Pero, como la Policía, no pueden estar en todas partes. Tenemos solo dos supervisores en Santa Ana, por ejemplo, que además cumplen otras funciones. Los pilotos son los que conocen su obligación y saben que si infringen la norma, serán sancionados”.

Esta dirección tiene un Comité Nacional de Faltas y Sanciones  que impone los correctivos, desde una multa hasta la suspensión de la licencia del piloto infractor e incluso del operador. En Santa Ana de Yacuma hay un gran movimiento de aeronaves debido a la falta de carreteras, y en temporada de lluvias hay entre 80 y 100 salidas y llegadas de esos aparatos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia