Ciudades

Queman vivo a rehén en Palos Blancos; no hubo auxilio

Violencia. Policía sabía de intención de lincharlo, sin embargo, no actuó

Yungas. Palos Blancos, capital del municipio donde está San Antonio.

Yungas. Palos Blancos, capital del municipio donde está San Antonio. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Micaela Villa / La Paz

01:16 / 13 de mayo de 2014

Una turba quemó vivo a Lenar Olivera Serrudo, de 35 años, autor confeso del asesinato de Joaquín Paco López, de 32. El presunto criminal fue golpeado, desnudado, le prendieron fuego a las 19.00 del domingo y agonizó hasta la 01.00 del lunes.

Su martirio pudo evitarse. Un suboficial de apellido Sipa reportó a las 15.30 del domingo a la red Erbol que el sospechoso había caído en manos de comunarios de San Antonio, a 45 minutos de la capital del municipio de Palos Blancos, en los Yungas paceños. “Van a practicar la Justicia Comunitaria, lo van a matar al cuate creo”, declaró. “La Policía es reducida y con tanta gente no podemos hacer nada. Nosotros nos vamos a hacer cargo, nos han dicho (…),  ellos quieren matarlo”, añadió.

A las 19.00 comenzó el ajusticiamiento. “(Estaba atado en la plaza), le han echado gasolina, estaba totalmente quemado, pero seguía con vida, falleció a medianoche”, relató un poblador a Erbol, la mañana de ayer.

La Agencia de Noticias Fides  reportó que en el municipio de Palos Blancos, provincia Sud Yungas, solo hay dos policías y en la vecina Caranavi 20 uniformados, cantidad “insuficiente para mantener orden y control en una jurisdicción de más de 100.000 habitantes”.

“Tenemos información de que mucha gente lo ha capturado, fue victimado en la cancha de fútbol. Hemos desplegado una comisión que va a coadyuvar (en las investigaciones)”, dijo el coronel Édgar Téllez, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, quien no explicó por qué no se organizó un operativo de rescate.

Asesinato. La fuerza pública tuvo tres horas y media para intentar salvar al asesino confeso antes de que empezara el linchamiento, y casi diez horas hasta que se produjo el desenlace fatal. Cerca de las 19.00 del sábado, la Policía hizo el levantamiento legal del cadáver de Paco López, un vendedor de autos, quien fue apuñalado dentro de su vagoneta, una Ipsum dorada.

El autor del crimen echó su cadáver a un lado de la carretera y abandonó el motorizado cerca de la comunidad de San Antonio, a donde se dirigió; fue descubierto y arrestado por los uniformados la madrugada del domingo. 

“Les juro por mi mamá, por mi familia, que es la primera vez que hago esto. Estoy resignado, no sé lo que me va a pasar, me busqué esto, pido disculpas a la familia (de la víctima) y a San Antonio”, dijo Olivera Serrudo a la Policía antes de que la turba se apoderara de él para darle muerte. La víctima le debía dinero.

“Estaba desesperado, he hecho faltar (a mi familia). Lo he hecho solo, me embarqué en un Ipsum en Villa Fátima”, añadió. Llevaba un cuchillo consigo. Tras cometer el crimen y abandonar el motorizado cerca de San Antonio, donde vive su suegro, se dirigió a la vivienda de su pariente y le robó Bs 7.400. La víctima denunció el hecho a la Policía, que lo capturó.

A las 05.00, el padre de su esposa reconoció los billetes sustraídos. La Policía relacionó ambos delitos y logró la confesión del asesinato de Paco López y la ubicación del automóvil. Este año, al menos cuatro personas fueron linchadas en el país.

35 víctimas en 2013

Datos

Entre abril y agosto de 2013, 35 personas fueron linchadas en Bolivia. Seis perdieron la vida y el resto quedó gravemente herido y con secuelas. La mayoría de las víctimas fueron acusadas de robo y asesinato, informó el Gobierno.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia