Ciudades

Viajeros sufren seis tipos de maltrato en el servicio a Yungas

El director departamental de Transporte y Telecomunicación, Claudio Choque, lamentó que entre las personas afectadas haya poca costumbre de canalizar sus denuncias a través de esa oficina.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

09:20 / 19 de febrero de 2018

Alza de tarifas, maltrato y exceso de velocidad son algunas de las quejas que tienen los usuarios del servicio de transporte a Yungas. La Gobernación asegura que los pasajeros no están acostumbrados a acudir a la Oficina de Defensa del Consumidor (Odeco).

A ésas se suman protestas por la falta de servicio cuando hay campeonatos de los sindicatos, sobre todo de minibuses, discusiones que se generan por la oferta y la demanda de pasajes o el cobro exagerado por el equipaje.

El director departamental de Transporte y Telecomunicación, Claudio Choque, lamentó que entre las personas afectadas haya poca costumbre de canalizar sus denuncias a través de esa oficina.

El 5 de septiembre de 2017 se aprobó el Decreto de Regulación del Transporte Automotor Terrestre Interprovincial, Intermunicipal y Turístico del departamento de La Paz”, que fija los parámetros para dar un buen servicio.

Sin embargo, como es de reciente aprobación, los choferes lo desconocen. Según Choque, Odeco de la terminal de Minasa recibió 17 quejas por malos tratos o excesos de los conductores.

La mayoría de los contratiempos se generan por el servicio que prestan minibuses y taxis que hacen los recorridos a Caranavi, Coripata, Chulumani y Coroico.

Jaime Quispe, secretario general del Sindicato Yungas-La Paz, dijo que hay un estricto control de Tránsito y Odeco para evitar que se susciten inconvenientes.

Sin embargo, los pasajeros discrepan con el dirigente. Miro Luna, por ejemplo, sufrió hace poco un impasse. “Mi mamá, de la tercera edad, había comprado un boleto para ir a Chulumani, pero le dijeron que se vaya en el siguiente vehículo porque habían vendido pasajes a una familia. Reclamé y les grabé, y amenazaron con no llevarla en ningún coche. Tuve que despacharla en un bus”.

El afectado subió el video a Facebook, lo que desató una ola de protestas de los usuarios que viajan a Chulumani. 

La Razón visitó la Terminal de Minasa. Allí recogió testimonios de otros viajeros que se quejaron por la velocidad excesiva de los vehículos que van hacia Caranavi y La Asunta.

Los consultados, 11 en total, pidieron no ser identificados por temor a represalias de los transportistas. “Nos conocen y viajamos seguido, es mejor no meterse en problemas”, dijo una usuaria.

Según la Alcaldía de La Paz, a diario salen desde esa terminal terrestre de 250 a 300 vehículos de transporte público, entre buses, minibuses y carrys,

La elevación arbitraria de los pasajes, de entre Bs 5 y Bs 10, por lo general ocurre cuando existe mucha demanda, lo que ocurre en fines de semana y feriados.

“Hacia Coroico, Caranavi y Chulumani se presentan problemas. Algunos se quejaron a Tránsito y les devolvieron, aunque muchos por no hacerse líos se aguantan”, sostuvo otro viajero.

Quispe reconoció que en fechas festivas a veces se incrementan las tarifas. “Pero eso se compensa, porque cuando no hay demanda, también baja a lo mínimo”.

Los inconvenientes además se suscitan por la variación de la tarifa debido a la oferta y la demanda. Por ejemplo, si una persona compra un boleto a Bs 30, luego aparece un vehículo que remata a Bs 25; por la diferencia, el pasajero busca la devolución.

“Es constante ese tipo de problemas; los operadores no quieren devolver, aunque al final terminan cediendo”, apuntó la suboficial Sofía Laura, quien trabaja en la terminal.

A la oficina de Tránsito también llegan denuncias sobre exceso de velocidad, las que en su mayoría cuentan con el respaldo de videos grabados por teléfonos móviles.

“Cuando traen la información, pasamos el dato a los sindicatos y ellos sancionan”, advirtió la uniformada, aunque reconoció que existen pasajeros que piden rapidez a los transportistas.

Otro de los contratiempos que se suscita, especialmente en los minibuses que hacen el recorrido a Chulumani, es el cobro por el transporte de los equipajes. “Las personas ni siquiera anotan la placa o la empresa, y al final pocas denuncias se vuelven formales. Cuando hay casos extremos, las personas saltan a Odeco y llegan hasta estas oficinas”,  

Por su parte, el dirigente aseguró que se rigen en la norma que permite el traslado de hasta 20 kilos adicionales.

La oficina tiene dos años de funcionamiento, pero el personal es “a contrato”. Como en diciembre de 2017 venció la anterior gestión en enero de este año se suspendió la atención al público.

Sobre la suspensión del servicio durante campeonatos, Quispe dijo que tienen un rol de salidas, que se cumplen estrictamente. “A los que incumplen se los sanciona de acuerdo con la gravedad con turnos o semanas de suspensión”

Agregó que mientras un usuario presente su queja formal, tiene las garantías para hacerlo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia