Ciudades

Apertura de la Amarilla, marcada por filas, difícil acceso y un corte

Teleférico. En 7 horas y 30 minutos, 17.490 pasajeros usaron este ramal

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

01:05 / 16 de septiembre de 2014

Largas filas en las estaciones Mirador (El Alto) y del Libertador (La Paz), el difícil acceso a la última terminal y la paralización del servicio marcaron el inicio de operaciones comerciales de la Línea Amarilla de Mi Teleférico, usada por 17.490 usuarios entre las 11.00 y 17.30 de ayer.

A las 16.12, a poco más de cuatro horas de su inauguración, el servicio se detuvo. “Una baja de tensión, atribuible a la empresa distribuidora de electricidad Delapaz, provocó la parada y una desincronización del sistema anticolisión de las cabinas. Se ajustó el sistema y se procedió a continuar con el servicio”, explicó ayer el gerente ejecutivo de la estatal Mi Teleférico, César Dockweiler. “Las cabinas quedaron detenidas unos cinco minutos, pero el ajuste tardó aproximadamente 15 minutos”, agregó el directivo.

Las estaciones de este ramal se  abrieron al público a las 11.00, tras los actos de inauguración presididos por el mandatario Evo Morales, acompañado por el vicepresidente Álvaro García y autoridades nacionales, departamentales y locales.

El Presidente destacó la modernización del sistema de transporte público metropolitano con la implementación del cable, iniciativa de su gobierno en la que se invierten $us 234,6 millones. El proyecto es ejecutando por la empresa austriaca Doppelmayr, líder en el rubro.

Morales arribó a la Estación del Libertador aproximadamente a las 08.10 —se había previsto que el programa comience a las 07.30—, allí cortó la cinta inaugural y descubrió una plaqueta. Luego abordó una cabina hacia la Estación Sopocachi, develó otra plaqueta y visitó el sector donde se encuentran los motores.

En la Estación Buenos Aires él y otras autoridades del Gobierno lanzaron cántaros con ofrendas a la Pachamama y su periplo concluyó en la Estación Mirador.

“(La Paz) es una ciudad modelo, moderna y vendrán otros cinco (ramales) más”, remarcó en referencia a la segunda fase del proyecto, que implica la construcción de otras cinco líneas y en las que su administración  prevé invertir $us 450 millones.

Este ramal es el segundo en ser  abierto al público. El rojo —inaugurado el 30 de mayo, transportó a 3,5 millones de pasajeros, que dejaron en caja algo más de Bs 12,5 millones—fue el primero, y el verde se prevé que inicie operaciones en octubre. En  la Línea Amarilla —la más larga de las tres— 60 personas trabajan en el área técnica y de operación, 60 en la seguridad y 30 en la limpieza; laboran en tres turnos.

El segundo ramal parte de Ciudad Satélite (E. Mirador), El Alto; su primera parada intermedia está situada entre las calles Moxos y avenida Buenos Aires (E. Buenos Aires); la segunda, entre las calles Méndez Arcos y Cervantes (E. Sopocachi); y el trazo  termina en la Curva de Holguín (E. del Libertador), en Obrajes.

Accesos. Aun antes de que concluyan los actos oficiales, en las estaciones Mirador y Libertadores se generaron largas filas de personas que buscaban utilizar el nuevo ramal. En El Alto se formaron dos, que se extendían por más de una cuadra en las puertas de la estación, sobre la avenida Panorámica Sur. La primera para comprar un boleto y la segunda para ingresar al andén, esto solo para quienes contaban con su tarjeta de pago Cero Contacto.

Hubo menor demanda en las paradas Buenos Aires y Sopocachi, donde entre cinco y siete usuarios compraban boletos para efectuar su primera travesía aérea rumbo a El Alto o hacia la zona Sur de La Paz.

Como las obras civiles en las áreas exteriores de las cuatro estaciones no fueron concluidas, Mi Teleférico habilitó accesos especiales cubiertos de cascajo, en los que fue imposible no empolvarse los zapatos.

En la primera, el acceso se lo realizó por la prolongación Moxos, pendiente y empedrada, que enganchaba con una rampa de acceso al segundo piso cubierta con cascajo.   En Sopocachi, el ingreso es por la calle Méndez Arcos, que fue recubierta con cascajo; se habilitaron rampas de goma y madera.  En la Del Libertador, las filas se extendieron casi hasta la Curva de Holguín. El ingreso fue recubierto también con guijarros, lo que ocasionó molestias a los usuarios.

En ese lugar hubo congestionamiento vehicular ocasionado por los pasajeros que acababan de dejar la estación y querían dirigirse al Centro.  Hacían parar un vehículo de transporte público y pese al estacionamiento momentáneo, ocasionaban trancaderas. Los ciudadanos que se dirigían al sur tuvieron que sortear los coches para pasar al frente, pues no había señalización ni agentes de parada que pusieran orden. Con todo, en 7 horas y 30 minutos, 17.490 personas utilizaron el servicio.

Estudio de ampliación, este mes

Fase II

El gerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, anunció que en este mes se le entregará al presidente Evo Morales el estudio de identificación, un anteproyecto de ley e informes técnicos para concretar la segunda fase del transporte por cable, que implica la construcción de cinco nuevos ramales. Señaló que se trabajó para reducir la ejecución de la Fase II, de cinco a cuatro años.

Usuarios apoyan el nuevo sistema  

Nos sentimos orgullosos: Irma Almendras, ama de casa

Estuvo genial el paseo, tenemos una linda La Paz; los paceños tenemos que sentirnos muy orgullosos de nuestra ciudad con esta nueva obra que nos beneficia.

La vista es espectacular: Fernando Velasco, periodista

Es una vista espectacular de la ciudad, ver los edificios y demás. La fila estaba inmensa, esperamos como 30 minutos para que nos vendan las fichas. Valió la pena.

Nuestra ciudad había sido grande: Julio César Laura Quispe, cuatro años

Estuvo bien el paseo que hice con mi familia, me gustó mucho, no me dio miedo y vi todas las casas, la canchas, las tiendas. Nuestra ciudad había sido grande.

Es como volar por el cielo: Karen Yanira, estudiante

Es la primera vez que subo al teleférico, todavía no fui a la Línea Roja. ¿Mi primera impresión? Es como volar por el cielo, tengo otra ficha y seguiré paseando con mi familia.

La obra es maravillosa: Leonor González, secretaria

Me ha dado un poco de vértigo el descenso, pero ahora estoy bien. Servirá mucho porque trabajamos con instituciones que están en la zona Sur.      La obra es maravillosa.

Me facilitará el transporte: Ramiro Marca, carpintero

Vivo en Ciudad Satélite (El Alto), me va a facilitar el transporte hasta Obrajes (zona Sur). No me dio nada de vértigo el paseo, gracias por esta obra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia