Ciudades

Vecinos denuncian a dirigentes de hacer cobros y no rendir cuentas

Ciudadanos de ocho zonas que visitó La Razón denunciaron que los dirigentes de sus barrios imponen multas de hasta 100 bolivianos, pero no rinden cuentas de lo recaudado

Junta. Un vecino de Villa Aroma, del Distrito 2, realiza zanjas para alcantarillado como trabajo comunal.

Junta. Un vecino de Villa Aroma, del Distrito 2, realiza zanjas para alcantarillado como trabajo comunal.

La Razón / Miguel Rivas - El Alto

00:00 / 23 de julio de 2012

Vecinos de ocho zonas de El Alto denunciaron que los dirigentes vecinales de sus barrios realizan cobros de dinero, por ejemplo, por inasistencia a marchas, y que les impiden acceder a servicios básicos como una forma de sanción. Sin embargo, no rinden cuentas.

Los vecinos que conversaron con La Razón se quejaron de que al interior de las juntas vecinales existe coerción para que asistan a reuniones, marchas o algún tipo de actividad zonal, pero no quisieron dar sus nombres para evitar represalias de los presidentes y dirigentes zonales, porque —aseguraron— son amenazados.

Exdirigentes vecinales explicaron a este medio de comunicación que las multas surgieron, en un principio, como una forma de incentivo y de obligar a los cohabitantes a que participen en las actividades zonales, las que buscan el progreso del barrio.

Pero coincidieron en señalar que posteriormente esta práctica que buscaba nobles intenciones, fue distorsionada por dirigentes corruptos que se aprovecharon de su puesto y de las necesidades del vecindario que encabezaban.

Algunas juntas vecinales incluyeron en sus estatutos orgánicos, según los mismos vecinos, cobros y sanciones por diferentes aspectos, pero esas normas contradicen el estatuto de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve de El Alto), que es el ente matriz de todas esas organizaciones barriales, pues ésta no contempla la posibilidad de sanciones económicas.Situación. Los vecinos que realizaron las denuncias de cobros irregulares a La Razón viven en Chijimarca, 25 de Julio, Panorámica, Senkata Pucarani, del Distrito 8;  9 de Abril, Vila Vila, del Distrito 7, Panamericana II, del Distrito 14, y Mariscal Sucre, del Distrito 4.

Tres vecinos de Panamericana II coincidieron en que los dirigentes de esta zona les obligan a participar en las marchas y protestas. Macario mencionó que las “sanciones son 15 y 20 bolivianos”.

Doña Nicolasa de la zona 9 de Abril, indicó que la amenazaron con no permitir la instalación de servicios básicos en su domicilio. “No tengo tiempo para ir a todas las reuniones y menos para las marchas, soy el sustento del hogar para mis cinco hijos y vendo comida, si asisto pierdo dinero”. Ella pagó 80 bolivianos para ser incluida en la lista de beneficiarios.

 Pero las multas van hasta 100 bolivianos. La exdirigente de Viviendas 6 de Marzo en Río Seco, María Elena Deheza, comentó que “antes se decidía que se sancione a los que no asistían con pequeñas multas, pero ahora algunos dirigentes lucran porque piden hasta 100 bolivianos amparados en decisiones de las asambleas”.

Deheza enfatizó que las bases cometen un error, al margen de aceptar la imposición de multas, que es no exigir la rendición de cuentas del dinero recaudado.

Según Antonio Humérez, expresidente de la zona Huayna Potosí, “los dirigentes sacan dinero para todo y nadie regula”.Los exdirigentes dijeron a este medio que se debería aprobar la propuesta de que quienes asuman cargos dirigenciales en los barrios y en la Fejuve deberían declarar sus bienes. Vecinos opinan Macario A.‘Dirigentes buscan terrenos’

En el barrio 25 de Julio, del Distrito 8, según el vecino Mario A., los dirigentes quisieron apropiarse de un terreno que estaba desocupado. “Que se convierta en sede o que pase a las personas necesitadas decían algunos dirigentes que sabían perfectamente a quién pertenecía el lote vacío, pero se notaba un interés personal, los vecinos dijimos que se debería llamar a los dueños”. Cancio F.‘No hay sanción para los dirigentes’

Cancio F., vecino de 9 de Abril, señaló que los dirigentes no van a marchas o se ocultan en algunos mitines. “No se los sanciona, dicen que estaban negociando, o que fueron a conseguir documentación. A veces faltan a reuniones y nadie los sanciona, pero nosotros, los de base, tenemos que soportar su prepotencia, mal humor, si no les caemos bien tratan de multarnos por todo”. Antonia P.‘Se compran casas y terrenos’

La señora Antonia, de Vila Vila, indicó que los dirigentes aparecen con casas y terrenos. “Hemos visto algunos dirigentes cómo sus casas se han transformado de adobe a ladrillo y sabemos que se han comprado terrenos en otras zonas. No daré nombres, pero pediré que las autoridades no sólo de la Fejuve, sino también judiciales pongan cartas en el asunto”. Estatutos de la Fejuve de El Alto no contemplan el cobro de multasLos dirigentes se amparan en las decisiones de asambleas pese a contradecir la norma  El Estatuto Orgánico de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) no establece sanciones económicas por inasistencia a reuniones, marchas, protestas o mitines. Pero algunas normas barriales sí las incluyen.

“Es cierto también que las bases deciden en cada zona, por eso ese tipo de contradicciones se deben mejorar en un congreso estatutario para actualizar el documento”, explicó el presidente de la Fejuve, Rubén Paz, cuando se le consultó acerca de esa contradicción.

Santiago Márquez, dirigente de la Fejuve, criticó algunos excesos. “Creo que algunas zonas confunden entre determinaciones temporales y otras que son de largo plazo, la idea no es perjudicar a los vecinos y ellos deben saber que si no participan, también es un problema”.

Consultados si la Fejuve debe sancionar a los presidentes de zonas y sus dirigentes si incurren en actos que no están contemplados en el estatuto orgánico de la entidad, los dirigentes y exdirigentes coincidieron en que no, con el argumento de que la determinación de las multas se las asume en asambleas, en las cuales los mismos vecinos las aprueban.

Pero Matías Chura, vecino de base de Mariscal Sucre, criticó esa respuesta. “No es simplemente ampararse en las bases, para eso se es dirigente, para dirigir, si las bases están equivocadas el presidente u otro miembro de la directiva debe orientar porque no se puede hacer cobros, pues eso no está permitido, ni establecido en el máximo documento vecinal”. Demandas de los vecinosVecinos de ocho barrios piden que se anulen sanciones y obligaciones de asistir a marchas y reuniones. Demandan la realización de auditorías a las organizaciones sociales. Y solicitan que los dirigentes no tengan la posibilidad de ocupar cargos públicos después de abandonar la dirigencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia