Ciudades

Cinco claves para entender el lío ocasionado por la Línea Blanca

Polémica. Las objeciones de un grupo de vecinos y los argumentos de Mi Teleférico

Pelea. El cerco de calaminas en la Av. Busch es una pizarra para quienes están a favor y en contra.

Pelea. El cerco de calaminas en la Av. Busch es una pizarra para quienes están a favor y en contra. Luis Salazar.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

02:43 / 17 de junio de 2015

El daño al paisaje urbanístico, la destrucción del patrimonio, dudas sobre la utilidad del transporte por cable, la invasión a la privacidad de casas que están en el trazo de la Línea Blanca y la tala de árboles son los ejes de tensión entre juntas de vecinos de Miraflores y Mi Teleférico.

En el primer caso, Armando Aguilar, vecino y miembro del Colegio de Arquitectos de La Paz, explicó que el daño al paisaje urbanístico (1) será grande. “Imagínese 35 torres de dos metros (a lo largo de la avenida Busch). Sus bases de concreto ya son un atentado a este eje visual de lo que un día imaginaron los creadores de este barrio hace más de 90 años”. 

El arquitecto y urbanista Emilio Villanueva transformó en 1928 este barrio bajo el concepto de “ciudad jardín” en los que parques y plazas desempeñan un papel fundamental.

El gerente de la empresa, César Dockweiler, argumentó en varias oportunidades que para la instalación de 16 torres en El Prado miraflorino, que tiene unos 6.000 metros cuadrados (m2), la empresa solo usará 100 m2, lo que representa el 1,67% de su superficie.

Aguilar apuntó que el teleférico no será útil para el barrio (2). “El objeto de este tipo de transporte es sortear accidentes topográficos. Para la gente de El Alto es una solución, porque existe el problema de la altitud, pero en la avenida Busch, no”. Además, dirigentes de los movilizados explicaron que el vecindario tiene el servicio de transporte público tradicional a todas horas, por lo que el sistema no estaría llenando una carencia para sus moradores.

El directivo indicó que el teleférico maneja el concepto de red. “Si yo no quiero (el sistema) en Miraflores, eso afectará a los pobladores de Río Seco, que bajarán por la Línea Azul, (tomarán) la Roja y la Naranja para empalmar con la Blanca en el caso de que se dirijan a los hospitales de Miraflores”, sostuvo hace una semana.

Wálter Hoz de Vila, quien renunció a la presidencia del Colegio de Arquitectos de La Paz para repostularse y es vecino de este vecindario, apuntó que el patrimonio histórico de las plazas Villarroel (Museo de la Revolución), el monumento a Busch, la plaza San Martín (o Triangular) y la avenida, dedicada temáticamente a conmemorar a los héroes de la Guerra del Chaco, será afectado (3).

“Aquí nomás (plaza Triangular) van a poner delante del monumento un tremendo edificio para las cabinas que taparán a San Martín”. Dockweiler adelantó que se remozará la plaza Villarroel y el Museo de la Revolución y se ofreció a firmar un documento por el que se compromete a no tocar el repositorio.

Por otra parte, Bedregal indicó que con la instalación de las cabinas, los vecinos de los edificios y viviendas quedarán expuestos (4). “Cuando las cabinas pasen no va a existir privacidad para ninguna de estas viviendas”.  El gerente de la estatal dijo que no es  la primera vez que oye este argumento y  aclaró que debido a que las cabinas están en constante movimiento no hay posibilidad de que los pasajeros observen con detenimiento qué hacen los habitantes de las casas.

Aguilar, especializado en paisajismo, apuntó que en la Busch hay árboles de la especie Platanus “que requieren unos 40 años para llegar a su plenitud”, mientras Antonio Cabrejos, de la Junta de Vecinos Centro Sur Miraflores, recordó que muchos son centenarios (5). La firma anunció que talará 13 árboles y que plantará 200.

Un trazo alternativo, a debate

Armonizar

José A. Gonzales, presidente del Senado, dijo ayer que no debería descartarse un trazo alternativo de la Línea Blanca. “Ese tema debería ser parte de la negociación que puedan tener las partes”, dijo a la ANF. “Hay que tratar de buscar un consenso que permita armonizar todo: la necesidad de la ciudad de modernizarse, la posibilidad que la gente cuente con un moderno servicio de transporte, sin afectar elementos que los vecinos están cuidando”.

Planos de fase II, extraviados en Alcaldía

ANF

El gerente de la empresa Mi Teleférico, César Dockweiler, quien dijo que el único que puede paralizar las obras de la Línea Blanca es el alcalde de La Paz, Luis Revilla, aclaró ayer que entregó en abril los planos de las estaciones al gobierno local, los que en medio de la transición de alcaldes fueron extraviados.    

“Lo que sucedió es que en el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz no aparece el convenio intergubernativo y estamos dándoles otra vez los planos que hemos mandado en abril”, sostuvo Dockweiler en una entrevista en la radio Panamericana. 

El directivo anunció que enviará otra vez esos documentos a la Alcaldía. También confirmó su asistencia a la audiencia concedida por el Concejo este jueves 18 donde podrá explicar sus alcances del proyecto. “Muchos vecinos nos están haciendo firmar los planos porque es un compromiso de ejecutarlos tal cual”, especificó Dockweiler.

Hay —añadió— dos convenios firmados en marzo y junio de este año con la Alcaldía que están en vigencia. El primero es el intergubernativo en el que se autorizó el estudio de las líneas, espacios públicos y la construcción de los nuevos ramales.

El segundo es el compromiso a intercambiar información y priorizar los trámites para la ejecución de la segunda fase, que implica el tendido de seis líneas.  Dockweiler manifestó que hay una buena coordinación entre el Alcalde y la empresa, y que le extraña que “otros grupos quieran politizar el tema”.

El lunes, el presidente del Concejo de La Paz, Pedro Susz, solicitó a la empresa que paralice las obras de este trazo hasta que se llegue a un acuerdo con la Municipalidad y los vecinos. La Línea Blanca comienza en la plaza Villarroel, baja hacia el monumento a Busch, plaza Triangular, avenida Arce y finaliza en la Curva de Holguín.

Puntos  de vista de  cuatro vecinos 

Alberto Cortez: Vecino de Miraflores

Personalmente yo estoy de acuerdo con el teleférico, pero que se respeten plazas, árboles y el paisaje.

Antonio Cabrejos: Dirigente de Miraflores Centro Sur

Un teleférico no es progreso, es antihistórico; además contaminará todavía más nuestra zona.

Wálter Hoz de Vila: Arquitecto y vecino

El teleférico provocará mayor caos en nuestro barrio, donde en las horas pico el tráfico vehicular es muy alto.

Francisco Bedregal: Arquitecto y vecino

Nuestro patrimonio histórico de las tres plazas va a ser afectado. Al parecer no conocen los  monumentos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia