Ciudades

Tendido de cable de la Línea Roja del teleférico se hará en 4 pasos

Una vez que el cable esté instalado, la empresa Doppelmayr instalará al cordón una cabina tipo jaula, que la usará para realizar el mantenimiento.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

00:00 / 05 de enero de 2014

El tendido del cable de la Línea Roja del teleférico La Paz-El Alto se realizará en dos tramos, el primero desde la sección de la exestación Central hasta YPFB y el segundo, de Yacimientos a la terminal de la 16 de Julio (El Alto). Cada uno de los procesos cumplirá cuatro pasos.  

El coordinador de la Unidad de Transporte por Cable (UTC), César Dockweiler, informó que si el tiempo es favorable el martes se iniciará el operativo para instalar el cable en la primera sección y a mediados de mes se prevé que se realice similar trabajo en la segunda.

“El montaje del cable es uno de los momentos más importantes en la construcción del teleférico. En esta labor participarán 30 especialistas extranjeros de la empresa Doppelmayr y 50 técnicos bolivianos que ya están trabajando, lo que hace un total de 80 personas”, destacó Dockweiler.  

El proceso del tendido del cordón se realizará en cuatro pasos. El primero consiste en el tendido de un cable de material sintético liviano a través de las nueve torres desde la estación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) hasta la exestación de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (Enfe). El material estará cargado en un helicóptero en un carrete que se irá soltando a medida que se enlacen ambas torres.

En esta fase trabajarán uno o dos técnicos encima de las torres para acomodar por encima el cable sintético. Esta operación se hará dos veces, una del lado derecho y luego del izquierdo, y se calcula que durará tres horas. El proceso culmina con la unión simple de los dos enlaces sintéticos en la exestación.

El segundo paso de instalación del cable comenzará al día siguiente. Consiste en el cambio del material sintético por uno de acero delgado. Para ello, se sujeta una de las puntas del cordón instalado a un motor y el otro al de acero. El motor comenzará a jalar el segundo cable, que se acomodará en lugar del primero. Esta misma acción se repetirá nuevamente con un enlace más grueso que es también de acero. Luego se prevé que se realice similar operación, pero ya con el cable especial que sostendrá las cabinas. Se calcula que este proceso dure una semana.

El cable de la primera sección de la Línea Roja mide 2.370 metros, pesa 23 toneladas y tiene 50 milímetros de grosor. Fue fabricado por la empresa suiza Fatzer.

El tercer paso consiste en el tensado y durará un día. Para ello, dos máquinas jalarán las dos puntas del cable. En criterio de Dockweiler, ésa es una de las labores de más alto riesgo, pues puede ocurrir que en el proceso de jalado uno de los cordones se suelte y éste se dispare.

El último paso es el empalme. Para ello llegarán especialistas suizos de Garaventa, quienes se encargarán de unir meticulosamente los filamentos del cable hasta lograr una aleación que no se note. Se prevé que ese proceso tarde al menos tres días.  

“Ese acople se hará entre la torre 1 y 2. Allí instalaremos un andén para que se pueda observar el trabajo. Las máquinas soltarán el cable cuando se termine el acople”, apuntó.

Afinado de detalles

  • Verificación

Una vez que el cable esté instalado, la empresa Doppelmayr instalará al cordón una cabina tipo jaula, que la usará para realizar el mantenimiento. “También se montarán unas poleas tipo bicicletas y un péndulo para hacer los ajustes milimétricos de los balancines, así se evitará que  no haya ninguna fricción que acelere el desgaste de las piezas”, explicó el viernes el coordinador de la UTC, César Dockweiler.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia