Ciudades

Vecinos y choferes aprueban a las cholitas que controlan el tráfico

Las mujeres de la guardia vial son bien vistas por peatones y por choferes. Dicen que les hacen caso y que, incluso, son mejores que los policías, aunque no faltan las críticas

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas / El Alto

00:00 / 30 de diciembre de 2014

Vecinos y choferes de El Alto aprueban la labor de las 20 cholitas viales de la Guardia Municipal de Transporte (GMT). La Alcaldía decidió incorporar otras 30 desde el 6 de enero de 2014.

Según un sondeo realizado por La Razón, en el área de la Ceja de esta ciudad, siete conductores de diez estuvieron de acuerdo con el trabajo de las cholitas viales; al igual que ocho de diez peatones.

La GMT también hizo una evaluación del trabajo de las nuevas funcionarias y obtuvo resultados similares. “Es positiva, por esta razón es que decidimos incorporar a otras 30 cholitas a este trabajo”, informó el director administrativo del GMT, Raúl Vásquez.

Las mujeres de pollera fueron incorporadas al control del tráfico vehicular el 20 de noviembre, aunque controlaron el tráfico sus tareas tenían énfasis en la orientación a los peatones para que caminen sobre las aceras, respeten los semáforos y usen las pasarelas.

En un inicio, ellas prestaron servicios en las calles Jorge Carrasco, Franco Valle, Raúl Salmón y en las avenidas 6 de Marzo y Juan Pablo II.  Posteriormente fueron llevadas a lugares alejados como las extrancas de Senkata, y Río Seco, los cruces a Villa Adela, Viacha, Ciudad Satélite y puentes Bolivia.

Fueron capacitadas, durante tres semanas, por instructores del Organismo Operativo de Tránsito (OOT), en normas de tránsito; por policías de Radiopatrullas 110,  para actuar en emergencias, y  por técnicos de la Alcaldía respecto a reglamentos de la Ley Municipal de TransporteExperiencia. Las cholitas contaron a La Razón su experiencia como nuevas servidoras públicas. Dijeron que al comienzo tuvieron que soportar la curiosidad y los malos tratos, pues  los peatones se quedaban hasta cinco minutos observándolas, y los choferes y voceadores las molestaban con piropos o bocinazos.

“Lo que pasa es que los conductores y voceadores, no todos, son atrevidos; pero debemos hacer respetar el principo de autoridad. Piensan que porque somos mujeres pueden hacernos esto”, se quejó Francisca Casa Paucara.

Para alentarlas, los funcionarios municipales les dijeron que deben observar y sancionar de acuerdo a cómo ellas querían que sea la ciudad. “Eso ha sido muy significativo para hacernos respetar y levantar sanciones”, relató Nancy Cutipa, una guardia vial.

También deben lidiar con los comerciantes ambulantes, porque muchos exceden las ya invadidas calzadas de la Ceja. Pero luego de los primeros días, ahora los choferes y peatones aprueban el trabajo de las cholitas viales: de 20 entrevistados por La Razón, 15 les dieron buena nota. “Es evidente que se debe mejorar, mas su presencia es buena, la gente ha hecho caso y eso es indiscutible. Sí, les falta más carácter, pero también hace falta que las respeten más”, sostuvo Leonardo Ramos, chofer de minibús.

“El hecho de que sean cholitas llama la atención y eso provoca que la gente les haga caso, para mí es positiva su presencia”, dijo Humberto Sardón, vecino de la zona Alto Lima, 3ra sección.

Para Maribel Siñani, vecina de la zona 12 de Octubre ellas han demostrado ser mejores que los mismos policías de Tránsito. “Yo las veo con muchas ganas de hacer bien su trabajo, eso hay que valorar y respetar. Deberían ser ellas las que les instruyan a los varitas cómo se dirige”.  

Aunque hay quienes critican su trabajo, como Rolando Cutile, chofer de minibús, quien dijo que  les falta autoridad porque les gritan y no les hacen caso y porque algunas provocan congestionamientos.

La pollera también se  uniforma

naranjaActualmente, las 20 cholitas de la Guardia Municipal de Transporte (GMT) de El Alto visten con chalecos naranjas, gorras grises y silbatos negros, pero sus zapatos y sus polleras no están uniformados y son de diferentes colores, lo que las hacen llamativas. Sin embargo, la Alcaldía de El Alto decidió uniformar incluso sus polleras y las vestirá con esa prenda de color naranja.

Capacitarán en colegios y barrios

Uno de los objetivos definidos para las cholitas de la Guardia Municipal de Transporte (GMT) es llevar  conocimientos de normas de vialidad urbana a colegios y a juntas vecinales de El Alto.

El director administrativo de la GMT, Raúl Vásquez, indicó que para ello lo primero que se debe lograr es  capacitarlas.

“No podemos llevarlas a los colegios si ellas desconocen  los reglamentos de transporte. Queremos que estén bien capacitadas y entrenadas, y una vez alcanzado el nivel requerido podremos llegar a los colegios y zonas”, explicó.

Las temáticas en las que las formarán son variadas, y van desde los tipos de señales de Tránsito, la forma de circular en las calles y abordar un vehículo de transporte público, hasta conocer qué deben hacer los vecinos cuando un chofer ha vulnerado los derechos del pasajero.

Una vez que se tenga a la cuadrilla de 50 cholitas se hará un cronograma de visitas, desde el 5 de enero.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia