Ciudades

Trasladan a casas prefabricadas al último grupo de damnificados

Megadeslizamiento. Desde ayer, ningún afectado o familia habita en carpas

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

13:51 / 23 de diciembre de 2011

El alcalde de La Paz, Luis Revilla,  inauguró ayer en Flor de Irpavi el último campamento de  casas prefabricadas, que acoge a  86 familias de Callapa, damnificadas por el megadeslizamiento de febrero de este año.

La instalación de este campamento se realizó gracias a la colaboración de Intervida, la Fundación para el Desarrollo Participativo Comunitario (Fundepco), Plan Internacional y Cáritas.

“Quiero informar que en este momento no tenemos ni una sola familia, ni una sola persona en carpas; absolutamente todos están en casas prefabricadas, en lugares adecuados para que puedan continuar sus vidas”, dijo.

Cada casa prefabricada tiene 18 metros cuadrados y puede albergar a una familia de siete miembros. El campamento se alza en un área privada de 3.800 metros cuadrados, y cuenta con tres módulos de baterías sanitarias, diez lavanderías  y una unidad móvil de salud para la atención médica permanente.

“Cada casa cuenta con energía eléctrica. Se instalaron postes para el alumbrado público. Además, se tiene habilitada una carpa de Soboce (Sociedad Boliviana de Cemento) para la atención del adulto mayor y otra para los niños.

Obreros de la Alcaldía construyeron un sistema de drenaje sanitario y pluvial y también amurallaron el cerco perimetral. Además, con ayuda de Cáritas se puso ripio (cascajo) en el área peatonal”, explicó Luis Lugones, secretario Ejecutivo de la Alcaldía paceña. Actualmente, de las más de 800 familias damnificadas por el megadeslizamiento,  591 viven en casas prefabricadas. Además hay 275 grupos familiares que habitan bajo techo en otros albergues institucionales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia