Ciudades

Suspenden anuncio de cerco y baja la tensión en Potosí

Cocaleros reconsideran marcha para presionar. Aún hay alerta en la urbe

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar / La Paz

00:45 / 26 de julio de 2015

La instalación de la negociación entre el Gobierno y Comcipo bajó la tensión en Potosí. Las organizaciones afines al oficialismo retrocedieron en sus amenazas a los movilizados, se suspendió el cerco a la Villa Imperial, aunque en la ciudad igual se refuerza el resguardo de garitas y esperan resultados del diálogo.

La dirigencia del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y el Ejecutivo iniciaron la mañana de ayer un acercamiento que acabó con un acuerdo para iniciar el diálogo en la tarde. Ambos instalaron la mesa de negociación en medio de diferencias y tras 20 días de conflicto regional.

Sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) cerraron filas en defensa del Gobierno y exigieron a los cívicos dialogar bajo amenaza de marchar hacia La Paz, uno de los centros del conflicto, y cercar la Villa Imperial.

El dirigente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba Eliseo Zeballos informó que tras el inicio de la negociación, se suspendió el anuncio de marcha a la ciudad de La Paz esperando a que lleguen los acuerdos. “Si este diálogo lleva a buen camino, por supuesto que no habría necesidad de marchar”.

El secretario general de Comcipo y responsable de coordinar el paro en la capital potosina, Emilio Elías, sostuvo que esperarán los resultados y advirtió que los cívicos en La Paz no volverán hasta lograr pactos en beneficio del departamento.

“Queremos tener una respuesta positiva para que el pueblo potosino se desarrolle”, afirmó el dirigente, mientras que el periodista Guido Tórrez reportó, desde la Villa Imperial, que fue reforzada la vigilancia en las garitas (puntos de ingreso a la ciudad) y que hay al menos 500 personas en huelga de hambre.

La Confederación Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) amenazó el jueves que sus bases cercarán la ciudad si los dirigentes no van al diálogo con el Ejecutivo. “Si hay diálogo, se suspende eso”, anunció ayer el dirigente Gregorio Choque.

El ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Feliciano Vegamonte, dijo el jueves que la oficialista Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) dio un plazo de 48 horas a los movilizados para replegarse a sus regiones.

Habitantes de la ciudad vivieron momentos de zozobra la noche del viernes y parte de la madrugada del sábado por las amenazas de cerco de campesinos, a lo que se sumó el corte del servicio de energía eléctrica que se aclaró —en la reunión— fue producto de un problema técnico.

Hoy se cumplen 21 días de la protesta, que reclama la atención de un pliego de 26 puntos.

Corte de energía generó  temor en la Villa Imperial

Guido Tórrez - Potosí

Un corte de energía eléctrica registrado a las 23.30 del viernes puso en apronte a ciudadanos que temían era parte de la estrategia para el ingreso de campesinos, que no ocurrió. Se aclaró que el corte fue debido a un problema de índole técnica.

Varios vecinos salieron a las calles con piedras y palos e  instalaron vigilias ante la posibilidad de que se cumpla la amenaza, de campesinos afines al oficialismo, de ingresar a la ciudad capital.

El gerente de los Servicios Eléctricos Potosí Sociedad Anónima (Sepsa), Ángel Villegas, negó que el problema se debió a un atentado, como se manejaba inicialmente.

Las garitas, puntos de ingreso a la ciudad, fueron reforzadas por decenas de vecinos en medio del repique de campanas y fogatas.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ratificó ayer, en el marco del diálogo, que el apagón fue debido a un problema técnico y no producto de un atentado. El dirigente cívico Jhonny Llally destacó la actitud de sus bases.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia