Ciudades

Vecinos cierran canal de agua que va a la planta de Alto Lima

Medida. El daño fue reparado, pero EPSAS iniciará procesos penales

Movilización. Durante su protesta, habitantes del Distrito 6 desvían el curso del agua que se dirige a la planta potabilizadora de Alto Lima.

Movilización. Durante su protesta, habitantes del Distrito 6 desvían el curso del agua que se dirige a la planta potabilizadora de Alto Lima. Miguel Rivas.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

01:38 / 25 de junio de 2013

Vecinos del Distrito 6 de El Alto bloquearon ayer el canal de aducción de agua y desviaron el líquido que se dirigía a la planta potabilizadora de Alto Lima, como una medida de protesta, porque el alcalde Édgar Patana, según ellos, no soluciona al trameaje en el transporte de pasajeros.

La medida, que amenazaba con cortar el suministro de agua potable a la ladera este de la ciudad de La Paz, fue corregida por funcionarios de EPSAS ayer por la noche, cuando ese personal liberó el canal y reencauzó el líquido que baja de los deshielos.

Aunque no trajo consecuencias en el suministro, sí provocará una demanda penal de la proveedora del líquido elemento en contra de los vecinos, con la finalidad de sentar un precedente para evitar futuras acciones similares como medida de protesta.

“El Departamento Jurídico está asumiendo todas las medidas que corresponden, porque no se puede atentar contra el derecho que tiene la población a un servicio básico”, enfatizó el jefe del Departamento de Comunicación de la empresa, José María Herbas.

El asesor jurídico de la Alcaldía de esta urbe, Wilmer Centellas, explicó que cerrar las válvulas y prohibir el acceso al agua tiene una sanción legal. “El acceso al agua es un derecho humano y en el Código de Procedimiento Penal (CPP) se sanciona con tres a ocho años de cárcel a quien por cualquier medio atente contra la seguridad y funcionamiento normal de los servicios públicos”.

El bloqueo de este canal, al que los vecinos lanzaron piedras y tierra, se efectuó a las 15.30 hasta aproximadamente las 18.00, hora en que los técnicos de EPSAS lograron descongestionar el ducto. De haber seguido obstruido la tubería, el abastecimiento hubiera sido cortado desde las 02.00 de hoy a la ladera este de La Paz y al sector norte de El Alto. El almacenamiento de agua de la compañía sólo alcanzaba para distribuir ocho horas.

El fiscal general de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y dirigente de este distrito, Juan Salas, afirmó que la medida de presión nació de las bases. “Hace diez días enviamos una nota al Alcalde para que atienda el cobro de los pasajes excesivos y arbitrarios por parte de los transportistas, pero hasta la fecha no hay nada”.

Más de 300 vecinos se reunieron ayer a las 10.00 en puertas de la Alcaldía de esta ciudad exigiendo al Alcalde la eliminación del recorrido por tramos. Al no ser atendidos, marcharon hasta Alto Lima, donde intentaron ingresar a la planta potabilizadora, pero la Policía lo impidió lanzando gases lacrimógenos. Una persona resultó herida en la confrontación. 

Indignados, los marchistas quemaron los pastizales y caminaron unos 1.000 metros hacia el norte para cerrar el canal y desviar las aguas del deshielo hacia el campo.

La protesta sigue con un bloqueo

Corte

Tras haber cerrado un canal de aducción de agua en Alto Lima, los vecinos del Distrito 6 de El Alto bajaron en una marcha desde este sector hasta la plaza José Ballivián, en la zona del mismo nombre, para iniciar un bloqueo y así continuar las protestas.

Denuncian que continúa el trameaje

Vecinos del Distrito 6 de El Alto protagonizaron ayer una movilización en el centro de esta urbe para exigir al alcalde Édgar Patana un mejor control de los guardias viales para que los choferes no hagan recorridos por tramos y cobren Bs 1,30 en cada uno de ellos sin respetar el área demarcada como centro urbano. De modo que, según los manifestantes, llegan a cobrar Bs 2,60 para cruzar un sector en el que sólo deberían demandar Bs 1,30.

“Nunca se cumplió el acuerdo que se realizó entre choferes, vecinos y Alcaldía. Los transportistas nos llevan hasta donde quieren y al precio que a ellos les parece mejor”, dijo el expresidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) Rubén Paz.

El director especial de Movilidad Urbana y Transporte de la municipalidad, Carlos Lima, calificó a esta movilización de política porque en la carta enviada a Patana no sólo piden mejoras en el control del trameaje. “Hablan de que su distrito tenga en control de obras de los Bs 500.000 hacia abajo, cuando lo que se permite es hasta Bs 200.000 y luego hay solicitudes de obras”.

La Alcaldía determinó en abril incrementar el pasaje en minibús de Bs 1 a Bs 1,30 en los recorridos que sobrepasen el centro urbano delimitado por 12 avenidas. También determinó un pasaje nocturno único de Bs 1,50 desde las 20.00 hasta las 06.00. En mayo, la Alcaldía presentó a 150 guardias viales para controlar el trameaje, el cambio de discos y el cobro excesivo. Pero la población se queja de que no lo hacen.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia