Ciudades

Damnificados de Villa Armonía arrastran 17 años de penurias

Sitio. Seis de 30 familias viven en un predio entre las avenidas Zavaleta y Los Leones

Temporal. Atrás, una de las casas precarias que ocupan los afectados por corrimiento de tierras.

Temporal. Atrás, una de las casas precarias que ocupan los afectados por corrimiento de tierras. Eva Tapia.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

00:01 / 17 de agosto de 2014

Habitaciones de calamina, madera y ladrillo, una pileta pública que suministra agua solo los domingos, sin planimetría, con vías precarias, así viven hace 17 años damnificados del deslizamiento ocurrido en Villa Armonía en 1997, que demandan a la Alcaldía una solución habitacional. 

Seis de las 34 familias afectadas, unas 40 personas, se instalaron en un predio entre la calle Carlos Gutiérrez de  IV Centenario y la intersección de las avenidas Los Leones y Zavaleta, debajo del puente Independencia, uno de los Puentes Trillizos.

“Cuando sucedió la tragedia, todas las familias salimos paraditas, sin ningún objeto. La tierra se tragó todas nuestras pertenencias. Fue entonces que nos dijeron (que busquemos) terrenos para que nos reubiquen. Al final identificamos este sitio, donde se hizo un trabajo de estabilización y estudios. Incluso nos entregaron los planos para la reubicación, pero hasta la fecha no hay nada”, contó a La Razón la damnificada Celina Tapia.

El director Especial de Gestión Integral de Riesgos (DEGIR) del Gobierno Municipal de La Paz, Vladimir Toro, explicó que el sector donde se establecieron los damnificados es parte de un antiguo deslizamiento. “Ahí se ha roto hasta la bóveda del río Orkojahuira, hay problemas hidráulicos, es un sitio de relleno que no es estable”, advirtió.

En abril de 1997, el corrimiento de tierras golpeó a Villa Armonía, IV Centenario y Germán Jordán, barrios situados en la ladera este.  Debido al desastre, al menos 34 familias perdieron sus viviendas y las propiedades de otras resultaron comprometidas. El siniestro se produjo por una falla geológica que se complicó por problemas hidrológicos.

Entre las víctimas se encontraban propietarios, pero también quienes ocupaban ambientes en calidad de inquilinos y anticresistas, los que al principio se refugiaron en carpas y en infraestructuras municipales en proximidades del área afectada. El 28 de abril de 1997, el Concejo Municipal aprobó la Ordenanza 031/97, la que en su artículo primero declaró en estado de emergencia a “IV Centenario y Germán Jordán de Villa Armonía”.

En el segundo, autorizó al Ejecutivo edil a disponer la reubicación de los afectados en espacios ediles e instruyó a la Dirección de Administración Territorial proceder a elaborar el plano del área asignada para la reubicación —entregado en diciembre de ese año— que incluya la instalación de servicios como agua potable, alcantarillado y energía eléctrica.

Para la concreción de la nueva urbanización, los afectados debían presentar a la Dirección Jurídica municipal los documentos que acrediten su derecho propietario en el área devastada, para proceder a su transferencia a la Alcaldía a título gratuito.  A cada uno de los 30 propietarios se les iba a entregar un predio de 160 metros cuadrados.

De forma simultánea, la Alcaldía debía efectuar el traspaso de los predios de esa propiedad a favor de los afectados, lo que no sucedió, primero porque “apareció un supuesto dueño del lote, por lo que se tuvo que iniciar un proceso judicial. Ese juicio duró otros tres años, con lo que no pudimos sanear documentación alguna. Sin embargo, tras el proceso, ganó la Alcaldía”, recordó Tapia.

Superado este escollo, el gobierno local debió sanear la propiedad edil a favor de los afectados; sin embargo, “nos han ido poniendo trabas, excusas y ahora nos dicen que el sitio es inestable y que no podemos construir nada. Tampoco nos dicen dónde nos trasladarán y estamos en la incertidumbre más de diez años”, dijo la afectada a La Razón.

Los aproximadamente 40 perjudicados por el desastre de hace 17 años, entre niños y adultos, habitan el sector. Hasta hace dos años bebían agua de una vertiente, pero ahora lo hacen de una pileta pública que les proporciona el líquido solo los domingos y por un par de horas.

Por ese servicio pagan a la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento una factura de Bs 190 al mes.  Hace poco“también pudimos acceder a la energía eléctrica. Queremos que de una vez nos aprueben la planimetría y nos digan qué es lo que vamos a hacer”, exigió Guadalupe Gonzales, otra de las afectadas.

El director Jurídico de la Alcaldía, Fernando Velásquez, explicó que luego de que se elaboró el mapa de riesgos, se determinó que el área donde están emplazados los afectados no es estable, diagnóstico que los vecinos objetan porque allí —sostienen— se construyó un pilar de uno de los Puentes Trillizos.

Amenaza. “Efectivamente, se aprobó una ordenanza para poder consolidar ese asentamiento. Lamentablemente hemos tenido un informe de la DEGIR que establece la imposibilidad de que se puedan construir estructuras pesadas en el sitio. Por eso se ha planteado que sean reubicados e incluidos en otros planes de vivienda que trabaja el Gobierno Municipal de La Paz”, apuntó.

Respecto al pilar del puente Independencia, Velásquez explicó que la estructura tiene sus fundaciones a 10 a 15 metros bajo tierra y en un área estable —formación Miraflores— lo que garantiza su estabilidad. Añadió  que los vecinos no podrían realizar este tipo de intervenciones para establecer los cimientos de sus viviendas. El funcionario no pudo precisar cuánto tiempo le tomará a la municipalidad  incluir a los vecinos en un nuevo plan habitacional, pero aseguró que se está trabajando para sanear la propiedad en un terreno en la zona de Ovejuyo. (Ver apoyo).

Bs 30,6 MM  para estabilizar dos áreas

La estabilización de  IV Centenario y Germán Jordán de Villa Armonía cuenta con el estudio integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA). La ejecución del plan demandará una inversión de Bs 30,6 millones. El director de la DEGIR, Vladimir Toro, informó que en los últimos años se hicieron en el área trabajos complementarios para evitar un deterioro mayor y que ahora se plantea realizar obras de estabilización, hidráulicas, cortes de plataformas, taludes, drenaje superficial, etc.

La situación del sitio que se deslizó en 1997

Según un informe de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos de la Alcaldía de La Paz, el sitio presenta deslizamientos reflejados en fracturas de los muros de viviendas, desplazamientos de muros y casas con serios problemas de inestabilidad debido a que la zona se encuentra en un alto nivel de vulnerabilidad física.

Se hallan dentro de la falla de San Andrés

Villa Armonía,  IV Centenario y Germán Jordán son sectores que están dentro de la falla de San Andrés. Además son considerados como áreas de constante riesgo debido a la presencia de bolsones inferiores. Las obras que se realicen en el área deben ser de impacto.

Huanu Huanuni, a un año de la entrega de un terreno

Hace más de un año, el Gobierno Municipal de La Paz entregó al Ministerio de Vivienda el proyecto a diseño final para la construcción de viviendas solidarias para las familias de Huanu Huanuni, afectadas por un deslizamiento ocurrido el 28 de enero de 2010. Se trata de 20.159,15 metros de terreno en Ovejuyo, fue adquirido con Bs 2.3 MM.

Proyecto de viviendas solidarias en Ovejuyo

El diseño para la construcción las viviendas solidarias en Ovejuyo contempla la edificación de 15 bloques para beneficiar a 120 familias. Los bloques cuadrados que se erguirán en una superficie de 664,80 metros cuadrados y los  rectangulares, sobre 666,32 metros cuadrados. El deslizamiento de 2010 afectó a 72 viviendas y 118 familias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia