Ciudades

Siremu analiza gravar botellas pet

Cada fin de semana los patios de comida producen al menos diez toneladas de residuos. 

La Razón (Edición Impresa) / J. Quispe / La Paz

00:00 / 05 de julio de 2015

Cada fin de semana los patios de comida producen al menos diez toneladas de residuos.  

“Cuando uno sale (a pasar un rato en) estos centros genera otro tipo de basura con los platos, vasos y cubiertos desechables y botellas pet. Cada fin semana se recogen al menos diez toneladas de esta nueva basura”, indica Giovanni Jemio, director del Sistema de Regulación y Supervisión Municipal (Siremu).

Por ello, el Gobierno Municipal de La Paz analiza gravar con un impuesto a las empresas que generan botellas de polietileno tereftalat (pet), material fuerte y de peso ligero que tarda 100 años en degradarse.

 “Se está evaluando en la Alcaldía la posibilidad de generar un impuesto específico para que las empresas que embotellan botellas pet contribuyan con la limpieza y se hagan responsables”, apunta el funcionario municipal. En La Paz hay recicladoras que recolectan estos recipientes de bebidas refrescantes carbonatadas, pero el volumen —según Jemio— no permite reutilizar todos esos envases descartables.

“Si una botella pet le cuesta Bs 0,20 al empresario, podría valer Bs 0,50 más, para que esos centavos adicionales se queden en favor del municipio y sean usados en la limpieza; esto está en análisis”, precisa.  

UNA APP ANTIBASURA

Novedoso. En agosto, el Siremu lanzará una aplicación (app) que informará a quienes tengan teléfonos inteligentes y descarguen e instalen el programa, el día y la hora en el que pasa el carro recolector de basura por su barrio.

Acopio de focos de bajo consumo, en noviembre

En noviembre, el Siremu hará un operativo para recoger las lámparas fluorescentes compactas (CFL) o los focos ahorradores, que son eliminados por los hogares de La Paz junto con la basura común. Los usuarios desconocen que al romperse puede causar problemas de diversa índole debido al gas de mercurio que contienen esas bombillas.

“Los focos ahorradores se rompen y son un gran peligro porque las personas pueden aspirar químicos, gases tóxicos, por eso vamos a recogerlos de las casas para depositarlos en un espacio cerrado. No las boten con la basura por favor”, pide Giovanni Jemio, director del Sistema de Regulación y Supervisión Municipal (Siremu).

Estas luminarias de bajo consumo —que reemplazan a las incandescentes— son usadas en buena parte de los hogares en La Paz porque consumen cuatro veces menos energía y pueden durar hasta diez veces más que una  bombilla común.

Precauciones. “Si estos tubos o ampollas se rompen, se debe hacer un proceso de limpieza general de la habitación y deben aislarla para que no ingresen los niños”, recomienda Jemio.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, la exposición al gas de mercurio, que es indoloro e incoloro, puede provocar en las personas que lo aspiran enfermedades en los sistemas nervioso, digestivo, respiratorio, inmunitario y en los riñones.

Si se rompe o estalla una CFL dentro de la casa, la organización sugiere abrir las ventanas para airear, salir de la habitación al menos 15 minutos, recoger los fragmentos y limpiar con guantes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia