Ciudades

Vecinos se enfrentan a choferes en una jornada que deja 8 heridos

Insultos, golpes, pedradas y chicotazos marcaron el segundo día de paro del transporte sindicalizado en al menos 12 puntos de bloqueo en la ciudad de La Paz. Los vecinos reaccionaron y en Pasankeri una pelea campal dejó al menos ocho heridos. 

Pelea. Vecinos de la zona Sur protestaron ayer contra el bloqueo de los choferes en la 21 de Calacoto.

Pelea. Vecinos de la zona Sur protestaron ayer contra el bloqueo de los choferes en la 21 de Calacoto.

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

01:22 / 09 de mayo de 2012

Los choferes cumplieron ayer las 48 horas de paro contra la Ley Municipal de Transporte y Tránsito Urbano que consideran los hace pasibles a una doble sanción que atenta contra su gremio (con la implementación del transporte masivo) y da atribuciones de control a las juntas vecinales.

El presidente de la Federación de Choferes de La Paz, René Vargas, admitió ayer que se cometieron excesos. “En algunos casos se nos ha pasado la mano, hay algunos compañeros que se han excedido en el castigo, especialmente en bajar las llantas de las motocicletas. Yo, fraternalmente pido que nos disculpe la sociedad en su conjunto”, dijo, según ABI.

Los problemas comenzaron a reportarse desde las 07.00. Conductores ebrios, que pernoctaron dentro de sus coches en las calles de la ciudad, quisieron, en algunos puntos, cortar el paso por las aceras. Vecinos afectados denunciaron que habían consumido alcohol durante la vigilia.

En Miraflores (plaza Triangular, avenida Busch), Villa Fátima (plaza Villarroel, Plaza del Maestro), la avenida Zavaleta, Villa El Carmen, Achachicala, Terminal, Ciudadela Ferroviaria, la calle 21 de Calacoto, avenida Mariscal Santa Cruz, Plan Autopista y Pasankeri se cometieron excesos contra personas que protestaban por el bloqueo de la urbe y contra los vehículos de particulares.

Expulsión. En Pasankeri, el intento de los vecinos de desbloquear la avenida Marcelo Quiroga Santa Cruz —tomada por vehículos y choferes del sindicado Eduardo Abaroa— dio paso a un violento enfrentamiento entre choferes y vecinos, que dejó como saldo ocho heridos: cinco entre los vecinos, dos entre los policías y un camarógrafo de UnitelIsmael Quintanilla, dirigente vecinal, explicó que la decisión de desbloquear la vía se dio a raíz de la agresión de los transportistas a dos moradores de la zona el lunes.

“Decidimos desbloquear pacíficamente, pero fuimos recibidos con una lluvia de piedras. Por eso luego se instaló un cabildo en el que exigimos a la Alcaldía declarar a la avenida Marcelo Quiroga ‘ruta libre’ para el ingreso de otra línea de transporte. Las líneas  27, 29  y la CH no dan un buen servicio”, añadió. Por la noche, un ampliado vecinal resolvió expulsar al sindicato de la zona y bloquear desde hoy los accesos para impedir el paso de vehículos de este sindicato. Sus afiliados culparon de la violencia al alcalde de La Paz, Luis Revilla, “por aprobar una ley que atenta contra nuestras fuentes laborales. Él ha incitado a los vecinos a salir a las calles contra nosotros”, justificó un conductor.

Los incidentes continuaron en otros puntos de la ciudad. Según reportó Erbol, un grupo de conductores que bloqueaba en inmediaciones del hospital Arco Iris cobraba a los propietarios de vehículos particulares Bs 10 para dejarlos pasar. Esta exacción fue denunciada por moradores en otras zonas de La Paz.

En la rotonda de la avenida Zavaleta, los choferes impidieron el paso de una ambulancia que se dirigía a la zona Sur. Sin embargo, según mostró la red ATB, en el mismo punto, minutos después los conductores abrieron paso a un coche del Gobierno. Los choferes incluso intentaron evitar el paso de peatones por este sector, lo que provocó discusiones con los transeúntes que rechazaron el exceso.

En el Plan Autopista, los conductores que bloqueaban la autopista La Paz-El Alto pincharon llantas y rompieron los parabrisas de los coches de quienes se animaban a transitar por el sector. 

En la avenida Busch, esquina Díaz Romero, Denis Quiroga, de 20 años, y de oficio canillita, fue agredido por un grupo de choferes por salir en defensa  de los taxistas que trataban de llevar pasajeros. “Los choferes le rompieron la luminaria y uno de los vidrios; después saltaron con palos y con una punta de fierro me golpearon la cabeza”, contó Quiroga.

En Miraflores, Villa Fátima, Achachicala, Terminal, y la calle 21 de Calacoto, también se registraron este tipo de hechos. Allí, coincidentemente, los vecinos reportaron que los conductores, durante la vigilia nocturna, consumieron bebidas alcohólicas.

Tensión. Cerca de las 17.00, la tensión se trasladó a la zona Sur, cuando se produjeron amagues de enfrentamiento entre los conductores del sindicato Litoral, encargados de bloquear la zona, y un grupo de vecinos que se congregó en la calle 21 de Calacoto.

Propiciada sobre todo por jóvenes —convocados a través de las redes sociales Twitter y Facebook— el grupo se plantó frente a los bloqueadores para exigirles que dejen circular a los particulares y a los choferes libres. La agresión física entre ambos bandos, de un centenar de personas cada uno, fue conjurada por el despliegue de un contingente policial que, sin embargo, no paró los insultos ni evitó que se lanzaran botellas y piedras.

En Villa Fátima, los cocaleros y conductores, que mantenían un bloqueo en inmediaciones de la Plaza del Maestro, se enfrascaron en una guerra de insultos.

El ejecutivo de la Central Única de Transporte Urbano de Pasajeros (CUTUP), Gonzalo Millares, dijo que la violencia fue generada por personeros de la Alcaldía. “Han generado malestar y obviamente reaccionamos”, apuntó. “Entendemos que ha sido una reacción no justificable (de los vecinos), pero entendible frente a la actitud abusiva de los conductores”, apuntó Pedro Susz, director de Gobernabilidad de la Alcaldía.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia