Ciudades

Sin Techo marcan 200 terrenos y Fiscalía inicia las investigaciones

200 terrenos están en la mira del Movimiento Sin Techo de El Alto, que identificó desde 2011 ese número de predios que supuestamente no cumplen una función social. La Fiscalía anunció el inicio de investigaciones en el caso del terreno de Abendroth.

Lotes. Los Sin Techo se apoderaron físicamente de los terrenos ubicados en la zona Sajama; es la cuarta toma realizada por este movimiento en El Alto.

Lotes. Los Sin Techo se apoderaron físicamente de los terrenos ubicados en la zona Sajama; es la cuarta toma realizada por este movimiento en El Alto.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

00:58 / 31 de agosto de 2012

El fiscal de Materia René Quispe  retrucó el argumento de la falta de función social, pues dijo que este concepto sólo debe aplicarse a predios rurales. “No es el lugar para hacer tomas de tierra, mañana (hoy) se llevará a cabo la inspección en el terreno del empresario Bernd Abendroth. Aún no se tiene definida la figura penal para la acusación, que llegó como obstrucción al trabajo. Esta inspección servirá para asumir acciones en contra de los acusados”.

El domingo 19 de agosto, los Sin Techo ocuparon a la fuerza el primer lote de propiedad de Abendroth, una extensión de 24 mil metros cuadrados ubicada frente a la Zona Franca Industrial, en la zona Alto Chijini. La segunda se realizó hace cinco días y en la misma zona. Se trata de un lote de 25 mil metros cuadrados de propiedad de Apolinar Quispe.

El lunes, cerca de los terrenos de Abendroth, se suscitó un tercer avasallamiento, esta vez de  28.420 metros cuadrados que pertenecen a la Constructora Vásquez y Palenque (Covas) SRL, de Wálter Vásquez. El último se produjo el martes en la urbanización Sajama y allí se ocuparon 30 mil metros cuadrados. Hasta ahora no se tiene el nombre del dueño.

El presidente de los Sin Techo, Jaime Abdón Pérez Mamani, manifestó que el objetivo de las apropiaciones es beneficiar a 25 mil familias que no cuentan con una vivienda. “Hasta ahora hay 800 familias en cuatro terrenos y el objetivo en esta semana es llegar a las 2.000 familias beneficiadas con techo”.

Dijo que identificaron 200 predios que no cumplen una función social y añadió que los propietarios de éstos tienen que presentar proyectos que certifiquen que serán usados con ciertos fines; de los contrario, advirtió que serán tomados.

Opinión. El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Javier Ajno, calificó los avasallamientos como un atropello, pero no explicó con claridad cuál será la reacción de esta organización. “Es reprochable porque se debe respetar el derecho propietario; la Fejuve verá la funcionalidad de los terrenos y los propietarios deben hacerlo también; hay que hacer ese análisis”.

El fiscal de El Alto explicó que el avasallamiento no está tipificado en el Código Penal, aunque podría adecuarse a la figura de apropiación indebida o despojo. Sostuvo además que la Fiscalía no puede intervenir de oficio puesto que las propiedades afectadas son de carácter privado, de modo que se requiere necesariamente una denuncia de los propietarios.

Sin techo recorren la ciudad

Según el presidente del Movimiento Sin Techo, Jaime Abdón Pérez, para saber cuántas familias necesitan de techo se hizo un trabajo desde mediados de 2011 y ahora los mismos vecinos sin techo buscan a pie más terrenos para apoyar al movimiento. Inicialmente, los Sin Techo fueron reclutados con anuncios de sus dirigentes barrio por barrio.

‘Que los dueños nos muestren proyectos’ - Jaime Abdón Pérez

Es más conocido como ‘El Profe’ porque enseñaba en una escuela de fútbol. Ahora es el presidente del Movimiento Sin Techo de El Alto

– ¿Cuántos terrenos ya fueron tomados en El Alto?

– Cuatro, los mismos que no cumplen ninguna función social. Más bien en éstos se ha visto que son de beneficio antisocial, ya que los vecinos son víctimas de asaltos, atracos, violaciones y muchos delitos.

– ¿Cómo saben si el terreno tomado no tiene previsión para una función social?

– Primero hacemos el recorrido, se nota cuando un lote está vacío desde hace mucho tiempo. Posteriormente ingresamos al lugar, por eso pedimos que los propietarios o empresarios que tengan terrenos en esta ciudad nos muestren sus proyectos para saber si efectivamente son para apoyo a la comunidad o de engorde.

– ¿Se han identificado otros lotes en esta ciudad?

– Sí, desde 2011 se ha hecho un trabajo de recorrido y hemos logrado identificar 200 lotes que están vacíos, sin actividad.

– ¿Cómo se organizan los que hacen el seguimiento?

– El año pasado fue creado el Movimiento Sin Techo de El Alto. Tengo un equipo de apoyo a la iniciativa de querer brindar un techo a los que más lo necesitan.

– ¿Qué gana usted en todo esto?, ¿ya tiene techo?

– Aún no tengo techo. No gano nada más que la satisfacción de ayudar a la gente; yo he vivido en carne propia, y lo sigo haciendo, el no contar con un lugar dónde vivir.

– ¿Están dispuestos a pagar por los lotes avasallados?

– Primero, esto no es un avasallamiento. Hemos venido de forma pacífica, sin dañar a nadie ni agredirlos. Segundo, los vecinos sí quieren pagar a facilidades los terrenos. Se ha hecho un cálculo entre 1.000 y 1.500 dólares por una extensión de 240 metros cuadrados de tierra.

Los vecinos también hacen apropiaciones

En la zona Sajama, un terreno de 30 mil metros cuadrados fue tomado primero por un grupo de gente que se identifica con el Movimiento Sin Techo, y luego por otro, de vecinos de la zona 3 de Mayo. Los últimos argumentaron que los predios, cuyo propietario aún no fue identificado, serán distribuidos entre los inquilinos de ese barrio.

“No queremos pelear con los Sin Techo, pero esto también es de nuestra propiedad, porque vivimos hace más de 30 años. Es cierto que aquí hay asaltos, violaciones y peleas, y también es cierto que hay gente en el barrio que necesita una casa”, declaró uno de los habitantes del lugar.

La señora Matilde, que ingresó con los Sin Techo, criticó la presencia de los vecinos. “Ahora que estamos aquí recién se preocupan por sus inquilinos; nosotros sí necesitamos dónde vivir, yo tengo dos hijos, vivo de lavar ropa y ahora tengo que sacrificarme con ellos para cuidar este terreno, durmiendo en carpas de adobe, cartón y plástico”.

Nadie sabe a quién pertenecen los terrenos, que se encuentran a 100 metros de la Industria Comercializadora Minera Boliviana (Icombol), que el miércoles denunció que había recibido una amenaza de los Sin Techo de que su espacio sería tomado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia